EN LA COMISARÍA DEL VAUPÉS CIRUGÍA DEL TERCER NIVEL SE REALIZÓ EN PLENA SELVA

EN LA COMISARÍA DEL VAUPÉS CIRUGÍA DEL TERCER NIVEL SE REALIZÓ EN PLENA SELVA

Por primera vez en la historia médica nacional, un médico del Hospital Militar Central de Bogotá practicó una operación quirúrgica denominada Craneosinostosis, a una niña indígena de 11 meses, en el Centro de Salud de Mitú, capital de la comisaría del Vaupés. En concepto de conocidos especialistas, esta clase de intervenciones quirúrgicas solamente pueden realizarse en hospitales universitarios y en clínicas donde se encuentran los implementos óptimos.

20 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

La operación está catalogada como del tercer nivel, que presenta alta cirugía y máximos conocimientos en la materia. Su ejecutor, el neurocirujano Himmler Serrato, dijo que gracias a Dios la niña podrá vivir normalmente por el resto de su vida.

La intervención fue una de las 48 cirugías que practicaron médicos de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) durante reciente Brigada realizada en la capital comisarial. Se reanudaron así las acciones cívicas que hace varios años emprendieron los coroneles Eduardo Caicedo Arias y Guillermo Rozo, jefe del Departamento de Sanidad Aérea en Bogotá.

La población indígena y de colonos del Vaupés expresó en varios idiomas su agradecimiento a los militares por su preocupación no solo por la soberanía nacional en las fronteras, sino por la salud de las gentes que habitan en esos apartados lugares del país, donde la presencia del Gobierno Nacional es casi nula.

La Brigada contó con 16 médicos especialistas; practicó 48 cirugías entre odontología, ginecología, otorrinolaringología, pediatría, oftalmología y dermatología. Se atendieron 337 consultas en Mitú y Teresita, cerca de la frontera con Brasil. La acción se llevó a cabo durante dos días y medio y tuvo el apoyo decidido del jefe del Servicio Seccional de Salud, Alvaro Gallego y del director del Hospital de Mitú, Hugo Zapata.

El comando general de la FAC suministró el transporte aéreo, personal científico del Hospital Militar Central y gran cantidad de medicamentos.

El capitán Luis Enrique Pedraza, odontólogo coordinador, dijo que continuarán esas acciones médicas en otros apartados lugares del país. Esperan el revolcón Los indígenas de la región aprovecharon la presencia de los periodistas para pedirles que transmitan al Gobierno central sus necesidades.

Abrigamos la esperanza de que el presidente César Gaviria no nos siga tratando como a mendicantes. Aunque sumidos en el abandono y la miseria, cuidamos las fronteras patrias en estos potreros llenos de maleza que los otros colombianos llaman Territorios Nacionales . Son palabras de Policarpa Gómez Osorio y Pedro Chequemarca, de la tribu Tucano.

Los voceros agregaron: Como seres humanos, aspiramos a que el revolcón presidencial se haga sentir por primera vez entre tantos indígenas y colonos que vinimos a buscar trabajo en esta selva preñada de peligros .

Señalaron que la indiferencia administrativa a todos los niveles, hace que las gentes honestas se vuelvan delincuentes, porque el hambre no tiene códigos y las enfermedades matan tanto como las balas.

Por otra parte, un habitante del Vichada declaró que la interinidad que se vive en la administración de ese lugar permite toda clase de desmanes allí como en el Vaupés, mientras la parálisis laboral es cada día más aguda.

En cuanto al transporte aéreo particular, destacaron que en el Vaupés es el único lugar de Colombia donde se cobra al pasajero por lo que pese, como si fuera carga o un animal, y no como una persona que desea viajar. Por kilo se deben cancelar 380 pesos.

Los profesores del internado de Mitú mostraron el total abandono en que se encuentran el teatro, los tableros y la falta de tizas. Además, la embarcación que transporta a niños estudiantes cada día desde Mitú hasta el internado, por el río Vaupés, amenaza con provocar una tragedia en cualquier momento. La pequeña lancha tiene capacidad para ocho personas y hay que transportar más de 200.

Los voceros de la comunidad se preguntaron qué pasó con el proyecto de las microcentrales que en alguna ocasión nos ofrecieron para no vivir en las tinieblas como ahora?.

Con lo que nos cobran por la energía, dijeron, se puede instalar una modesta planta Pelton y recuperar su costo. Por eso reiteramos la esperanza de que el nuevo gobierno se acuerde que por algún lado empieza el país y que allí existen quijotes que bajo una derruida bandera, defendemos la soberanía nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.