PARA EVITAR OTRO FOCO DE CONFLICTO EN EL GOLFO E.U. PRESIONA A ISRAEL ACEPTAR MISIÓN DE ONU

PARA EVITAR OTRO FOCO DE CONFLICTO EN EL GOLFO E.U. PRESIONA A ISRAEL ACEPTAR MISIÓN DE ONU

El Gobierno estadounidense aumentó ayer la presión contra Israel para evitar que se desvanezca la alianza árabe e internacional contra Irak y se desvíe la atención de la crisis del Golfo Pérsico. El secretario de Estado estadounidense, James Baker, insistió durante una conferencia de prensa en su deseo de que se produzca una completa aplicación de la resolución de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que aclare las circunstancias de la muerte de al menos 21 árabes en Jerusalén durante los incidentes ocurridos el pasado 8 de octubre.

17 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

Baker añadió que este es el único camino para que Israel pueda explicar su versión, porque de lo contrario el Gobierno israelí adoptaría una posición en la dirección equivocada.

Las declaraciones del jefe de la diplomacia estadounidense se suman a las peticiones del presidente de Estados Unidos, George Bush, para que el Gobierno de Israel le colabore a la ONU en despejar las circustancias alrededor de los incidentes de Jerusalén.

El Gobierno estadounidense intenta así evitar las críticas de los países árabes y que la presión contra Irak se desvanezca al desviarse la atención internacional sobre el histórico conflicto palestino-israelí. En este sentido, Baker expresó el interés de Washington de mantener la cohesión en la alianza internacional contra Irak y reiteró su deseo de que la ONU centre su atención en la crisis del Golfo.

El Consejo de Seguridad de la ONU, tras aprobar el pasado viernes una resolución en la que se condena la muerte de 21 palestinos, está decidido a enviar a Jerusalén una delegación que investigue la masacre, pese a que el Gobierno de Israel comunicó que no la recibirá.

El secretario general, Javier Pérez de Cuéllar, afirmó ayer en Nueva York que tan solo se encuentra a la espera de las declaraciones del embajador israelí ante la ONU, Johanan Bein, en torno al tipo de tratamiento que recibirán los miembros de la delegación.

Ante las peticiones de Estados Unidos, Johanan Bein subrayó ayer en declaraciones al canal de televisión estadounidense CNN que el incidente de Jerusalén es un asunto interno de Israel.

Por su parte, el alcalde de Jerusalén, Teddy Kollek, aseguró ayer que está dispuesto a reunirse con la delegación de la ONU a pesar de la decisión del gabinete israelí de rechazar la investigación extranjera. Kollek dijo a la radio israelí que toda negativa a reunirse con el grupo sería una muestra de debilidad .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.