RECUERDO DE UN GRAN GEÓGRAFO

RECUERDO DE UN GRAN GEÓGRAFO

El pasado martes 8 de agosto, falleció el geógrafo alemán Ernesto Guhl Nimtz, padre del ex viceministro del Medio Ambiente y vicerrector de la Universidad de Los Andes, Ernesto Guhl Nanetti, y del director del Centro de Investigaciones en Microbiología y Parasitología Tropical de esa misma Universidad, Felipe Guhl Nanetti.

14 de agosto 2000 , 12:00 a.m.

Guhl Nimtz nació en Berlín el 15 de mayo de 1915. Estudió geografía en la Universidad de Berlín y vino a Colombia en 1937 huyendo, como muchos otros alemanes, del auge del nazismo en Europa , como afirma José Eduardo Rueda Enciso en una biografía publicada por la Biblioteca Luis Angel Arango.

Al llegar a Colombia, afirma Rueda, Guhl se vinculó a la Sociedad Colombo Alemana de Transporte Aéreo (Scadta), actual Avianca, como miembro de la sección científica que fijaba fronteras por medio de la fotogrametría. Trabajó en el Catatumbo y luego fue geógrafo de la Escuela Normal Superior. Con su alumno y amigo Miguel Fornaguera escribió el libro Colombia, ordenación del territorio con base en el epicentrismo regional.

Después de eso, se vinculó a la docencia universitaria. En 1952 entró a la Universidad Nacional de Colombia, donde trabajó por más de 33 años como profesor de las facultades de Sociología y de Ciencias Humanas. Su objetivo como profesor era generar en sus educandos una nueva forma, totalmente humanística, de ver y entender la geografía , dice Rueda.

En palabras de Guhl, la geografía es el producto de una relación con el medio y, sobre todo, con el medio nuevo, el medio extraño .

Ernesto Guhl trabajó por épocas en el Instituto Geográfico Agustín Codazzi y en otras instituciones como el Ministerio del Trabajo, en donde fue jefe del Departamento Técnico de Seguridad Social Campesina.

Se salvó de ir al campo de concentración alemán en Fusagasugá, porque se casó con una colombiana. Según relata Rueda, a diferencia de otros europeos que vinieron huyendo de la Segunda Guerra Mundial, Guhl echó raíces en Colombia, pero no se nacionalizó . El decía: no me gusta ser ciudadano de segunda clase .

Se quedó por su esposa, sus hijos, sus amigos y por los páramos andinos, que le proporcionaron la posibilidad de desarrollar una metodología de trabajo diferente, por aquello de la tridimensionalidad del espacio colombiano , como él decía.

Por más de 50 años, este geógrafo recorrió Colombia a pie, lo que le sirvió para escribir sus casi 300 artículos, ensayos y libros, entre los que se destacan los dos tomos de Colombia: bosquejo de su geografía tropical, publicados por Colcultura en 1975 y 1976, y su libro Las fronteras políticas y los límites naturales, publicado por el Fondo FEN en 1991.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.