LOS ABUELOS DEL ROCK PAISA

LOS ABUELOS DEL ROCK PAISA

Las luces se apagaban, la guitarra emitía un sonido como de cajita musical y su cantante y showman parodiaba un muñeco de cuerda. Mientras caminaba entre la neblina, un haz de luces de colores irrumpía en el escenario e iluminaba los rostros maquillados de los músicos.

04 de mayo 2003 , 12:00 a.m.

No era precisamente Alice Cooper en concierto, sino Judas, la legendaria banda de rock de Medellín recordada por la vieja guardia roquera. Corría el año 1975 y el desaparecido Sergio Lombana entonaba con su voz rasgada: En tu mente /está presente / esa ideade la muerte /que acompañaal vivo y al inocente Esta estrofa es de la Canción de Judas, la obertura de su ópera de rock presentada en el Teatro Pablo Tobón Uribe y que montaron tras quedar deslumbrados con Jesucristo Superestrella. Por al grupo lo bautizaron Judas.

Esa presentación era todo un hito y como teníamos que lucir como verdaderas estrellas, la deuda para adquirir botas y chalecos nos duró tres años y mi mamá que fue la fiadora tuvo que colaborarnos , dice su guitarrista líder Jorge Calderón.

Era pura mística y amor al arte. No tenían dónde ensayar y todo era contra la corriente. Por eso todo fue en vivo y nunca grabaron, pero a los jóvenes les gustaba. Los adultos, en cambio, se reían diciendo: Esos peludos marihuaneros qué ruido hacen , recuerda Calderón.

En 1971 Calderón conoce al baterista Jorge Montoya con quien se da a la tarea de formar a Judas y en 1974 lo consolida con Edgar Echavarría (guitarra rítmica), Sergio Lombana (voz y showman) y Nicolás Londoño (bajo).

Así surgió la banda más representativa de rock duro en la ciudad, luego de que en las décadas anteriores del gogó, el yeyé y Elvis Presley, Los Yetis se colgaran por primera vez una guitarra, cosa que era todo un suceso, e interpretaran twist.

En ese entonces nadie cantaba en español porque la gente decía que era muy mañé dice Calderón . Por eso para darle gusto a la gente la mayoría de canciones eran covers de los grupos de los que nosalimentábamosi como Black Sabbath, Led Zeppelin, Depp Purple o Rolling Stone, entre otros .

En una terraza de la carrera 70 con circular cuarta, Judas realizaba conciertos cada 7 de diciembre y en esa esquina se aglomeraban hasta 5.000 personas. Sin embargo, los mejores conciertos fueron en el Coliseo Mayor de Medellín y en de El Campín de Bogotá, como teloneros del grupo inglés The Musicians. Eso fue una crema la verraca .

Medellín, con fama de rockera Calderón recuerda que otros de los grupos de ese entonces eran Ensalada de cerebro y Los Cavernícolas, pero la competencia de Judas se llamaba Sobredosis. Estos dos últimos grupos, luego de que a finales de los 70 se desintegraran, dieron paso a Carbure y a Nash a principios de los 80.

Nash éramos los bacanes de pelo largo, 1,90 de estatura y parecíamos un grupo extranjero por el maquillaje y los instrumentos. Ensayábamos a diario y tocábamos covers, pero era un rock muy elaborado por la onda de Queen y a los adultos les gustaba , dice su baterista Hernán Cruz. Grabaron dos discos con sus más sonados The wepin silence o Running withe face city boys.

Nash se presentaba en teatros como el Odeón 80, el Lido y el Tropicana. También en San Andrés, Pasto, Cali y Bogotá donde en dos ocasiones estuvo en Espectaculares JES, con la venia de Armando Plata Camacho.

En cuanto a Carbure su nombre surgió en una reunión espeluznante - según Calderón y sus canciones más conocidas y propias fueron El Faltón, de gran difusión radial, así como Hombres en serie y Carne y hueso. Lastimosamente encima de los master originales grabados en Discos Victoria grabaron vallenatos.

A mediados de los años 80 ambos grupos se desintegraron y a pesar de que fue de cierta manera una moda que incluía alcohol y marihuana, esos grupos motivaron muchas camadas de jóvenes que formaron grupos de rock , concluye Calderón quien hoy en día impulsa a nuevos talentos a través de Calderón Producciones.

Por su parte Cruz, quien actualmente integra el grupo de jazz Alcatraz y es profesor de batería en Yamaha, dice que la ciudad ha tenido fama de roquera y el género ha evolucionado a géneros como el hard core, pero lo mejor es que el músico ya no toca de oído sino que estudia y se preocupa por otras tendencias .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.