Secciones
Síguenos en:
MILLONARIA SENTENCIA EN CONTRA DE LA FIRMA ESSO

MILLONARIA SENTENCIA EN CONTRA DE LA FIRMA ESSO

El Consejo de Estado cerró ayer una millonaria y prolongada controversia tributaria entre la Esso y el Ministerio de Hacienda. La corporación dejó en firme una resolución oficial que obliga a la Esso a cancelar cerca de 700 millones de pesos al erario, por concepto de impuesto sobre la renta del año de 1983.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
05 de mayo 1992 , 12:00 a. m.

El dinero, claro está, tendrá que girarse junto con los intereses correspondientes a los nueve años que han transcurrido.

La decisión podría obligar a la Esso a cancelar cuatro o cinco veces la suma original, algo así como tres mil millones de pesos, pero la liquidación en sí no es competencia del Consejo de Estado , dijo una fuente de la corporación a EL TIEMPO.

El litigio, cuyo epílogo ocurrió anoche, se originó en 1983 sobre la declaración de renta que presentó el consorcio a la Administración de Impuestos Nacionales.

La declaración tasaba en una suma menor (dos millones de pesos, se dijo extraoficialmente) el monto de lo que a juicio de los funcionarios de la firma transnacional petrolera tenía que cancelar el consorcio por concepto de impuesto sobre la renta.

Como una parte de sus ingresos y erogaciones, la Esso reportó inversiones y gastos por 1.974 millones de pesos en varios de los pozos que explotaba por la época. La compañía subrayó que esos dineros debían deducirse a la partida sobre la cual el Ministerio de Hacienda liquida el impuesto a la renta.

Para el caso de las compañías que explotan hidrocarburos, el régimen tributario establece figuras como la depreciación y la amortización.

Ambos sistemas están destinados a permitir que la respectiva compañía pueda deducir del cálculo del impuesto a la renta, las sumas que son destinadas a inversión. Sistema equivocado La depreciación acepta que el contribuyente deduzca en un lapso de cinco años 20 por ciento anual el valor de los equipos y accesorios que adquiere y utiliza para producir. Esta prerrogativa, en el caso de hidrocarburos, se extiende además al valor mismo de la zona de explotación o pozo.

La amortización permite, entre tanto, que en un período de hasta ocho años el contribuyente deduzca del cáculo de la declaración de renta el valor de lo invertido.

La deducción bajo el sistema de depreciación o el de amortización está sujeta, sin embargo, a los requisitos previstos en la ley y conforme a la administración de impuestos fue éstos los que desconoció la Esso.

La compañía intentó demostrar que los 1.974 millones de pesos que invirtió debían deducirse del cálculo del impuesto sobre la renta en razón de la depreciación que sufrían tanto los equipos como la zona de explotación.

El Ministerio de Hacienda no aceptó tal consideración y se apoyó en dos argumentos. Por un lado, según esa cartera, la Esso no se sujetó a los lineamientos que la ley señala para evidenciar la depreciación, y utilizó para alegarla unos valores no reconocidos por la Administración de Impuestos.

Por otro lado, dijo el Ministerio, la Esso tenía que acudir al sistema de amortización y no al de depreciación para obtener la paulatina deducción de los 1974 millones en el cáculo del impuesto a la renta.

Apoyado en esos parámetros, el Ministerio de Hacienda sostuvo que la suma invertida sí debía incluirse en el cálculo del impuesto a la renta del año de 1983, y así lo hizo. En total, la reliquidación del impuesto obligaba a la compañía a cancelar cerca de 700 millones de pesos en 1983.

El consorcio se negó a pagar esa suma, y acudió a los tribunales. Ayer, sin embargo, el Consejo de Estado dejó en firme la orden de pago y conminó a la cancelación de los respectivos intereses y corrección.

La decisión se produjo en la sección cuarta del Consejo de Estado que, con la presencia de un conjuez, votó tres a uno el fallo. Solo el consejero de estado Jaime Abella Zárate se apartó de la decisión y salvó su voto.

El texto de la sentencia, hasta ahora objeto de reserva, se conocerá en el transcurso de esta semana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.