Secciones
Síguenos en:
SE DISUELVEN LOS PEPES

SE DISUELVEN LOS PEPES

Intempestivamente, ocho días después de reactivar sus acciones ante la actitud demencial y maquiavélica del Jefe del Cartel de Medellín , Perseguidos por Pablo Escobar (Pepes) anunció ayer la disolución total de la organización. Hemos decidido disolver y poner fin a nuestra organización y, de esta manera, contribuir con las autoridades, quienes finalmente serán las que sometan a la justicia a Pablo Escobar , señala un escueto comunicado emitido ayer por Los Pepes .

La decisión, subraya el comunicado, obedece a la actitud negativa que el Gobierno colombiano ha asumido contra nuestra organización .

El pasado viernes 16 de abril después de que Los Pepes reaccionaron al atentado dinamitero de El Chico, en Bogotá, y asesinaron al abogado Guido Parra y su hijo Guido Andrés el Ejecutivo puso una recompensa de 1.000 millones de pesos a la información que condujera a la identificación y captura de los integrantes de la organización. En el mensaje difundido ayer, Los Pepes aseguran que han cumplido su objetivo militar en la lucha contra Pablo Escobar y su organización, sostienen que se ha reducido la capacidad criminal del Cartel a su mínima expresión y solicitan que se investigue a quienes en el futuro actúen contra Escobar a nombre de la organización.

Intempestivamente nueve días después de reactivar sus sangrientos ataques contra el jefe del cartel de Medellín el grupo de Perseguidos por Pablo Escobar, Pepes , anunció ayer su disolución y el fin de la guerra contra el capo y sus allegados.

La decisión, subraya un escueto comunicado de la organización, obedece a la actitud negativa que el Gobierno colombiano ha asumido contra nuestra organización .

El pasado viernes 16 de abril después de que los Pepes reaccionaron al atentado dinamitero de El Chicó, en Bogotá, y asesinaron al abogado Guido Parra y su hijo Guido Andrés el Ejecutivo puso en marcha una recompensa de mil millones de pesos por información que condujera a la identificación y captura de los integrantes de la organización.

Los Pepes sostienen en su comunicado que con su decisión pretenden contribuir con las autoridades para que sean éstas quienes sometan a la justicia a Escobar.

Consideramos que nuestro objetivo militar en la lucha que enfrentamos contra Pablo Escobar y su organización ha sido cumplido en su mayor parte , dice el comunicado.

Le propinamos contundentes y decisivos golpes que redujeron su capacidad criminal a la más mínima expresión y, por consiguiente, puesto en el sitio que realmente le corresponde; es decir, aislado de la sociedad colombiana , agrega.

La organización Desde su aparición el pasado primero de febrero, los Pepes han ejecutado 14 ataques contra las propiedades de Escobar, su familia y otros miembros del cartel. La organización ha destruido dos residencias, una galería de arte, una colección de 11 autos Rolls Royce, Mercedes Benz y Porshe; la discoteca Cama Suelta y el edificio Dallas, en el Area Metropolitana de Medellín.

En el oriente, sur y suroeste antioqueño han dinamitado o incendiado ocho fincas campestres. Los daños superan los veinte mil millones de pesos, afirmaron voceros oficiales.

A lo anterior se suman los crímenes de varios hombres cercanos a Escobar y de cuatro abogados Raúl Zapata Vergara, Juan David Castaño González, Victoria María Muñoz Roque y Guido Parra Montoya que han llevado su proceso y el de sus hombres ante la Justicia. Además, asesinaron al arquitecto Luis Guillermo Londoño White y realizaron un atentado contra el alcalde de Envigado, Jorge Mesa Ramírez.

El último crimen fue el del abogado Guido Parra y su hijo, Guido Andrés, de 18 años, perpetrado el viernes 17 de abril, un día después de que un carrobomba con 150 kilos de dinamita dejara 11 muertos y 246 heridos en el barrio El Chicó, en el norte de Bogotá.

La organización dejó carteles sobre los cadáveres de las víctimas Pablo qué tal te parece el trueque por las bombas de Bogotá? y anunció la reactivación de su guerra ante la actitud maquiavélica y demencial de Escobar .

A ese crimen, que dio origen a la puesta en marcha de recompensas y a la apertura de nuevas investigaciones contra la organización, siguieron dos atentados dinamiteros.

En la madrugada del martes pasado, la organización detonó una carga de cien kilos de dinamita en el edificio Dallas, una torre de quince pisos ubicada en El Poblado de propiedad de Escobar.

La acción se produjo apenas un día después de que una veintena de hombres de los Pepes volaran la lujosa discoteca Cama Suelta, en el municipio de Envigado.

Treguas y guerras Aunque el comunicado de los Pepes fue bien recibido en Medellín y causó expectativas positivas dentro de las autoridades y la población en general, el anuncio deja diversas dudas sobre su autenticidad y respecto del propósito que expresa.

El pasado 4 de marzo, luego del asesinato del abogado Raúl Zapata Vergara y después de un mes de ataques continuos contra intereses económicos del capo, circuló en Medellín un comunicado supuestamente firmado por los Pepes en el que se anunció una tregua unilateral.

Tres días ante habían secuestrado y asesinado, en menos de ocho horas, al arquitecto Luis Guillero Londoño White, hermano de Diego. Este se entregó al siguiente día a las autoridades que lo requerían para responder por varios cargos entre ellos el ser testaferro de Escobar. Actualmente, continúa detenido en los calabozos de la Dijin en Bogotá.

El cuerpo de Luis Guillermo apareció cerca al sitio La Cola del Zorro, donde posteriormente fueron asesinados Guido Parra y su hijo.

Los Pepes también atacaron, sin éxito, al alcalde de Envigado, Jorge Mesa Ramírez. El 25 febrero, Oscar Iván Rave Corrales ingresó disparando con un fusil alemán al despacho de Mesa, pero al no encontrar al burgomaestre, el atacante se suicidó ingiriendo una dosis de cianuro. Al revisar el taxi en que el sicario llegó la Alcaldía, las autoridades hallaron un letrero en el que decía atención políticos serviles de Pablo Escobar. Pepes .

Un mes depués de ese mensaje, en un comunicado supuestamente emitido por la misma agrupación, se anunció la reactivación de la guerra contra Escobar y contra sus allegados y familiares.

Ese comunicado, en el que se acusó a la Fiscalía y a la Procuraduría General de la Nación de otorgar un trato privilegiado a Escobar, dio origen a la primera reacción oficial del Estado.

Procuraduría y Fiscalía desvirtuaron las afirmaciones pero, sobre todo, rechazaron la actividad delictiva de los Pepes y advirtieron que habría acción del Estado contra la red.

Tres días después, los Pepes expidieron un nuevo comunicado en el que desmintieron que se hubiese roto la tregua unilateral contra el capo y acusaron a Escobar de estar adelantando una campaña de desinformación.

En ese comunicado los voceros de la agrupación afirmaron que continuaba en tregua para facilitar la entrega de Escobar y sus hombres a la Justicia colombiana.

En esa oportunidad, el comunicado fue considerado una defensa de la organización frente al asesinato de los abogados Juan David Castaño González y Victoria María Muñoz Roque, baleados por desconocidos cuando salían de la Cárcel Nacional Modelo de Bogotá.

En la comunicación del 7 de abril, los Pepes sostenían que se respetaría la integridad de los abogados del cartel de Medellín, mientras sus actuaciones sean honestas y ajustadas a los principios éticos y morales que su profesión les exige .

El 17 de abril apareció el penúltimo comunicado: Retamos a Pablo Escobar y a todos sus secuaces a librar una guerra frontal . Ahora, se anuncia la disolución. Sin embargo, en razón de los antecedentes, subsisten dudas...

Comunicado de los Pepes Ante la actitud negativa que el Gobierno colombiano ha asumido en contra de nuestra organización, queremos informar lo siguiente: Consideramos que nuestro objetivo militar en la lucha que enfrentamos contra Pablo Escobar y su organización ha sido cumplida en su mayor parte, a quien le propinamos contundentes y decisivos golpes que redujeron su capacidad criminal a la más mínima expresión y, por consiguiente, puesto en el sitio que realmente le corresponde, es decir, aislado de la sociedad colombiana.

En consecuencia, hemos decidido disolver y poner fin a nuestra organización y, de esta manera, contribuir con las autoridades, quienes finalmente serán las que sometan a la justicia a Pablo Escobar.

Por último, pedimos a las autoridades que de continuarse presentando acciones militares contra Pablo Escobar y su organización a nombre de los Pepes , se realice una exhaustiva investigación, con el fin de establecer los verdaderos responsables de dichas acciones.

Perseguidos por Pablo Escobar (Pepes). Medellín, 24 de abril de 1993.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.