NO ME INCLINO ANTE LOS PODEROSOS: FISCAL

NO ME INCLINO ANTE LOS PODEROSOS: FISCAL

El fiscal Gustavo De Greiff se mantuvo ayer en que la guerra contra las drogas como está planteada es un fracaso. De Greiff dijo que hay cinco puntos fundamentales que demuestran que la actual estrategia contra las drogas no es exitosa. El Fiscal dijo que, a pesar de la guerra, las áreas cultivadas de droga han aumentado. En solo Colombia, citando un informe de las Naciones Unidas, se pasó de 13.000 hectáreas cultivadas a 50.000 en el último año.

04 de mayo 1994 , 12:00 a.m.

El segundo punto que demuestra que la lucha está fracasando es que el consumo no ha disminuido; el tercero, según De Greiff, es que ni siquiera el 10 por ciento de la droga exportada ni el 10 por ciento del dinero ganado por los narcotraficantes ha sido confiscado.

La cuarta razón expuesta por el Fiscal es que hay muy pocos narcotraficantes en la cárcel, y el quinto, que a pesar de la muerte de Gonzalo Rodríguez Gacha y Pablo Escobar y la extradición de otros colombianos y la muerte de otros delincuentes, el negocio de la droga sigue en aumento.

Qué éxito hay allí?, le preguntó el Fiscal a los asistentes a un debate en el Senado de la República en el que se discutió la política de sometimiento y el Código de Procedimiento Penal.

El senador Roberto Gerlein le dijo al Fiscal que se había equivocado al hablar en Estados Unidos de legalización de drogas.

Tiene razón usted, doctor Gerlein, cuando dice que mi error fue hablar en Estados Unidos de legalización, pero es que yo sufro un problema en la columna que me impide inclinarme ante los poderosos , dijo De Greiff.

El Fiscal dijo que Colombia tiene derecho a hablar y que como Fiscal tengo toda la autoridad moral para hacerlo. No soy abogado de la legalización, pero sí creo que hay que estudiar la posibilidad de mirar si se puede legalizar para enfrentar a los narcotraficantes .

De Greiff defendió la política de sometimiento a la justicia y dijo que es un instrumento eficiente en la búsqueda de la paz.

No nos podemos hacer ilusiones de que la guerra se gana con penas altas; el problema es de valores y eficacia en la administración de Justicia , dijo el Fiscal.

En el debate también intervinieron el procurador Carlos Gustavo Arrieta, y el ministro de Justicia, Andrés González Díaz.

El Procurador calificó, entre tanto, de irresponsables a todos aquellos que están promoviendo la legalización.

No es serio hablar de legalización cuando no existen estudios profundos sobre el tema. Es simplista decir que la legalización acaba con las ganancias multimillonarias de los narcotraficantes. Lo que hay que hacer es avanzar en la investigación de estos temas , dijo Arrieta.

El Procurador defendió las virtudes de la política de sometimiento, pero dijo que necesita ajustes como también los necesita, según él, el Código de Procedimiento Penal (CPP).

El jefe del Ministerio Público dijo que no pueden seguir existiendo entre 60 y 70 normas difusas y contradictorias entre sí que llevan a los jueces y fiscales a no saber cuáles se pueden aplicar y cuáles no. Por eso es necesario reformar el CPP para integrar toda esta legislación, enfatizó.

Arrieta reiteró sus críticas al CPP y dijo que su flexibilidad, su discrecionalidad y la falta de controles pueden llevarnos a un indulto disimulado .

El jefe del Ministerio Público también rechazó una afirmación formulada por los senadores citantes Humberto Peláez Gutiérrez y Bernardo Gutiérrez, según la cual Arrieta comenzó a criticar el CPP después de que el senador John Kerry y la procuradora Janet Reno acusaran a Colombia de ser blanda con los narcotraficantes.

Eso lo debo desmentir de manera absoluta: el Procurador de Colombia no sigue criterios ajenos, sino los propios, y por ello resulta irrespetuoso que se piense siquiera que hace una segunda voz a las censuras foráneas que hoy se escuchan , aseguró Arrieta.

El Ministro de Justicia también rechazó esta afirmación y dijo que él no se guía por parámetros establecidos por funcionarios de otros países.

El Procurador dijo que existen documentos que demuestran que ha manifestado su inconformidad con el actual CPP y que desde hace dos años viene insistiendo ante diversos organismos del Estado en que es necesario diseñar una política criminal que no cree dudas sobre una lucha radical contra la impunidad.

Penas más altas El ministro de Justicia, Andrés González, advirtió que la reforma legislativa tendiente a dosificar las penas para los narcotraficantes no responde a las apreciaciones de ningún gobierno extranjero.

González precisó que el incremento de las penas obedece a la necesidad de armonizar la legislación procesal con la ley penal y disponer de un mayor margen de negociación para aplicar la política de rebaja de penas.

En su categórica intervención González dejó en claro que de ninguna manera el Gobierno comparte los planteamientos y cuestionamientos del senador Kerry respecto de la estrategia colombiana en la lucha contra las drogas.

Actitudes como esa, ante un país que ha resultado sacrificado en la lucha contra las drogas, constituyen procedimientos inadmisibles, injustos e inapropiados .

El Ministro de Justicia no se acobarda ni ante el poder extranjero ni ante la presión de la delincuencia organizada en el interior del país. Creo que la soberanía nacional no sólo está amenazada por presiones externas que debemos rechazar con energía, sino tambíen por las internas, promovidas por la criminalidad , sostuvo.

González puso a consideración del Senado la necesidad de hacer un análisis tanto al Código Penal como al Estatuto de Estupefacientes, básicamente en materia de aumento de penas.

En criterio del Ministro, la política de sometimiento a la justicia ha sido efectiva y ha permitido el desmantelamiento progresivo de las organizaciones narcoterroristas en el país. Sin embargo, advirtió, es conveniente ahora introducir algunas reformas tendientes a fortalecerla y a impedir que se constituya en un instrumento ineficaz en la lucha contra el narcotráfico.

Senadores cuestionan al Gobierno El senador Humberto Peláez cuestionó la actitud del Gobierno tendiente a introducir reformas a la legislación penal ante, según él, las apreciaciones del Gobierno de Estados Unidos.

A su juicio la Constitución ha sido irrespetada ante la actitud del Gobierno de pretender introducir reformas a una política de sometimiento que ha sido hasta el momento eficaz.

Cuál es la razón para que esta política de sometimiento que antes era tan bella, hoy le parezca al Gobierno horrible y monstruosa? , se preguntó Peláez.

Por su parte, la senadora María Izquierdo hizo un severo cuestionamiento de la actitud del ministro González ante temas como la fuga de La Catedral y las críticas del senador Kerry acerca de la estrategia nacional contra las drogas.

La senadora calificó la actitud de González como débil y advirtió que el Congreso no va a reformar de nuevo la legislación penal.

La crítica de Izquierdo llegó a tal punto que a las 8:10 de la noche prefirió abandonar el recinto de la plenaria del Senado por sus discrepancias frente al Ministro.

Para Roberto Gerlein es claro que la legislación penal debe ser respetada y aplicada por todos los órganos del país.

A su juicio, el Gobierno no puede pretender introducirle modificaciones cada vez que lo estime necesario.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.