COMENZÓ OLA DE ATENTADOS

COMENZÓ OLA DE ATENTADOS

El temor ante la posibilidad de que se realizaran atentados terroristas contra objetivos estadounideneses o de sus aliados se hizo realidad. Autoridades de Berlín informaron ayer sobre una media docena de atentados contra instalaciones y empresas estadounidenses en el extranjero, en lo que algunos temen que pudiera ser el principio de represalias terroristas por los bombardeos de Irak a cargo de fuerzas encabezadas por Estados Unidos.

18 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Las ya estrictas medidas de seguridad adoptadas en toda Europa fueron intensificadas tras el estallido de la guerra en la región del Golfo Pérsico, como en los principales aeropuertos, que son protegidos por tropas y vehículos blindados.

La comunidad estadounidense en Bonn era protegida por policías equipados con ametralladoras, a lo que se agregó el cierre de algunas escuelas y el retiro de participantes de Estados Unidos del torneo por la Copa Mundial de Esquí.

En Washington, el senador republicano Orrin Hatch indicó que diversas instalaciones estadounidenses en el extranjero fueron objeto de atentados desde que comenzara el bombardeo contra Irak, aunque en ninguno de los casos se informó sobre lesionados.

Hatch, miembro del Comité del Senado sobre Inteligencia, dijo que entre los incidentes antiestadounidenses figuró un atentado contra la biblioteca del Servicio de Información de Estados Unidos en Quito (Ecuador) y disturbios alrededor del consulado estadounidense en Lahore (Pakistán).

Hay terroristas que están siendo emplazados en toda Europa y el Medio Oriente por (el presidente iraqués) Saddam Hussein, y hasta en nuestro país. Yo creo que vamos a ver muchos actos terroristas , dijo el senador Hatch.

En Nueva Delhi, la policía dijo que una poderosa bomba estalló en la oficina local de la aerolínea American Airlines luego que cerró, y 14 horas después de que Estados Unidos y sus aliados atacaron objetivos en Irak.

En la ciudad alemana de Kiel fueron destrozadas las ventanas del centro cultural estadounidense Kennedy Haus, y la policía en Bonn informó que se sospecha que fue intencional el incendio de grandes proporciones registrado en un comercio de propiedad de estadounidenses.

Otros dos atentados se registraron en CHile contra templos estadounidenses mormones se registraron, informó ayer la policía de ese país.

Una bomba compuesta por 200 gramos de amongelatina explotó en la iglesia de los Santos de los Ultimos Días en Viña del Mar a 110 kilómetros al oeste de Santiago, horas después de estallar las acciones bélicas.

Casi en forma simultánea otro artefacto de dinamita detonó y destruyó parcialmente un templo mormón en La Serena, 500 kilómetros al norte de la capital chilena.

Mintras tanto, un fuerte dispositivo de control y vigilancia se mantiene en la Embajada y el Consulado de los Estados Unidos.

Por otra parte, un operación de alta vigilancia policial se inició ayer en Nueva York para abortar cualquier tentativa terrorista que pueda surgir como consecuencia de la Guerra del Golfo contra Irak y sus tropas invasoras de Kuwait.

El Comisariato Central de Policía convertido desde el pasado lunes en Centro de Comando Anti-Terrorismo mantiene una alerta permanente de 24 horas. Allí trabajan esencialmente miembros del FBI (policía federal), de los servicios médicos de urgencia y bomberos en una sala dominada por un gran reloj mural puesto a la hora de Bagdad.

La policía ha aconsejado sistemáticamente la prudencia a las sociedades comerciales y a los órganos de prensa de los países extranjeros representados en la Coalición Internacional que atacó Bagdad distribuyéndoles números telefónicos de alerta y recomendándoles no abrir ningún paquete o cartas sopechosas.

Los aeropuertos de Estados Unidos se encuentran desde ayer bajo estrictas medidas de seguridad establecidas por la administración federal para evitar posibles atentados terroristas fomentados por Irak.

En los aeropuertos de Nueva York se observaba mayor vigilancia que de costumbre varios aparcamientos fueron cerrados al público, se eliminó la facturación de equipajes fuera de las terminales y se prohibió a personas sin pasaje aéreo el acceso a las puertas de embarque.

Aunque los automóviles pueden dejar a los pasajeros ante las terminales ningún vehículo vacío debe permanecer a menos de 33 metros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.