EL CIELO SE ILUMINÓ CON LAS BOMBAS

EL CIELO SE ILUMINÓ CON LAS BOMBAS

Unos diez F4-G Wild Weasels de la Fuerza Aérea de Estados Unidos alzaron vuelo a la 1 de la madrugada para atacar a Irak. Era el segundo ataque, en una noche perfecta: sin luna, pocas estrellas y algunas nubes. De esta forma, la coalición internacional dirigida por Estados Unidos comenzó bajo mandato de las Naciones Unidas el ataque destinado a obligar a las fuerzas iraquíes a evacuar Kuwait.

18 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Cuando los Weasels despejaron el camino fueron seguidos, una hora más tarde, por decenas de jets de combate de los Marinos, los FA-18, acompañados por aviones EA-6 Prowler para interferencia electrónica y de aviones de combate A6 Intruder, procedentes de la base del este de Arabia Saudita, que sigue siendo secreta.

Todos los aviones regresaron a la base unas cuatro o cinco horas después, según los voceros de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y de los Marines.

Me siento preparado y el escuadrón también , declaró el primer piloto en alzar vuelo, el coronel George John Boy Walton, de 42 años, al entrar a su cockpit agregando: Es bueno comenzar, es el camino más corto para volver a casa .

El anuncio del inicio de las operaciones aéreas proporcionó un sentimiento de alivio a los soldados estadounidenses que desde hace más de cinco meses se encuentran en el desierto.

Cinco horas antes de comenzar la ofensiva, los soldados habían recibido instrucciones de tomar medicamentos contra un eventual ataque con gases nerviosos y de llevar siempre consigo su equipo de protección contra un ataque químico.

Sobre la capital iraquí, el cielo estaba iluminado con los disparos de las baterías antiaéreas de los iraquíes, con sus balas trazadoras y con la explosión de las bombas estadounidenses.

El avión de Walton transportaba bombas capaces de destruir los sistemas radar de los misiles iraquíes tierra-aire SAM.

Cada avión transportaba dos misiles HARM. Todos tenían un objetivo bien definido. Todos dieron en el blanco , agregó Walton.

Fue algo tremendo... Bagdad se iluminó como un árbol de Navidad , relató un comandante de un escuadrón estadounidense después de regresar de una misión de bombardeo contra la capital iraquí.

No me quedé sin adrenalina. Estallaban bombas por doquier... Fue un espectáculo sobrecogedor , dijo otro piloto que tomó parte en las primeras incursiones de la guerra del Golfo Pérsico para expulsar a Irak de Kuwait.

Misiles de crucero Tomahawk lanzados desde buques de guerra estadounidenses, bombarderos F-15E aliados, Tornados británicos y saudís, Jaguars franceses y Hawks kuwaitíes que despegaron desde bases en Arabia Saudita y el Golfo Pérsico en las primeras horas de ayer en un asalto avalado por las Naciones Unidas llovieron sobre Irak.

Los pilotos detallaron que sus blancos incluyeron misiles antiaéreos en torno a Bagdad.

El presidente George Bush dijo que sus fuerzas están decididas a destruir el potencial iraquí en armas químicas y nucleares.

En el otro bando, el comando militar iraquí afirmó haber derribado 14 aviones aliados sinembargo las fuerzas aéreas británica, francesa y kuwaití aseveraron que todos los aviones participantes en la operación inaugural de la guerra regresaron a sus bases.

Francia indicó que cuatro de sus aviones Jaguar fueron alcanzados por fuego hecho desde tierra por los iraquíes cuando volaban sobre Kuwait.

Asimismo, corresponsales destacados en bases aéreas en Arabia Saudita también corroboraron que no hubo bajas entre los aviones estadounidenses.

Fui con un grupo de camaradas y todos volvimos. Eso es lo importante para nosotros , expresó un piloto de F-15. La pequeña Fuerza Aérea kuwaití, la cual escapó del emirato en las primeras horas del 2 de agosto, manifestó que 12 de sus aviones efectuaron una incursión independiente a la luz del día después de la primera oleada de ataques.

Por su parte, el general Norman Schwarzkopf, comandante de la fuerza estadounidense de 425 mil hombres desplegada en el Golfo Pérsico, arengó a sus efectivos antes de que abordaran sus aviones: Os habéis entrenado duramente para esta batalla y estáis preparados... Confío plenamente en vosotros. Nuestra causa es justa! Ahora debéis ser el trueno y el rayo de la Tormenta del Desierto .

En declaraciones emitidas ayer por las cadenas de televisión estadounidenses, algunos de estos pilotos aseguraron que durante los ataques, cuando se aproximaron a los aparatos iraquíes, algunos de ellos volaron hacia el norte como medida de precaución.

No tenemos adversarios , declaró el capitán de la Fuerza Aérea estadounidense, Gentner Drummond, y agregó que si se hubiesen quedado en tierra les hubiéramos bombardeado y si hubiesen volado en nuestra dirección los habríamos derribado, por lo que su mejor salida fue dirigirse al norte .

El piloto indicó, sin embargo, que fueron recibidos con fuego de las baterías antiaéreas iraquíes situadas en Kuwait, pero afirmó que sabía que estaba fuera de su alcance.

El coronel estadounidense John Walton declaró, luego de regresar de un ataque aéreo sobre Bagdad, que había sido atacado con numerosa artillería antiaérea y aseguró que vio el lanzamiento de al menos un misil SAM tierra-aire.

Asistí a una de las más fantásticas demostraciones de fuegos artificiales que he visto en muchos años , manifestó.

Por su parte, el capitán estadounidense Steve Tate, 28 años, quien acababa de derribar desde su caza F-15 un avión iraquí en la periferia de Bagdad, dijo ayer: Era una inmensa bola de fuego. Fue algo terriblemente excitante .

Tate y sus tres camaradas habían despegado de una base aérea aliada situada en el este de Arabia Saudita el jueves a la 1:30 de la mañana en su primera misión.

Los cazas volaron hasta Bagdad con algunos minutos de adelanto respecto de los bombarderos que debían proteger y, luego de un reaprovisionamiento de combustible, llegaron a las cercanías de Bagdad justo después de las 3 de la mañana, hora local.

Cuando volaban en formación sobre los bombarderos, el capitán Tate vio en su radar un punto que venía de tierra y que se dirigía a la cola de uno de los tres F-15 que lo acompañaban.

No sabía si el avión enemigo perseguía a nuestro aparato, pero decidí ponerlo en la mira y lancé un misil , dijo el piloto.

Cuando el aparato explotó, todo el cielo se iluminó. El avión cayó en llamas estrellándose en el suelo, donde estalló en mil pedazos , dijo Tate y estimó que el aparato iraquí era un Mirage F-1 de fabricación francesa.

El capitán Tate, quien encabezaba una escuadrilla de cuatro F-15 que escoltaban bombarderos rumbo a Bagdad, fue uno de los primeros pilotos en alcanzar la capital iraquí.

La región del norte de Bagdad dijo parecía una gran iluminación navideña.Se podian ver los disparos de la artilleria antiaérea,los cohetes percutantes y los tiros de obuses. Se veian destellos por todos lados Luego de relatar como explotó el avión enemigo,agregó:Me siento bien.Nunca antes había experimentado esta sensación.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.