LA CONSPIRACIÓN DEL RAYO

LA CONSPIRACIÓN DEL RAYO

01 de octubre 2000 , 12:00 a.m.

Plaza y Janés, Bogotá, 2000 Biografía novelada del gran general Mosquera que tiene más de historia que de novela y que, por estar escrita con notable talento y destreza, anuncia para su joven autor un brillante porvenir como escritor y novelista destacado. Así lo esperamos confiadamente.

Mosquera tuvo, a lo largo de su vida, cinco compañeras. De él sí podría decirse que fue sátrapa ambulante con más mujeres que un visir . Hay unos pocos errores: 1. Mosquera no pudo relacionarse en 1833 con la emperatriz Eugenia sencillamente porque en esa fecha, no era emperatriz. 2. Los gólgotas no eran enemigos de los cambios acelerados. Al contrario. 3. Mosquera no quería convención en Cartagena en 1863, pero por temor a la influencia del general Juan José Nieto. 4. Los chapines no eran un rústico calzado . Las reinas los llevaban. 5. Núñez no fue Secretario de Hacienda de Mosquera sino del Tesoro. 6. No era Eustorgio Salazar sino Eustorgio Salgar. 7. La estatua de Bolívar por Tenerani no la encargó Mosquera, sino el General París. Pero nada de eso empaña el notable mérito de esta obra, que pone de relieve el verdadero carácter de Mosquera y traza con mano maestra la perfidia de Carlos Martín. El juicio de Mosquera ante el Senado es la obra de un diestro narrador.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.