NO HAY ACUERDO ENTRE GOBIERNO Y LABORATORIOS

NO HAY ACUERDO ENTRE GOBIERNO Y LABORATORIOS

Las negociaciones entre el Gobierno y los laboratorios farmacéuticos, nacionales y extranjeros, para acordar el rajuste en los precios de los medicamentos en el presente año quedaron al borde del fracaso debido a la diferencia de las propuestas. Mientras los representantes de la industria productora de drogas aspiran a que se autorice un incremento del 31.6 por ciento en promedio, el Ministerio de Desarrollo considera que el reajeste no puede estar por encima del 22 por ciento.

16 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Directivos la Afidro, que representanta en su mayoría a los laboratorios trasnacionales, y Asinfar, que agrupa a los productores nacionales, se reunieron con el ministro de Desarrollo, Ernesto Samper, para tratar de concertar el manejo de los precios de estos productos.

Sinembargo, no hubo acuerdo debido a las posiciones distantes por lo cual se convino en realizar una nueva reunión en los próximos días.

El presidente de Asinfar, Alberto Bravo, dijo que los fabricantes de medicamentos no pueden seguir trabajando a pérdida, pues esta es una actividad intensiva en tecnología y mano de obra.

Actualmente, el 25 por ciento de los medicamentos está bajo el régimen de control directo y el 45 por ciento en libertadad regulada.

En el primer caso, el Gobierno puede determinar por la vía ejecutiva que el reajuste esté en el 22 por ciento, de acuerdo con la política de precios adoptada para tratar de mantener controlada la inflación en el presente año. Estos productos son los de mayor utilización.

En el segundo caso, la política de precios se rige por la ley 81 de 1985, que permite un reajuste equivalente al 60 por ciento de la inflación, más el 40 por ciento de la devaluación. Es decir, en 1990 se podrían incrementar en 31.6 por ciento.

El restante 30 por ciento está bajo el régimen de libertad vigilada. Aquí el Gobierno no podría intervenir directamente, pero si existen abusos toda la línea de producción de un laboratorio podría entrar a intervención.

Según el Ministerio de Desarrollo, si los laboratorios aceptan un reajuste del 22 por ciento en los medicamentos se habrá dado un gran paso para contribuir a las metas del Gobierno de controlar la inflación, pues el deseo es que todos los sectores de la economía entren a este esquema.

El Gobierno indicó que adquirirá el compromiso de que factores de costos como el empaque, envases y aranceles no suban tampoco por encima del 22 por ciento.

Otra de las propuestas consiste en incentivar las exportaciones de drogas farmacéuticas con el fin de compensar los efectos económicos de subir precios internos por debajo de la inflación del año pasado.

Los laboratorios ven muy difícil llegar a un acuerdo para crear la denominada canasta hospitalaria, que beneficiaría a los centros de salud de carácter público.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.