Cerrar
Cerrar
GAVIRIA: LA LUCHA CONTRA EL NARCOTRÁFICO ES INDECLINABLE

GAVIRIA: LA LUCHA CONTRA EL NARCOTRÁFICO ES INDECLINABLE

Aunque advirtió que no está en sus manos garantizar que los narcotraficantes pagarán realmente por todos los crímenes cometidos, el presidente César Gaviria aseguró anoche que el país no se convertirá en santuario para los delincuentes . Al responder a una pregunta sobre el efectivo y severo castigo de los narcotraficantes, el Presidente dijo:

20 de junio 1991 , 12:00 a. m.

Yo ciertamente no puedo asumir un compromiso, y mal lo haría, de que los jueces van a fallar de una u otra manera. Pero, ciertamente, la justicia colombiana, en este caso específico (Pablo Escobar y los sicarios que se entregaron con él), tiene una numerosa cantidad de señalamientos contra estas personas.

Nosotros confíamos en que la Justicia colombiana va a operar. Estamos obligados a hacerla operar , dijo el Presidente.

El Jefe de Estado Colombiano concedió anoche una rueda de prensa, en la Casa de Nariño, y durante 37 minutos respondió a diversos cuestionamientos sobre el significado y las eventuales repercusiones de la entrega del jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria.

El presidente dijo que la entrega del narcotraficantes es un hecho positivo para la comunidad internacional, reclamó asistencia en la entrega de pruebas contra los traficantes y descartó sanciones de la comunidad internacional hacia Colombia. Particularmente, por parte del gobierno de los Estados Unidos.

Ni el gobierno, ni el pueblo de Colombia entenderían ninguna forma de sanción por un hecho que debe ser tomado de manera positiva por la comunidad internacional. Yo creo que hay una comprensión cabal de los gobiernos de los países que también están afectados por el problema de las drogas y que éstos van a contribuir y a colaborar con la justicia colombiana con los elementos de pruebas necesarios para que estos delincuentes paguen .

A la vez, el Jefe de Estado, no dio crédito alguno a la posibilidad de que el gobierno de los Estados Unidos pudiese patrocinar un operativo policíaco contra Pablo Escobar.

Yo descarto completamente que un hecho como ese se pueda dar en Colombia , aseveró. Estamos seguros de que el Gobierno de los Estados Unidos va a respetar el territorio colombiano y un hecho de esa naturaleza de ninguna manera se va a dar en nuestro país .

Gaviria habló con los periodistas tras una breve alocución televisada al país, en la que reiteró que no existió ni existirá negociación con los narcotraficantes y que Pablo Escobar no recibirá un tratamiento diferente al que prevén los decretos 2047 y 3030. El texto de la alocución, que reitera la política de lucha indeclinable contra las drogas, es el siguiente: En el día de hoy, en la ciudad de Medellín, se han entregado, ante funcionarios de la Direción de Instrucción Criminal, cuatro narcotraficantes y terroristas pertenecientes al llamado Cartel de Medellín. Entre estos, se encuentra Pablo Escobar Gaviria, considerado como el jefe de esa organización.

Estos delincuentes se han acogido a la política de sometimiento a la Justicia diseñada por el Gobierno Nacional en septiembre pasado y contenida en los decretos 2047, 3030 y 303 de estado de sitio.

Esta política, utilizada en otros países del mundo, como Estados Unidos e Italia, consiste en la reducción de penas para aquellos delitos confesados por quienes se someten de manera voluntaria a la justicia, y contempla la garantía de que serán juzgados en el país. Los decretos señalan claramente que, por aquellos delitos que no hayan sido confesados, y que resultaren probados en el juicio, no habrá reducción alguna. El Gobierno ha señalado, además, que aquellos que resultaren capturados, recibirán todo el peso y rigor de las leyes vigentes.

Esto hace parte de la política de fortalecimiento de la justicia, prioridad para la actual administración y tema esencial de las deliberaciones de la Asamblea Constituyente y resulta absolutamente indispensable para la lucha contra las organizaciones criminales.

Esta política no constituye, ni constituirá negociación alguna. Ha sido parte del carácter unilateral de las decisiones del Gobierno. Ni Escobar, ni quienes se han sometido voluntariamente a la justicia a su lado, en virtud de estos decretos, recibirán un tratamiento distinto de aquel previsto en las normas vigentes. El Gobierno ha tomado, en este caso, como en los demás, todas las medidas y garantías necesarias para la seguridad de quienes se someten a la justicia. Ha procedido de manera que puede garantizar, como se hace frente a cualquier recluso, la seguridad de estas personas. Serán recluidos en una instalación del municipio de Envigado, habilitado para el efecto como cárcel de alta seguridad, a cargo de la Dirección General de Prisiones. El perímetro de estas instalaciones estará bajo la vigilancia del Ejército Nacional.

Quiero subrayar que el compromiso del Gobierno en la lucha contra el narcotráfico se mantiene indeclinable. Ninguna nación ha pagado un precio tan alto institucional y económicamente, y en especial en miles de vidas humanas, como lo ha hecho Colombia. La comunidad internacional tiene que asumir las reponsabilidades que tiene en esta lucha, que compromete, a la vez, a productores y consumidores.

Hemos fortalecido recientemente aquellos mecanismos que permiten a la justicia colombiana juzgar a los delincuentes por delitos cometidos en el exterior. En virtud de los acuerdos de intercambio de pruebas, firmado con los Estados Unidos y Francia, y otros que se están desarrollando con Argentina, España y Gran Bretaña, y del decreto que permite homologar las pruebas provenientes de otros países del mundo, hacemos un nuevo llamado a quienes han solicitado a alguno de estos reclusos en extradición, para que aporten a los procesos que cursarán en Colombia, las pruebas del caso.

La entrega de estos delincuentes a la justicia colombiana se produce en instantes en que nuestra nación define lo que habrá de ser su destino. El Gobierno que presido y la sociedad toda, hemos aceptado encarar los grandes desafíos que nos ha planteado este turbulento y complejo final de siglo. Seguiremos adelante, convencidos de que estamos, hoy más que nunca, obligados a sentar, en todos los campos, las bases de un futuro de cambio, prosperidad y de paz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.