DE GREIFF: GAVIRIA BUSCA APACIGUAR A E.U.

DE GREIFF: GAVIRIA BUSCA APACIGUAR A E.U.

El fiscal general de Colombia, Gustavo de Greiff, emplazó ayer al Gobierno y al Congreso de Estados Unidos a probar que está vinculado con el narcotráfico. A la vez, el Fiscal tildó de mentirosos a diversos responsables estadounidenses, negó las acusaciones que éstos han hecho en su contra y acusó al Presidente César Gaviria de criticarlo respecto al combate del narcotráfico para apaciguar a Washington.

24 de abril 1994 , 12:00 a.m.

Por su parte, el alcalde de Baltimore (Maryland), Kurt L. Schmoke, criticó fuertemente los ataques hechos por altos funcionarios de su país contra el Fiscal.

A no ser que el Departamento de Justicia esté dispuesto a revelar evidiencias contra él, será preciso concluir que De Greiff es víctima de una bien orquestada campaña para acallar a la disidencia respecto a los modos de combatir el narcotráfico , afirmó Schmoke.

De Greiff, que se encuentra en una visita privada en Washington, a donde llegó procedente de Gran Bretana, dijo que cuando Estados Unidos comenzó a criticarlo, Gaviria le dijo que temía que Washington aplicara sanciones contra Colombia y le pidió que hiciera algo para dar con una solución al problema del narcotráfico.

De Greiff atribuyó las críticas que le ha formulado Gaviria a un presunto deseo del mandatario de apaciguar a Estados Unidos. Ellos querían aparecer serviles al gobierno de Estados Unidos atacándome , dijo.

Asimismo, De Greiff, en una charla con periodistas, replicó enérgicamente al senador John Kerry al que llamó mentiroso porque afirmó públicamente que De Greiff se reunió con narcotraficantes para negociar la reducción de sus condenas.

Kerry interpretó como vinculación a las tres reuniones que tuvo De Greiff por separado con Helmer Herrera, Juan Ramírez y José Olmedo Ocampo, del cartel de Cali, como negociaciones secretas para reducirles las sentencias .

Esas reuniones no fueron secretas, dijo el fiscal, y reiteró que después de las reuniones se emitieron documentos públicos, se informó a otras agencias colombianas (...) y se solicitó evidencia contra estos individuos a otros países, entre ellos Estados Unidos .

De Greiff dijo que esos cargos reflejan el desconocimiento de la ley colombiana y afirmó que la justicia de su país está cumpliendo con lo que marca el nuevo Código Penal.

El Fiscal llamó exagerada la percepción de que el Gobierno de Colombia está totalmente corrompido, descartó que las reformas al C.P. colombiano hayan sido dictadas por los narcotraficantes y retó a quienes afirman una u otra cosa a que presenten pruebas.

De Greiff dijo que los ignoraba los motivos que tendrían los funcionarios de Estados Unidos para lo que él llamó una campaña en su contra, pero afirmó que la Procuradora General, Janet Reno, estaba molesta porque él había dicho que la guerra contra la droga era un fracaso.

Su última reunión con Reno en noviembre pasado, dijo De Greiff, terminó muy mal y desde entonces, pese a algunos encuentros con otros funcionarios del Departamento de Justicia que ella dirige, las relaciones se han deteriorado mucho .

Reiteró que, contrario a lo que Reno y otros piensan, en la nueva ley colombiana sobre el narcotráfico la reducción de penas es menor que en la legislación anterior.

Tal vez ellos quieran sacarme del puesto porque tal vez con eso puedan obtener que se modifique la ley o que se nombre a alguien que no cumpla con los mandatos de la ley , dijo.

No es obra de narcos En una audiencia presidida por el senador Kerry, el ex narcotraficante colombiano encarcelado en Florida, Gabriel Taboada, aseguró que la nueva ley fue propulsada por los narcotraficantes.

Si eso fuera verdad no han debido elegir al señor Gaviria (próximo secretario general de la Organización de los Estados Americanos) en la OEA porque él fue el que impulsó la ley , comentó De Greiff.

El funcionario también rechazó el testimonio de la Procuradora General auxiliar, Jo Ann Harris, ante la subcomisión de terrorismo, en el que dijo que De Greiff había accedido a consultar con Estados Unidos antes de entrar en negociación de penas en cualquier caso para el cual Estados Unidos hubiera provisto evidencia o Colombia se la hubiera pedido .

Como miembro del poder judicial yo no puedo aceptar consultar con nadie, ni nacional ni extranjero. Sólo con la ley y la Constitución. Nunca acepté consultar con nadie , insistió.

Sobre las críticas que le han hecho funcionarios estadounidenses sobre su posición en torno al tema de las grogas, de Greiff dijo que no soy un estúpido o un arrogante para decir que se legalice el narcotráfico . Dijo que simplemente, al igual que gente respetable en Estados Unidos y en otras partes, se mostró partidario de estudiar esa alternativa.

Hay que buscar una forma racional de acabar con una actividad que transforma algo que vale 2.000 dólares en Colombia en 20.000 dólares en Estados Unidos y 40.000 dólares en el Reino Unido, dijo.

Con tono de frustración declaró que las críticas estadounidenses no toman en cuenta los progresos logrados en la sangrienta lucha contra el narcotráfico, como la muerte de los jefes de los carteles como Gonzalo Rodríguez Gacha, Pablo Escobar, la extradicción de Carlos Ledher y el sacrificio de centenares de autoridades y jueces que dieron su vida.

En una declaración escrita entregada a la prensa, de Greiff lamentó que algunos de los argumentos para sustentar las críticas contra él se basen en el testimonio de un reo que esta semana aseguró que la corrupción alcanza a los más altos niveles del Gobierno.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.