LA IGLESIA DEFIENDE AL FISCAL

LA IGLESIA DEFIENDE AL FISCAL

Había la sensación de que el fiscal Gustavo de Greiff y la Iglesia no estaban en buenos términos. Pero ayer fue la Iglesia la que dijo que eran injustas las críticas contra De Greiff, sobre quien cayeron los detractores del sometimiento a la justicia y la Conmoción Interior. A la hora de la verdad el Fiscal ha querido ceñirse a la legislación. Si esta quedó mal, no es problema del Fiscal; él no la hizo , dijo monseñor Rubiano, presidente de la Conferencia Episcopal.

03 de mayo 1994 , 12:00 a.m.

La Iglesia no se quedó ahí. Habló de otros temas, como el de las elecciones e invitó a los colombianos a votar masivamente para elegir al presidente de Colombia.

Y hubo un tirón de orejas para la guerrilla, por sus actos de violencia y para Gaviria por sus resultados en este frente.

El camino que han escogido no es el adecuado dijo monseñor sobre los subversivos. No se pueden escudar en que hay desigualdad e injusticia social para hacer una guerra inmisericorde, en donde mueren inocentes. Nunca tendrá justificación una incursión guerrillera. Hay quienes tienen interés en la guerra, y no podemos aceptarlo. Hay que buscar caminos de diálogo .

Sobre la gestión de Gaviria, dice que el Presidente hizo un gran esfuerzo. Buscó la paz, pero llegó un momento en que se desilusionó, se desanimó porque no había respuestas y la violencia, en vez de disminuir, creció. El balance del Presidente es positivo en muchos aspectos; desafortunadamente en otros fundamentales no fue como se esperaba. En un documento titulado Por un liderazgo de los valores , la Iglesia invitó a votar por el candidato que asuma como bandera propia la paz, que muestre propuestas transparentes en torno a temas como el narcotráfico, la guerrilla, la defensa de la vida, la educación, la salud.

A conciencia Insisten en superar la pasividad, el pesimismo y la abstención y recuerdan que su compromiso es elegir no solo a un gobernante, sino a un símbolo y modelo de persona y de ciudadano.

A los candidatos, entre tanto, les solicitan que en estos días en que se intensificarán los debates, muestren con transparencia sus programas.

El pueblo colombiano espera que el próximo jefe de Estado asuma un positivo y audaz liderazgo para la consecución de la paz. Un liderazgo que considere la diversidad de los conflictos regionales y que integre los liderazgos morales existentes en la sociedad civil. Un presidente que con firmeza lidere los sectores económicos, las Fuerzas Armadas y la sociedad en general, en la creación de condiciones propicias para lograr y mantener la paz.

Un presidente que tenga una conducta clara y tajante frente al narcotráfico, a los paramilitares y los grupos guerrilleros, los convoque y comprometa en la construcción de la paz en el marco de la Constitución. Un Jefe de Estado que exija el respeto integral al derecho internacional humanitario, como la manera de humanizar el conflicto armado mientras se soluciona definitivamente .

Para la Iglesia el mayor desafío que enfrenta el próximo presidente es conducir el país hacia la convivencia pacífica de todos los colombianos.

En Colombia es casi inexistente una cultura democrática capaz de solucionar, sin recurrir a las armas o a otros tipos de violencia, los conflictos que se generan. El principal responsable de la paz es el Presidente, a él le incumbe conservar y restablecer el orden público y dirigir las Fuerzas Armadas .

Otro reto es alcanzar una cultura de respeto a la vida y demás derechos fundamentales de las personas.

Las familias colombianas tienen la sensación de que el Estado no está en condiciones de garantizar la vida humana y de que esta no es prioridad de los gobernantes ni de las instituciones públicas. En el último cuatrenio fueron asesinadas más de cien mil personas de las cuales 34 mil eran jóvenes menores de 25 años.

Son numerosas las formas como los colombianos irrespetamos la vida y la dignidad humana: el creciente número de abortos y de entidades públicas y privadas comprometidas en su proliferación, aumento de los secuestros, permanencia de desapariciones, ejecuciones extrajudiciales, torturas y masacres .

Los prelados de Colombia le piden al futuro presidente que garantice el desarme físico de las personas y el desarme de los espíritus, que cierre la brecha entre ricos y pobres, que imprima transparencia a la administración y promueva el uso honesto de los recursos públicos.

Invitaron a rezar por un futuro mejor para el país, porque desafortunadamente, dijo monseñor Rubiano, cada día nos parecemos más a la película La lista de Schlindler.

Preparémonos para las elecciones del 29 de mayo en actitud de oración. Para el futuro presidente pediremos al Señor que le dé un corazón que escuche para poder gobernar. Al pueblo colombiano, que sepamos tener en cuenta lo noble, lo justo y lo verdadero, en nuestra decisión electoral .

La Iglesia criticó de paso, los baches o huecos que tiene la actual Constitución, pero señaló que apenas lleva tres años de vida y todavía requiere tiempo para ajustarla verdaderamente al país.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.