Secciones
Síguenos en:
META, TIERRA QUERIDA

META, TIERRA QUERIDA

En este aniversario, qué bueno sería dedicar un minuto para expresar a nuestro Departamento del Meta el amor que le profesamos. Pensar o decirle bendita y bondadosa tierra de Dios, gracias por el privilegio de haber nacido en tu suelo o ser acogidos en él.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de junio 2003 , 12:00 a. m.

En este aniversario, qué bueno sería dedicar un minuto para expresar a nuestro Departamento del Meta el amor que le profesamos. Pensar o decirle bendita y bondadosa tierra de Dios, gracias por el privilegio de haber nacido en tu suelo o ser acogidos en él.

Los conquistadores no hallaron aquí su Dorado, pero, siglos después muchos colombianos, sí. El Dorado de la oportunidad, el del amparo para el perseguido por la política o la pobreza, tan válido ayer como hoy.

La tierra de las talanqueras abiertas. Tanto, que parece sintetizarse en ella la colombianidad donde, como en un crisol, convergen sus nativos, el blanco, el mestizo, el negro, las culturas de todo el país.

Un árbol de tres raíces: Indoamérica, Hispanoamérica y Afroamérica. Una de ellas no hay que dejar marchitar ni soslayar su papel: los Guahibo-Sikuani, nuestros aborígenes, arrinconados con su cultura, pero tan importantes como los Wayú y Arhuacos para el Caribe.

Ahí vas, amado Meta, con el nombre de tu río. A los que nuestro poeta Eduardo Carranza alabó: ...tierra casi todo aire y horizonte... Aquí está la Llanura y en la palma de su mano/ está la línea de la suerte de mi patria/ esa línea es azul y se llama río Meta .

El mismo río que navegó en la imaginación de Julio Verne, quien describió su ímpetu en la obra El soberbio Orinoco .

Meta de tierras feraces que embruja a propios y ata a quienes vienen de paso. De imponente cordillera que riega sus verdes sabanas y que sirve de estadio para guardar y contemplar su infinita y rica belleza productiva.

De la Sierra de La Macarena: el arca de la biodiversidad que alberga los Andes, la Orinoquia y la Amazonia.

En fin, tierra portentosa que necesita lo mejor de sus hijos para construir el Dorado del progreso y bienestar. Para hacer historia más allá de leyendas y anecdotarios.

Para hacerla realidad, superar el presente y corregir los yerros de sus conductores, retribuyéndole con generosidad, actuando y participando con lo mejor de nuestro esfuerzo y acciones.

Hoy te vivamos, igual que hace 43 años, cuando te convertiste en Departamento y el Trío Los Galanes y nuestros padres te cantaban el joropo: Como diosa del oriente/ dominando en la sabana/ darás porvenir y gloria/ a la tierra colombiana .

* Magister en Desarrollo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.