DOS VECES EN LA CUERDA FLOJA...

DOS VECES EN LA CUERDA FLOJA...

En la fría reclusión de Carabanchel (España), en 1985, y dos años más tarde en una celda de la Penitenciaria Central de la Picota, en Colombia, Jorge Luis Ochoa pasó los dos más momentos más difíciles de su vida. Ambas veces estuvo a punto de ser extraditado a Estados Unidos. El 15 de noviembre de 1984 fue detenido en Madrid española, junto a Gilberto Rodríguez Orejuela. Se habían instalado en la península, huyendo de las órdenes de captura con fines de extradición impartidas por la administración de Belisario Betancur, tras el crimen de Rodrigo Lara Bonilla, ocurrido el 30 de abril de 1984.

16 de enero 1991 , 12:00 a. m.

Las autoridades de Estados Unidos y un pool iniciaron una ardua batalla jurídica ante las cortes españolas, la extradición del capo hacia uno y otro país.

En los primeros días de 1985 el gobierno español aprobó, en primera instancia, la extradición de Ochoa hacía Estados Unidos, donde lo reclamaban por varios procesos de tráfico de cocaína, uno de ellos hecho a través de Nicaraga.

De inmediato los abogados de Ochoa respondieron. El 15 de enero de ese año Fabio Pastrana Hoyos, juez de Aduanas de Cartagena, reactivó un viejo proceso por el contrabando de 128 reses de lidia y expidió una orden de captura contra el capo. Ochoa había sido vinculado a ese proceso por primera vez el 21 de julio de 1981.

El juez conminó a Ochoa a que respondiera por los delitos de falsedad y estafa en la importación de reses de lidia y en febrero Ochoa es declarado reo ausente.

El 23 de febrero Colombia solicitó formalmente la extradición de Ochoa en virtud al auto de llamamiento a juicio por contrabando. El 9 de abril Italia entró a terciar en la polémica, pidiendo al narcotraficante, al que acusó de ser el cerebro de una organización internacional para el tráfico de drogas en Europa.

El proceso adquirió visos políticos, ya que las acusaciones de Estados Unidos contra Ochoa lo ligaban al tráfico de cocaína con la ayuda del Gobierno sandinista de Nicaraga. Por esa razón la Audiencia Nacional de España especie de Corte Suprema de Justicia decidió inclinarse en definitiva por la extradición hacia Colombia.

A las 7:05 de la mañana del 13 de julio de 1986 Ochoa llega en un vuelo de Avianca al aeropuerto internacional Eldorado y trasladado a los calabozos de la XIII Brigada del Ejército.

El 24 de julio el juez de aduanas de Cartagena ordena el traslado de Ochoa a la cárcel La Ternera de Cartagena.

A mediados de agosto Ochoa sale libre de la prisión, tras un fallo del juez de aduanas que lo condenó a 24 meses de prisión con el beneficio de excarcelación mediante el pago de 2 millones de pesos y la presentación periódica al juzgado. Ochoa jamás volvió a presentarse. Quince meses después, Ochoa fue nuevamente capturado. Agentes de la Policía Vial lo sorprendieron en un retén cerca de Palmira (Valle), cuando marchaba al frente de un lujoso Porshe blanco luego de cumplir una acción de gracias ante del Señor de Los Milagros en Buga.

Tras infructuosos intentos de funcionarios de la Procuraduría (que luego fueron destituidos) por conseguir su libertad, el narcotraficante fue trasladado a la Penitenciaría de La Picota, donde debía acabar de cumplir la pena de 22 meses de prisión que le fue impuesta por contrabando de toros de casta.

Mientras Estados Unidos insistía en la solicitud de extradición, el entonces juez 71 de Instrucción Criminal, Andrés Enrique Montañez, lo puso en libertad atendiendo un recurso de su abogado que alegaba que la pena ya había sido cumplida.

La excarcelación de Ochoa se produjo sorpresivamente la noche del 30 de diciembre de 1987. El escándalo que surgió entonces llevó a la Procuraduría a proceder disciplinariamente contra el juez y contra el director general de prisiones de la época, Guillermo Eduardo Ferro Torres

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.