CAYÓ SEGUNDO DE LA TEÓFILO

CAYÓ SEGUNDO DE LA TEÓFILO

Aunque no se trata de un comandante de frente o de columna, la muerte de Edgar Gustavo Navarro Morales, conocido como El mocho , se convierte en el mayor golpe militar dado a las Farc en lo que va corrido de la administración del presidente Alvaro Uribe.

21 de octubre 2003 , 12:00 a.m.

El mocho - según las autoridades y otras fuentes civiles- era el segundo al mando de la Teófilo Forero , columna móvil que es considerada como una de las principales puntas de lanza de la agrupación guerrillera.

Incluso, podría tratarse del más importante golpe contra la guerrilla en el último lustro si se comparan las capturas o bajas de subversivos de los últimos años (ver Los otros de las Farc) con el expediente que de él tienen las autoridades.

El mocho fue quien ejecutó el secuestro del congresista Jorge Gechem Turbay- según dijo la familia a este diario- . Episodio que se convirtió en el florero de Llorente que le puso punto final al proceso de paz del gobierno de Andrés Pastrana con las Farc.

Los organismos de seguridad le atribuyen también, entre otras, el secuestro de los tres estadounidenses contratistas del Plan Colombia, la explosión de una casabomba y el secuestro colectivo en un edificio, en Neiva, y el asesinato del congresista Diego Turbay Cote y su madre (ver Su historial).

En la Fiscalía, según pudo constatar EL TIEMPO, solo existe en su contra una orden de captura por terrorismo y homicidio, así como testimonios recogidos que lo señalan como el responsable de asesinar al estadounidense Thomas John Jannis, compañero de los otros tres secuestrados.

La muerte del jefe subversivo se produjo además como resultado de una operación de comando preparada exclusivamente en su contra y ejecutada en la casa en donde pasaba la mayor parte del tiempo.

Cómo fue? El pasado 22 de abril empezó la persecución contra Edgar Gustavo Navarro. Desde entonces, hasta la madrugada del domingo pasado, cuando cayó abatido, se había logrado fugar por lo menos siete veces del asedio de la IX Brigada del Ejército.

El grupo obtuvo la primera ubicación confiable de Navarro en junio, cuando su voz se escuchó en un diálogo con un comerciante de Florencia, al que le cobraba el impuesto del dos por mil . A la salida de Neiva, cerca de Balsillas, se le oyó decir.

De inmediato se montó la operación, se prepararon los equipos, pero a último minuto El mocho cambió el sitio y se escabulló. Luego vinieron cuatro intentos más, pero al parecer, según los militares, la red de informantes de este hombre lo tenía bien asesorado y lograba evadir los cercos del Ejército.

Entonces, la estrategia cambió y el grupo de inteligencia de la brigada decidió enfocar todos sus esfuerzos en lo que ellos consideraban la mayor debilidad de El mocho : el dinero. Sabían que él no permitía intermediarios. Siempre hacía los cobros de las extorsiones y los secuestros personalmente.

Así después de volver a infiltrar su anillo de seguridad, hace quince días lograron ubicar un punto en la vereda Guaguas, entre El Paraíso y Balsillas, límites de los departamentos de Huila y Caquetá.

Siguieron diariamente sus movimientos, pero no lograban dar con el sitio exacto. El martes 14 de octubre, el comandante de la IV División, general Luis Hernando Barbosa decidió asumir las acciones finales junto al general Héctor Martínez, comandante de la IX Brigada en Neiva.

Decidieron utilizar una compañía de un batallón de contraguerrilla y una escuadra de helicópteros para desembarcar la tropa. El sábado 18 de octubre, en la noche, los militares tomaron posiciones, y el domingo en la madrugada, cuando los guerrilleros apenas iban a preparar el desayuno, ocuparon el campamento en el sitio conocido como El Pino. Lugar de cobros de Navarro.

Allí, en una casa que había sido desalojada por los guerrilleros y que servía como vivienda, se encontraba El mocho con varios hombres de su seguridad personal. Apenas alcanzaron a responder el fuego, pero ya los teníamos cogidos , señaló uno de los militares que participó en la operación.

En medio del combate que se desató murieron once hombres, entre ellos Navarro, y otros tres que quedaron heridos fueron capturados.

El general Barbosa se trasladó desde Neiva al sitio del combate y hasta que el CTI de la Fiscalía no constató la identidad del guerrillero, no informó a sus superiores.

Este hombre, oriundo de Mocoa (Putumayo), tenía 38 años, 20 de los cuales llevaba militando en las filas de las Farc. Su cuerpo permanece en la morgue de Neiva, donde esperan que alguien lo reclame.

Durante todo el año habíamos hecho tres intentos para capturarlo. Este hombre era temible para la población civil , dijo el comandante del Ejército, general Carlos Ospina.

Hay que resaltar que es el golpe más importante dado a las Farc, en los últimos meses , anotó la ministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez.

Es el resultado de una estrategia integral que comienza a funcionar y a demostrar la capacidad que ha venido ganado el Ejército de meterse en las madrigueras de las Farc. Con el tiempo vamos a ver mucho más de esto. Operaciones en las que se va tras blancos de alto valor de estos grupos , agregó el embajador en Washington, Luis Alberto Moreno.

Por su parte y aunque también destacó el éxito del operativo, el Jefe de las Fuerzas Armadas, general Jorge Enrique Mora, dijo que este no les permitía afirmar que se estaba cerca de los estadounidenses secuestrados o de sus captores.

Durante un foro organizado en Washington por el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS), el general Mora dijo a su vez que parte de la estrategia de las Fuerzas Armadas era atacar a los cabecillas de los grupos terroristas para demostrarle a los colombianos y al mundo de que se estaba cerca de la victoria.

Vamos contra los cabecillas de estas organizaciones. Cuando lo logremos le vamos a demostrarle a la opinión pública que realmente estamos ganando la guerra contra los grupos terroristas en Colombia , señaló el general.

Su historial A Edgar Gustavo Navarro Morales, las autoridades lo señalan de ser el segundo jefe de la columna móvil Teófilo Forero de las Farc y lo señalan de ser responsable, entre otras, de: La activación de la casa bomba en Neiva, el 14 de febrero del 2003, con saldo de 12 personas muertas y 31 heridas.

El secuestro de tres estadounidenses y el asesinato de un suboficial colombiano y otro extranjero, el 13 de febrero del 2003, luego del accidente de un avión cerca de Florencia, Caquetá.

El secuestro de un avión de Aires, en el que viajaba el senador Jorge Eduardo Gechem Turbay, el 20 de febrero del 2002.

El secuestro- el 27 de julio del 2001- de nueve personas habitantes del edificio Miraflores en Neiva (Huila).

El asesinato del general (r) Crispiniano Quiñónez, el 9 de marzo del 2001, en La Vega (Cundinamarca).

El secuestro de la representante a la Cámara Consuelo González Claros, el 11 de septiembre del 2001.

El asesinato del mayor Robinson Ruíz, comandante del Batallón No.50, cerca de Balsillas, el primero de septiembre del 2002.

Los otros de las Farc En los últimos años, el Ejército ha capturado y abatido a otros líderes guerrilleros de importancia. Según las cifras entregadas por el Ministerio de Defensa el año pasado, por lo menos 54 jefes guerrilleros quedaron fuera de combate.

Entre los más importantes están: Miller Perdomo (Jefe del frente 53): Muerto en una operación comando el 14 de marzo de 1999 en el Páramo de Sumapaz. Junto a Romaña secuestró a más de 25 de personas en el famoso retén de la vía al Llano.

Jesús Vargas Gamboa Flaminio (Jefe frente 54): Muerto el 25 de septiembre en Manzanares (Meta), en combates con la VII Brigada. Además de participar en el secuestro de los periodistas Guillermo la chiva Cortés y Guillermo Angulo, era responsable del secuestro del industrial japonés Chikao Muramatsu y de 700 personas más.

Josué Ceballos El mocho César (Jefe frente 15): Muerto el 6 de octubre en combates con la Brigada contra el Narcotráfico. Responsable del secuestro de Ingrid Betancur, Rodrigo Turbay Cote, y el asesinato del gobernador del Caquetá Jesús Angel González en 1995.

Urías Cuéllar , (Jefe columna móvil Arturo Ruíz ): ordenó el ataque a más de 100 municipios en el país, sin contar las tomas a las bases militares de Coreguaje (Putumayo), Mitú (Vaupés), Las Delicias y Puerto Inírida, entre otras. Murió el 15 de agosto del 2001, en la operación 7 de agosto .

TAMBIEN CAPTURAN AL GERENTE DE JOJOY Con más de mil millones de pesos en efectivo, cheques y letras de cambio, fue capturado el pasado viernes en una calle principal de Yopal (Casanare), Darío Polanía Ortegón, conocido como El cucho , señalado por la Policía de ser uno de los coordinadores de finanzas del secretariado de las Farc.

Según lo indicó el director de la Policía, general Teodoro Campo, Polanía Ortegón fue ubicado después de varias semanas de seguimiento. En su poder tenía varios documentos, al igual que 897 millones de pesos en efectivo y 263 millones más en 43 cheques, al parecer de pagos por extorsiones.

El cucho se encargaba de recibir el dinero y los bienes de manos de las Farc y los legalizaba a través de inmuebles, casas de empeño, cuentas bancarias, títulos de ahorro y otras actividades financieras.

Los informes de la Policía señalan que Polanía era un hombre cercano a Jorge Briceño y que con su esposa, Luz Cecilia Espinoza, se encargaban de hacer las compras y suministros para el Estado Mayor Central de las Farc.

En el operativo también fue capturado Hermes Garzón Aldana, perra flaca , quien tenía en su poder un listado de personas que al parecer iban a ser extorsionadas.

Dentro de los bienes que, según el general Campo, entrarían en extinción de dominio se encuentran las haciendas La Herradura, Casa Roja, La Palestina, Caño Gringo, y La Machaca, ubicadas en los municipios de Uribe y La Macarena (Meta); 52 casas de empeño en diferentes lugares del país, 35 tractomulas, 5 ferreterías y dos bombas de servicio entre otros.

Al respecto, el presidente Alvaro Uribe anunció que las tierras incautadas a Polanía Ortegón serán entregadas a campesinos, desplazados, víctimas de la violencia y policías y militares heridos en combate.

FOTO El Ejército abatió a Edgar Gustavo Navarro, El mocho , en un campamento en El Pino, vereda Guaguas, en la carretera que de Neiva conduce a San Vicente del Caguán.

Cortesía Alejandro Saavedra / Diario del Huila

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.