ENTREGA DE OCHOA: ALGUNAS DUDAS EN ESTADOS UNIDOS

ENTREGA DE OCHOA: ALGUNAS DUDAS EN ESTADOS UNIDOS

La oferta de rebaja de penas y no extradición extendida por el Gobierno colombiano a los jefes del narcotráfico podría ayudar a disminuir la violencia en ese país, pero sin poner fin a la producción y exportación ilegal de cocaína, estiman analistas y agentes antidroga de Estados Unidos. Jorge Luis Ochoa, número dos del Cartel de Medellín, se entregó el martes pasado a las autoridades colombianas, a cambio de promesas de una sentencia reducida y de que no será extraditado a EE.UU.

18 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Especialistas del Consejo Nacional de Seguridad y del Departamento de Estado discutieron el hecho el miércoles con el jefe interino de la Dirección Nacional de Política Antidrogas, John Walters, y manifestaron luego su satisfacción por el hecho de que había un narcotraficante menos en la calle .

Pero James Shedd, vocero de la Agencia Antidrogas (DEA), dijo que la entrega de Ochoa no dio lugar a ninguna celebración en ese organismo.

La DEA, dijo Shedd, entiende el sufrimiento que ha pasado Colombia y su deseo de poner fin a la violencia que ha causado tanto derrame de sangre, pero al mismo tiempo teme que la entrega de Ochoa y otros cabecillas dejen intactas las estructuras del narcotráfico. Ambler Moss, director de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad de Miami, consideró posible que con el canje de sentencias leves por paz Colombia siga siendo un gran productor de drogas .

El ex fiscal federal, Richard Gregorie, quien logró el inculpamiento de Ochoa en Miami en 1986, se declaró muy desconfiado del acuerdo de Ochoa con el Gobierno de Bogotá y expresó la esperanza de que alguien, dentro del Gobierno de Estados Unidos, sepa lo que busca este plan colombiano .

Gregorie recordó que Ochoa ya fue arrestado dos veces, y las dos quedó en libertad con la ayuda de jueces y funcionarios gubernamentales.

Afirmó igualmente que Ochoa era quien pagaba al ex dictador panameño, Manuel Noriega, para que Panamá sirviera de puente al narcotráfico y centro de blanqueo de los beneficios.

Según el ex fiscal, no existe ninguna duda de que Noriega trabajaba para Ochoa , y de que este último está en posesión de un gran volumen de evidencias contra otros traficantes.

Noriega es enjuiciado en Miami por haber aceptado como mínimo 4.6 millones de dólares en sobornos del Cartel de Medellín.

El inculpamiento contra Ochoa en Miami lo acusa de introducir 58 toneladas de cocaína en Estados Unidos y de haber ordenado la muerte de al menos dos personas entre ellas la del ex piloto e informante de la DEA, Barry Seal.

De ser enjuiciado en Estados Unidos, Jorge Luis Ochoa podría ser condenado a prisión perpetua irrevocable.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.