Secciones
Síguenos en:
HALLAN MUERTOS A DOS NARCOS

HALLAN MUERTOS A DOS NARCOS

Tres pasajeros que habían sido secuestrados el martes al llegar al aeropuerto Olaya Herrera de esta ciudad entre ellos dos supuestos integrantes del Cartel de Medellín fueron hallados muertos. Sus cuerpos que presentaban señales de tortura fueron encontrados en zona rural del municipio de Guarne, región del oriente en Antioquia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
13 de julio 1991 , 12:00 a. m.

Funcionarios de la Inspección de Policía Guarne identificaron a las víctimas como Juan Carlos Díez (de 40 años), Fernando Javier Richter (35) y Jairo Enrique Londoño González (39).

La directora de Instrucción Criminal, seccional Antioquia, Martha Luz Hurtado de Osorio, dijo ayer que Díez y Londoño realizaban actualmente contactos con abogados ante jueces de la República, con el propósito de someterse a la Justicia colombiana.

Ellos querían beneficiarse con la rebaja de penas y no extradición que contemplan los Decretos 2047, 3030 y 303, expedidos por el Gobierno.

Según informaciones suministradas por testigos en el terminal aéreo, que prefirieron mantener su nombre en reserva, las tres personas llegaron a Medellín el martes a las 6 p.m., en un pequeño avión particular procedente de Apartadó (Urabá).

Según las mismas versiones, luego abordaron un vehículo de servicio público que fue interceptado en la glorieta del terminal por un grupo de hombres armados que se identificaron como miembros de la Dijin de la Policía. Los secuestradores se los llevaron con rumbo desconocido.

La Inspección General de la Policía envió a Medellín un investigador para establecer si una patrulla de esa institución realizó esa operación.

Sinembargo, el comandante de la Dirección de Policía Judicial e Investigación (Dijin), coronel Luis Enrique Montenegro Rinco, afirmó que el procurador regional Juan Guillermo Sepúlveda constató la noche de la desaparición que ninguno de los hombres se encontraba en las instalaciones de ese organismo en Medellín.

El alto oficial dijo además que Arroyabe visitó las instalaciones de la escuela Carlos Holguín, el Departamento Administrativo de Seguridad y el F-2 y no encontró a los desaparecidos.

Agregó también que en el momento de la inspección todos los miembros de ese organismo con sus respectivos vehículos se encontraban en sus respectivas guarniciones policiales.

Los cadáveres fueron encontrados el miércoles en la vereda La Mosca, corregimiento La Honda de Guarne, sobre la carretera al aeropuerto José María Córdova.

Asimismo en la Inspección de Policía de Guarne se informó que sus cuerpos presentaban impactos de pistola nueve milímetros y fusil, y se encontraban maniatados y con evidentes signos de tortura.

Agregaron que los cadáveres sólo pudieron ser reconocidos por los familiares de las víctimas ayer, cuando se desplazaron junto con una comisión de Instrucción Criminal de Antioquia y de la Procuraduría Regional hasta esa localidad, situada a 25 kilómetros de Medellín.

La directora de Instrucción Criminal calificó el hecho como un grave escollo en el proceso de sometimiento de narcotraficantes y extraditables a la Justicia colombiana. Precisamente ella es la encargada en el departamento de Antioquia.

Hurtado dijo que la investigación por el triple asesinato fue asumida por el Juzgado 34 de Instrucción Criminal de Guarne.

El Procurador Sepúlveda dijo preocupado que estos hechos ponen el proceso al borde de la parálisis, y confió en una investigación a fondo del caso que había sido denunciado ante su oficina por familiares de las víctimas.

Mientras tanto, el Comité Asesor de Paz de la Gobernación de Antioquia se reunió en la tarde de ayer para analizar la situación.

A Díez, según se informó en Medellín, se le conoció con el alias de El Campeón y era considerado como un hombre clave dentro del Cartel de Medellín.

Ayer se informó extraoficialmente que con las tres víctimas llegó otra persona en la avioneta pero que salvó su vida porque tomó otro taxi. Sin embargo, su identidad no fue establecida.

Asimismo, las primeras averiguaciones indican que el crimen fue cometido en un lugar diferente al que fueron hallados los cuerpos, toda vez que en el sitio no fueron encontradas vainillas de las armas con que fueron asesinadas las tres personas.

El sometimiento de narcotraficantes a la Justicia colombiana se inició el 19 de diciembre del año pasado, con la entrega de Fabio Ochoa Vásquez. Posteriormente lo hicieron sus hermanos Jorge Luis y Juan David, y el paramilitar Otoniel Vanegas Pérez.

El proceso llegó a su punto culminante el pasado 19 de junio con el sometimiento de Pablo Emilio Escobar Gaviria, considerado como el jefe del Cartel de Medellín, junto con dos de sus lugartenientes.

Desde esa fecha hasta hoy, otros nueve hombres de esa organización al margen del la ley se han acogido voluntariamente al beneficio de las medidas expedidas por el Gobierno Nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.