LOS QUE FALTAN POR PEDIR PERDÓN

LOS QUE FALTAN POR PEDIR PERDÓN

Hace una semana el mundo conoció públicamente un mea culpa expresado a nombre de la Iglesia Católica por el papa Juan Pablo II, quien reconoció las culpas frente a hechos que hoy producen arrepentimiento.

20 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

En una ceremonia realizada en la Basílica de San Pedro, en la cual seis cardenales por turnos señalaban las categorías que de los pecados de la Iglesia, el Santo Padre pidió perdón a nombre de esta institución.

Pero, si bien no se mencionó con nombres propios los pecados cometidos, para quienes presenciaron esta ceremonia quedó claro que aquí estaban incluidos el holocausto Nazi, la inquisición o la violencia de la evangelización.

La Iglesia programó esta ceremonia en el año considerado como del perdón. Pero si bien la Iglesia comenzó con el ejemplo, existe un amplio listado de perdones que no han sido pedidos en el país por los violentos, los defraudadores, los corruptos o quienes buscando el lucro personal, cometen faltas contra los demás.

En esta lista, como en la presentada por el Papa, existen diversas categorías de culpa, pues no todos los pecados se hicieron por acción sino que buena parte de ellos se registraron por omisión.

Pero no sólo colombianos deben estar incluidos en este proceso de contrición. También algunos extranjeros que han cometido faltas contra personas o entidades del país deberían públicamente reconocer sus culpas.

Aunque no están incluidos todos, esta es una lista de los perdones que más de un colombiano debería pedir en el país.

Los que dejaron colar el elefante y no hicieron nada por detenerlo.

Quienes construyeron puentes en el país con materiales de inferior calidad que luego tuvieron que volver a levantarse con un saldo de accidentes y personas muertas.

Los culpables de la defraudación de la banca oficial.

Quienes debían auditar lo que estaba pasando en la banca oficial y no denunciaron a nadie.

Quienes conociendo las defraudaciones y teniendo la facultad para intervenir, no lo hicieron.

Los culpables del descalabro de algunas cooperativas del país.

Quienes abusaron de la confianza de miles de familias que creían en el sector cooperativo y que fueron defraudadas.

Los deportistas que han cometido embarradas en sus presentaciones nacionales e internacionales buscando presionar el logro de objetivos económicos o puramente por vanidad.

Los personajes famosos que hoy, en vez de ser un ejemplo para los jóvenes y en general para la sociedad, cometen actos que resultan una verdadera verguenza nacional.

Los altos funcionarios que abusando de su poder han obrado contra el patrimonio del país o contra la honra de las personas en el exterior.

Los extranjeros que se han ido hablando mal del país, luego de que fueron acogidos, queridos y bien pagos.

Los que secuestran niños y cometen actos contra los infantes.

Los que siguen reclutando menores de edad para la guerra, y se pasan por la faja el Derecho Internacional Humanitario.

Los que cometen atentados contra ciudadanos inermes, a sabiendas de la indefensión en que se encuentran.

Los que utilizan la política para el lucro personal y se jactan en público de su contribución a la reivindicación de los derechos de los colombianos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.