E N E L G O B I E R N O D E G A V I R I A MI GALLADA JAVERIANA

E N E L G O B I E R N O D E G A V I R I A MI GALLADA JAVERIANA

Señor director: Cuando terminé mi último preparatorio (Procedimiento Civil) ante la mirada socarrona de Chepito Esguerra (q.e.p.d.), mi decano, el P. Giraldo, me abrazó emocionado y me soltó esta premonición: Mono, vas a llegar muy lejos . Sinembargo, desde aquel glorioso año 81, con profecía a bordo, los que han llegado lejos, y muy lejos, en la administración pública, han sido mis amigos, compañeros y contertulios, mi gallada javeriana, en una palabra. Veamos: el Mono Eduardo Vergara Wiesner, quien repitió dos veces conmigo casi media docena de exámenes, es hoy el encumbrado director de Bienestar Familiar.

10 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

El corrillero y nómada Kiko Becerra, es ya ex ministro de Educación y Contralor General de la Nación. Martica Rincón, bella, tímida y apolítica, no revelaba allá en el 2o piso de la séptima con cuarenta, esas destrezas de gerente y presidenta de instituciones financieras. Sinembargo, su inteligencia y nadadito de perro, la llevaron a dirigir Apertura Económica y el Incomex. Maurico Rodríguez Agudelo, quien me nutrió de apuntes hasta quinto de carrera, era tímido, parco, pero pepa . De ahí que haya sido un as en hacienda pública y esos otros vericuetos cambiarios. Por eso es hoy el Superintendente de Control de Cambios.

José Gregorio Hernández, el Laureano Gómez del barrio Quiroga como lo bauticé, era modesto, místico, y hechura de primero de carrera hasta hoy, de Gabriel Melo Guevara. Por eso presenta su alvarismo subido en el viceministerio de Comunicaciones. El troskista Carlos Espinosa Faccio-Lince, negado para todas las materias de derecho, era allá en el último pupitre, el voraz lector de Hegel. Hoy es el brillante senador por Bolívar y quita y pone ficha como director alterno del partido liberal. Luis Carlos Villegas Echeverry, quien le serenateaba al P. Giraldo en sus cumpleaños, se colocó en las pasadas elecciones como el firme sucesor de Plumón, en Pereira.

Juan Manuel Turbay, viceministro de Desarrollo y Nohemí Sanín, embajadora en Venezuela, eran de la montonera de los grandes de quinto cuando nosotros apenas íbamos en segundo. Pero esa montonera, como mi gallada resultaron ser en el tren de Pereira, la crema , la flor y nata del poder gavirista. Gracias a Dios, el P. Giraldo recuperó su buen genio perdido durante el gobierno barquista, ya me hace ojitos cuando me ve pasar por su despacho, y hasta me soltó que llegaría lejos, muy lejos. Y eso Padre --le constesté-- que nací en Santa Rosa de Cabal, viví en Dosquebradas, saqué bachillerato en Pereira (donde vaca braca , made Liceo de Los Andes) y terminé derecho bajo su santa protección.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.