EJEMPLO DE LIDERAZGO FEMENINO

EJEMPLO DE LIDERAZGO FEMENINO

La lucha de la mujer es constante y se ve en cualquier estrato social. Profesionales o no, a nivel de organizaciones comunitarias, ellas tienden a ser líderes. Es como si el ejemplo de las madres Wayyú en La Guajira, influyera en la vida cotidiana de las citadinas. Son las organizadoras de la familia y, cada vez, hacen parte de las funciones operativas de una empresa.

05 de mayo 1994 , 12:00 a. m.

A nivel comunitario, ellas tienen una gran aceptación. Impulsan las obras y crean estrategias de trabajo, con el fin de cumplir con las metas y así mejorar la calidad de vida de sus hijos que crecen en comunidad.

Uno de los grupos que se destaca en los últimos años, es el de las líderes comunitarias de Ciudad Bolívar, al suroccidente de Bogotá, una de las zonas de mayor densidad de población marginada.

Son mujeres que tienen un promedio de 39 años de edad y en su mayoría de origen campesino de los departamentos de Santander, Caldas, Meta, Boyacá, Cundinamarca, Tolima y Bogotá.

Según la investigación La Mujer en Ciudad Bolívar de Olga Ortiz Solano, socióloga de la Universidad Nacional y que trabajó para la Fundación Diálogo Mujer, las líderes tienen entre 2 y 10 hijos y llegaron a Ciudad Bolívar entre 1980 y 1982.

El trabajo de ellas va desde traer agua potable a las viviendas, hasta de participar en los programas preventivos de salud para los ancianos de la comunidad.

Con el tiempo limitado por sus ocupaciones como ama de casa también, llama la atención que se preocupan por capacitarse y así ofrecer una mejor atención a sus vecinos.

Hijos de la comunidad Uno de los planes de autogestión más conocidos de las líderes de Ciudad Bolívar, es el de los jardines Comanditarios. Allí se da atención a los niños de un mes a los seis años de edad, en salacunas y a nivel de preescolar.

Es de gran ayuda, puesto que la mayoría de las madres de Ciudad Bolívar tienen que trabajar para mantener económicamente su hogar.

Por lo general están fuera de casa durante el día y, al finalizar la tarde, cuando regresan a casa, recogen a sus pequeños.

En esa labor, las líderes se enfrentan a diversas dificultades que logran vencer gracias a la experiencia: ellas se convierten en expertas y son capaces de resolver cualquier problema.

Las dificultades que con mayor frecuencia se presentan, son las que hieren su sensibilidad de mujer, es decir, cuando son cuestionadas y les preguntan el por qué lo hacen.

Sin duda, es un esfuerzo poco valorado, tanto por los vecinos, como su propia familia. Por eso, las líderes se convierten en personas solitarias.

Hoy, se en ese sector de Bogotá, funciona un movimiento de mujeres que luchan por unas mejores condiciones de vida a nivel de vivienda, salud, protección a los niños, educación y participan en la formación de la comunidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.