MUERTOS 15 MIEMBROS DE FF.AA. POR CGSB

MUERTOS 15 MIEMBROS DE FF.AA. POR CGSB

Quince policías e infantes de marina murieron y otros 16 resultaron heridos cuando frentes de la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar (CGSB) atacaron a dos patrullas Sucre y Meta. En el primer asalto, lanzado durante una emboscada por el Frente Jaime Bateman del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Corral Viejo, corregimiento de San Benito Abad (Sucre), región del San Jorge, perecieron un teniente de la Policía y seis agentes.

20 de junio 1991 , 12:00 a.m.

No hubo sobrevivientes, pues todos fueron rematados con granadas y armas de largo alcance, informó el comandante encargado de la Policía Sucre, mayor Jairo Díaz Landínez.

El otro hecho ocurrió cuando una patrulla de la Infatnería de Marina fue atacada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en una zona limítrofe del departamento del Meta y la comisaría del Guaviare, según lo reveló un vocero militar en esta capital.

Allí perecieron ocho infantes y 15 más resultaron gravemente heridos. El caso tuvo lugar en Barranco Colorado, riveras del río Ariari, luego de que los guerrilleros del Frente Uno de las FARC emboscaran una patrulla de la Infantería de Marina, que escoltaba un bongo. El caso de Sucre EN el ataque de Sucre, los cuerpos de los policías quedaron regados en un área de diez metros. Las víctimas fueron identificadas oficialmente como el comandante de la estación de San Benito Abad, teniente Henry Romero Roa, 23 años, de Bogotá, y los agentes Gustavo Villalba Prado, 22, Tuluá (Valle); Johny Ortíz Rodríguez, 22, Barranquilla, y Fabio Flórez Flórez, 22; John Mayron Loaiza Toro, 21; Jorge Vásquez Urrea, 23, y José Pérez Suárez, 22, todos de Manizales.

Romero tenía 20 días de haber sido ascendido y 16 de haber asumido su cargo en San Benito, estación que pertenece al Cuarto Distrito de Policía de Sucre, con sede en San Marcos. Los agentes, que habían egresado de la Escuela Alejandro Gutiérrez de Manizales, tenían dos años de pertenecer a la institución.

Los subversivos se llevaron siete fusiles Galil y dos revólveres. De acuerdo con lo informado por el coronel Díaz, el ataque se produjo ayer a las 11 de la mañana, quince minutos después de que salieran en la patrulla 109 a inspeccionar dos pistas clandestinas, denominadas Nicaragua y Barranquillita, localizadas en el mismo municipio.

Cuando iban en la carretera, varias cargas de dinamita fueron accionadas a su paso y luego rematados. En el lugar de los hechos, la Policía desactivó cuatro cargas más aparentemente preparadas para los refuerzos.

Los cadáveres fueron velados ayer en el Cuartel Central de Sincelejo, y hoy serán trasladados a sus ciudades de origen. El gobernador Carlos Rangel Manrique expresó su repudio por el hecho y envió sus condolencias.

Tropas combinadas de la Infantería de Marina y la Policía fueron desplazadas a la zona para perseguir a los guerrilleros. La matanza de Meta Villavicencio Ocho militares murieron y al menos 15 más resultaron heridos en desarrollo de intensos combates armados entre tropas regulares del Ejército y la Infantería de Marina, contra insurgentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en una zona limítrofe del departamento del Meta y la comisaría del Guaviare, según lo reveló un vocero militar en esta capital.

El caso tuvo lugar en el sitio Barranco Colorado, en las riveras del río Ariari, entre las poblaciones de Puerto Lleras y San José del Guaviare, luego de que los guerrilleros del frente uno de las FARC emboscaran una patrulla de la Infantería de Marina, que escoltaba un bongo.

En desarrollo de la búsqueda de los subversivos se registraron enfrentamientos armados entre los guerrilleros y los militares, apoyados por unidades de los batallones Joaquín París y General Serviéz, con el saldo ya anotado.

Según un oficial de alto rango, adscrito a la VII Brigada, quien pidió no ser identificado, el número de víctimas por parte del Ejército podría elevarse, ya que varios de los heridos se encuentran bastante delicados y los choques continuaban.

La identidad de las víctimas no fue revelada por los organismos militares, pero se conoció que cinco de ellos pertenecían al Batallón Serviéz y los restantes a la Infantería de Marina.

Así mismo se conoció que entre los uniformados que perdieron la vida se encuentran dos sub-oficiales. Los heridos, cuyo número también se podría incrementar, de acuerdo con la misma fuente, fueron evacuados por aire hacia Villavicencio y Bogotá.

Tropas de la IV División y la VII Brigada, apoyadas por helicópteros y aviones de la Fuerza Aérea Colombiana, fueron desplazados a la zona para reforzar las acciones de búsqueda y persecución de los rebeldes. ELN voló el poliducto Barranquilla Un tramo del Poliducto Pozos Colorados-Barrancabermeja fue volado la noche del martes en el Cesar por el Frente Seis de Diciembre del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El hecho se produjo en el kilómetro 115, cercanías de la hacienda Lucitania, ubicada en el corregimiento Caracolicito, municipio de El Copey.

La Segunda Brigada, con sede en Barranquilla, informó que los subversivos utilizaron una carga de 15 a 20 kilos de dinamita para volar el ducto. Se calcula que se han perdido unos quince mil galones de gasolina extra.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.