Secciones
Síguenos en:
CONGRESO DIVIDIDO POR PROCESO DE PAZ

CONGRESO DIVIDIDO POR PROCESO DE PAZ

El Senado se mostró dispuesto a autorizar a su presidente, Carlos Espinosa, para que viaje a México a indagar si la Coordinadora Guerrillera (CG) está dispuesta a reanudar el proceso de paz. Una proposición de Espinosa con el respaldo de medio centenar de firmas suscitó prolongado debate sobre el conflicto armado en el país y dejó en claro la intención del Legislativo de tener una participación más directa en el proceso.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
14 de mayo 1992 , 12:00 a. m.

Sinembargo, la proposición no fue votada por falta de quórum y la decisión se adoptará hoy, luego del debate con los ministros de Gobierno, Humberto de la Calle, y de Defensa, Rafael Pardo, sobre la manera como el Ejecutivo ha manejado el proceso de paz. En el debate se escucharon posiciones contra la posibilidad de que el Congreso se inmiscuya en asuntos del Ejecutivo, pero también opiniones en favor de que se exploren todos los mecanismos que desempantanen un proceso que se encuentra en una de sus etapas más difíciles.

La senadora Claudia Blum, de la Nueva Fuerza Democrática, leyó una constancia firmada por varios miembros de su bancada en la que advierte la necesidad de que la guerrilla demuestre explícitamente su decisión política de hacer la paz, liberando a las personas que retiene, sometidas a la cruel tortura del secuestro, cesando sus ataques a las Fuerzas Armadas, a la Policía y a la infraestructura energética y vial del país, como requisito previo a la reanudación de los diálogos.

El senador del Movimiento de Salvación Nacional, Enrique Gómez Hurtado, se mostró en contra del viaje de Espinosa, y afirmó que el diálogo no puede ser un instrumento indefinido. En su concepto, es ambigua la misión del presidente del Senado, pues el Congreso puede desgastarse en una tarea que no le corresponde y que puede conducir a la desinstitucionalización del país.

Una de las más vehementes intervenciones en contra del viaje de Espinosa fue la del liberal Luis Guillermo Sorzano. Dijo que las conversaciones de paz son una estrategia dentro de la guerra, y nunca el manejo de la guerra se le ha dejado en ninguna parte del mundo a los congresos.

Agregó que lo único que se puede conseguir es la atomización del proceso de paz, y acusó a Espinosa de querer conjugar sus propósitos de regionalización de la Costa Atlántica con los anhelos de paz de los colombianos.

También intervinieron en la plenaria los senadores Aníbal Palacio, Juan Guillermo Angel, Mario Laserna, Julio César Turbay Quintero, Guillermo Angulo Gómez, Anatolio Quira, Roberto Gerlein y Gabriel Muyui, entre otros.

Carlos Espinosa precisó que su decisión de viajar a México no tiene la anuencia del Gobierno. En las horas de la tarde, Espinosa se reunió en su oficina con el consejero presidencial para asuntos de paz, Horacio Serpa Uribe, a quien le informó sobre su intención de pedir autorización de la plenaria del Senado para realizar el viaje.

Se trata, dijo Esponosa, de que el Congreso recupere su protagonismo en un proceso que ha perdido su credibilidad y que después de meses de haberse iniciado no ha arrojado resultado alguno.

La propuesta de desplazarse a México fue el resultado de una solicitud que le hizo llegar la CG, aclaró Espinosa.

De su misión, en caso de que el Senado la apruebe, deberá rendir un informe. Sin embargo, por iniciativa del conservador Guillermo Angulo Gómez, se introdujo la aclaración de que no se trata de entablar una negociación directa con los alzados en armas, sino de explorar si tienen voluntad de paz de regresar a la mesa de conversaciones.

Durante el debate hubo posiciones radicales contra la gestión del Gobierno, como la que expuso Roberto Gerlein. Dijo que el presidente César Gaviria había fracasado en su intento por encontrar una solución política al conflicto armado. Esta es la primera oportunidad para que el Congreso participe en la búsqueda de una solución al problema , dijo. Flórez Vélez: Gaviria tiene la razón Medellín El alcalde de Medellín Omar Flórez Vélez, presidente de la Federación Nacional de Municipios, se identificó plenamente con la carta que le envió el Presidente César Gaviria, en la que rechaza los diálogos regionales con la guerrilla.

Consideró que el documento presidencial señala una política de Gobierno y abre unas posibilidades importantes en torno al futuro manejo del problema de la paz.

Asimismo, estuvo de acuerdo con la posibilidad de realizar foros y diálogos regionales, sin la presencia de guerrilleros, pero con la participación de todas las fuerzas sociales y política.

De igual forma, el dirigente insistió en que a los conflictos hay que darles una salida civilista. Las circunstancias son evidentemente claras. Llevamos medio siglo matándonos los colombianos y resulta que las balas no le han dado la paz al país .

De otro lado, los partidos políticos también reaccionaron frente a los diálogos.

El Social Conservador consideró que el Gobierno perdió la capacidad de manejar los temas prioritarios que afectan la nación.

En un comunicado, señalan que esta colectividad no puede seguir siendo un simple espectador y, en consecuencia, propone, que la voluntad de paz se centre en los partidos, el Congreso, los gremios, los sectores sociales y en la opinión pública .

Por último, reitera su respaldo al Gobierno para impulsar la paz sin más dilaciones y con base en el cese de las hostilidades, la liberación de los secuestrados y la terminación de actos terroristas contra la población civil, los bienes públicos y daños ecológicos .

El Partido Comunista dijo que la negativa del presidente Gaviria a los diálogos regionales, indica que el Gobierno se orienta a extender la suspensión del proceso de paz.

El consejero de Paz, Horacio Serpa, dijo que si bien el Gobierno considera que la instancia de Tlaxcala está agotada, respeta la decisión que tome el Congreso .

De otro lado, los ministros de Gobierno, Humberto de la Calle y de Defensa, Rafael Pardo Rueda, fueron citados para hoy a la plenaria del Senado con el propósito de que respondan una serie de interrogantes sobre el proceso de paz. Gobernadores: no a diálogos sin autorización Anoche, una encuesta de televisión reveló que la mayoría de gobernadores no está dispuesta a adelantar diálogos regionales con la guerrilla, si no cuentan con la aprobación del Presidente. Solo los gobernadores de Cauca, Tolima, Huila y Santander, de los 18 encuestados, están dispuestos a iniciar los diálogos regionales aun sin contar con la autorización del Presidente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.