COMENZÓ LA TRAGEDIA

COMENZÓ LA TRAGEDIA

Ayer tarde comenzaron los primeros bombardeos de las fuerzas aliadas. La información, en los momentos de escribir estas líneas, es todavía muy fragmentaria. No se sabe qué puntos estratégicos han sido atacados ni cuál ha sido la respuesta de Iraq. La guerra se inicia más pronto de lo esperado. Existía todavía una pequeña luz de esperanza de que a último momento Saddam Hussein recapacitaría. Muchos expertos en la mentalidad árabe decían ayer que no habría guerra. Infortunadamente para la humanidad entera, se equivocaron. La guerra se desató.

17 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Con la pesadumbre y resignación de tan trágica noticia, resta ahora simplemente rogar a Dios por una guerra de corta duración. Miles de miles de soldados y personas inocentes morirán por la intransigencia de un déspota. Talvez queda el consuelo -- vaya consuelo!-- de que hoy morirán miles para evitar que mañana mueran millones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.