Secciones
Síguenos en:
LA POLITIZACIÓN DE EPM

LA POLITIZACIÓN DE EPM

Cuando Luis Pérez Gutiérrez se posesionó como alcalde de Medellín su primera declaración como gobernante fue que él directamente asumiría las riendas de Empresas Públicas de Medellín (EPM), entidad reconocida como el músculo financiero del Municipio.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de diciembre 2003 , 12:00 a. m.

Yo voy a ser el gerente de las EPM , dijo mientras a su lado lo miraba el elegido para ocupar ese cargo, Iván Correa Calderón, quien actuó como gerente de la campaña proselitista de Pérez, y que dos años y dos meses más tarde fue destituido porque supuestamente incrementó las tarifas de servicios públicos sin consentimiento del alcalde.

Las palabras de Pérez fueron tomadas como el primer acto de politización de la empresa pública. En los dos años siguientes a su posesión han sido más de cien personas las que ingresaron a la empresa sin cumplir con los requisitos, según una denuncia hecha por Sintraemsdes Medellín, el sindicato que agremia a 5.635 trabajadores de la entidad.

En un documento de cinco páginas se detallaba la denuncia con el nombre, cargo y su procedencia, es decir, relacionaba si era un recomendado de Pérez, alguno de los gerentes de EPM o senadores y representantes antioqueños.

Como respuesta a la denuncia Pérez aprovechó un acto público para decir que no sé si los demás alcaldes tuvieron su cuota política en EPM pero yo no he podido. Me he metido en el tema de la dirección de la empresa, pero allá hay que entrar por competencias. A cada rato me dicen los amigos: usted que manda en EPM colóqueme este señor y les tengo que decir que se busquen otro porque si yo lo recomiendo le va peor .

Pérez anotó que si se está seleccionando mal a la gente de EPM son ellos mismos, si en EPM hay corrupción por contrato, son ellos mismos, el alcalde no se mete para nada, ni en nombramientos, ni en contratación .

Entre las pruebas remitidas por el sindicato sobresalen los nombramientos de Gustavo Campuzano Pérez, primo del alcalde, y de Beatriz Elena Arango Muñoz, cuñada de la hermana del alcalde, que fueron vinculados sin cumplir con los requisitos.

En el caso de Arango Muñoz se especifica que siendo ingeniera agrónoma fue vinculada como analista financiera, ganándose una cifra superior a funcionarios que desempeñan las mismas labores.

La respuesta de la ex gerente Edith Cecilia Urrego, que renunció por la compra de la vajilla de 93 millones de pesos, fue que la oficina de control interno realizaría una revisión de los casos remitidos. Hasta la fecha el sindicato espera el resultado del estudio.

Pérez también cambió a 11 de los 15 gerentes, cargos que fueron ocupados por personas que estuvieron cerca de su campaña proselitista.

Aunque respetó a la mayoría de los gerentes de las mayores filiales de EPM, en la gerencia de la Telefónica de Pereira nombró a Isabel Cristina Vargas, ingeniera química sin experiencia en las áreas administrativa y de telecomunicaciones.

Ella también tuvo que renunciar por asuntos relacionados con gastos suntuarios.

Y como si fuera poco, fue Pérez el que invitó a los chinos a participar en el polémico contrato llave en mano del proyecto hidroeléctrico Porce III, altamente cuestionado y que fue paralizado ante denuncias oportunas.

Pelea con el sindicato Mientras el sindicato de trabajadores comenzaba las denuncias, los profesionales, que no estaban agremiados, conformaron el sindicato de profesionales de EPM (SinproEPM) y decidieron enfrentar los arranques populistas de Pérez.

Con Sinpro EPM el 99 por ciento de la entidad se encontraba sindicalizada. Pérez decidió enfrentarlos por medio de una decisión de la junta directiva de EPM, de la cual es presidente, en la que se cambió la categoría de trabajadores oficiales a empleados públicos a la mayoría de los miembros de Sinpro EPM, con el fin de desvertebrar la organización sindical, explicó el abogado Jesús Vallejo Mejía, apoderado del sindicato.

Al pasar a ser empleados públicos, de libre remoción y nombramiento, no pueden estar sindicalizados y eso era lo que quería Pérez. Sin embargo, el nuevo sindicato siguió firme y suscribió su primera convención colectiva.

No en vano el alcalde insistió para que los abogados de EPM encontraran un recurso legal para no firmarla. Como no fue posible, Pérez les dijo si quieren sigan demorándose en el error con teorías de tinterillos que solo los hace divagar y esconder un error que, en mi opinión, le hicieron cometer al doctor Iván Correa , refiriéndose al gerente destituido a comienzos de este año.

Hace poco Sinpro EPM denunció la que se considera la última decisión política que afectará a la entidad.

La administración se propuso llenar 122 vacantes en este mes que resta de mandato, asunto que ya fue denunciado al alcalde electo Sergio Fajardo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.