Secciones
Síguenos en:
Y MICKEY LLEGÓ A EUROPA...

Y MICKEY LLEGÓ A EUROPA...

Los mensajes salen constantemente por la cadena de televisión francesa TF1. Algunas revistas de tiras cómicas en Francia incluyeron en su número de mediados de abril un especial de 31 páginas con un mapa sobre lo que se podía encontrar en el lugar. La empresa suiza Nestlé lanzó un concurso de premios con pasajes. Y la empresa de comida rápida estadounidense Mc Donald s invirtió ocho millones en figuritas para repartir en la mayoría de sus 1.342 restaurantes en Europa. El acontecimiento lo ameritaba: la inauguración a mediados de abril en Marnel-la-Vallée de Euro Disneyland, el parque de diversiones más grande de Europa. Los otros centros de diversión de Disney están California, Florida y Tokio.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de mayo 1992 , 11:00 p. m.

La idea se le ocurrió a Walt Disney Co. hace seis años. Desde entonces la empresa gastó 4.4 billones de dólares, negoció con representantes del gobierno francés durante los mandatos de cinco primeros ministros. Antes de decidirse por las afueras de París, analizó más de 200 locaciones potenciales, entre las que estuvo sobre todo Barcelona España).

Por encima de cualquier otra consideración el objetivo de Disney era establecerse en un lugar donde las actitudes de los dirigentes políticos no fuera hostil a los negocios y a los extranjeros. Y ese lugar terminó siendo a unos cuarenta kilómetros de París.

La negociación culminó en 1987 con la aceptación por parte del departamento de desemboslar 450 millones de francos. Disney y el Estado francés establecieron una garantía de 200 millones de francos si para el año 2003 el departamento resultaba perdiendo su inversión. Algo que no se prevé porque en los dos últimos años y medio el valor de las acciones de Euro Disneyland se duplicó.

Disney escogió el lugar no solo por su cercanía a París, sino por la existencia de dos aeropuertos, una amplia red de trenes urbanos rápidos, el metro y los buses. También lo hizo pensando en la cantidad de personas: en los alrededores de Marne-la-Vallée hay cerca de 10 millones de personas. París y su circuito atrae anunalmente veinte millones de turistas. Los cálculos indican, además, que a dos horas de carretera se encuentran 17 millones de personas, a cuatro horas 41 millones, a seis horas 109 millones y a dos horas de vuelo 310 millones de potenciales visitantes.

La empresa, sin duda, es monumental. La localidad de Marne-la-Vallée, cuenta el diario Le Monde, se dio cuenta de eso e invirtió aún más en infraestructura: en los últimos tres años removió cuatro millones de metros cúbicos de tierra, tendió cables de energía y redes de acueducto lo suficientemente amplios como para servir a una ciudad de 200.000 personas. Chernobyl cultural De cara a este monstruo de fantasía muchas personas que viven en los alrededores de Euro Disneyland están desorientadas. Un campesino de la localidad de Magny-le-Hongre calificó el complejo de diversiones como una gigantesca base de Estados Unidos en Europa .

Otros más airados apuntan un dedo hacia las concesiones que dio el gobierno francés: terrenos baratos son 1.943 hectáreas, préstamos con bajos intereses, construcción de autopistas fueron dos y una estación para la llegada en un futuro cercano del TGV, el tren de gran velocidad.

Antes de abrir su puertas al público, Disney había pagado cuarenta millones de francos unos cuatro mil millones de pesos colombianos por concepto de impuestos. A partir de 1988 le dio trabajo directo a diez mil personas y mil empresas. Se espera que para el año 2000 sean treinta mil los empleados y para el 2017, cuando se termine la construcción del parque, sean sesenta mil personas.

A pesar de ello, siguen habiendo franceses disgustados hasta el punto de que un director de teatro en París, Ariane Mnouchkine, calificó a Euro Disneyland y todo su séquito como un Chernobyl cultural .

Un sondeo mostró, sin embargo, que la aceptación entre la clase política era casi unánime y entre la población del 85 por ciento. La compañía hizo notar a los detractores que la mayoría de sus personajes, entre ellos Blanca Nieves y Alicia en el país de las maravillas, fueron extractados de fábulas europeas.

A pesar de ello, Disney tendrá que enfrentar la competencia del Parque Asterix que abrió sus puertas en las afueras del París el 11 de abril. Su fuerte, al menos dentro de los galos, será la promoción de héroes y personajes netamente franceses como Asterix y Obelix.

De todas maneras, las perspectivas de Disney de atraer en el primer año a 11 millones de visitantes, siguen en pie. Y no es una cifra caprichosa: en Bonn (Alemania) la agencia de viajes Kinmmel por tomar un ejemplo, solamente vende planes para ir a Euro Disneyland a razón de 280 dólares (151.000 pesos colombianos). Los empleados no dan abasto. En Gran Bretaña, la agencia P&O European Ferries vendió el setenta por ciento de los cupos autorizados por Disney. Eso fue antes de que comenzara a funcionar el complejo de diversiones.

Pero algunos problemas ya asoman por el filo de la montaña. Los precios de las entradas, cuarenta dólares (21.000 pesos colombianos) para adultos y 26 dólares (14.000 pesos) para niños, son caros para el presupuesto del francés medio. En los seis hoteles, cuatro de los cuales son los más grandes de Europa, el panorama es similar: 115 dólares la noche en el Santa Fe (el más barato) y 350 dólares en el exclusivo Disneyland Hotel.

Disney ha sobrepasado obstáculos mayores. El más controvertido fue lograr la aceptación de todos los empleados de Euro Disneyland de la exigencia de usar desodorantes y ropa interior de cierto tipo de colores. Eso no influyó en el interés por trabajar allí: hay nueve personas en busca de cada uno de los 12.000 puestos de trabajo en el parque.

Otro problema resultó ser el control de las muchedumbres. Y eso que Disney es reconocido mundialmente como uno de los mejores en este ramo. Los mediterráneos son difíciles cuando se trata de convercerlos de hacer una larga fila para acceder a una atracción. Máxime cuando un ratón orejón les pide no fumar mientras esperan... Es que los europeos en general siguen fumando mucho.

En todo caso la expectativa por descubrir los secretos de Euro Disneyland (una visita no basta) es grande. Hasta el punto de que el pasado 27 de abril todos los chefs de los restaurantes pertenecientes a la prestigiosa guía francesa Michelin colgaron sus delantales para pasar un día con Mickey y su tropa. Asterix, el otro parque Euro Disneyland no está solo en el negocio de la diversión a gran escala en Francia. Casi al lado de sus intastalaciones en las afueras de París se encuentra el Parque Asterix, un polo de veinte fantasías distribuidas sobre cuarenta hectáreas.

Asterix se promociona como auténticamente francés. Este personaje de las tiras cómicas fue creado en 1959 por el francés René Goscinny. Apareció por primera vez en el periódico Pilote.

El punto a favor más fuerte es la entrada de 150 francos, frente a los 230 para ingresar a Euro Disneyland. Estas son algunas de sus principales atracciones: El Pueblo de Asterix Es el pueblo de los irreductibles galos . Hay un Carnaval de los pequeños galos. Los visitantes participan en un gran desfile de Romanos, Galos y representantes de otras naciones. Vía Antioquia Esta calle es una gran evocación de Germania, Helvecia, Hispania, Egipto... La ciudad romana Juegos olímipocs de la antiguedad. Equipos de romanos, egipcios, galos y bárbaros se enfrentan en carreras de carruajes, combates homéricos... La plaza de Gergovie De noche los montes de Auvergne se iluminan con tempestades y truenos artificiales. Un albergue vende comida tradicional de la Galia profunda. La calle de París Se revive la historia: las murallas de Felipe Augusto, la Edad Media, el pueblo de París. Hay cantos y bailes que recuerdan el comienzo de la imprenta de Gutenberg, los Mosqueteros, el Cardenal Richelieu...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.