CREÍAN QUE REAGAN TENÍA MANO DURA

CREÍAN QUE REAGAN TENÍA MANO DURA

Hijo espiritual de Ronald Reagan, George W. Bush se muestra a menudo más conservador, principalmente en el plano económico y a expensas de los programas sociales.

07 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Hijo espiritual de Ronald Reagan, George W. Bush se muestra a menudo más conservador, principalmente en el plano económico y a expensas de los programas sociales.

Su proyecto de presupuesto para 2004 presentado el pasado lunes al Congreso es la última expresión de este conservadurismo puro y duro, estiman expertos como Allan Lichtman, profesor de ciencias políticas de la American University.

Ignorando la explosión del déficit surgido en las finanzas públicas luego de su llegada a la Casa Blanca en 2001, en parte a causa de la reducción de impuestos que hizo aprobar por el Congreso dominado por los republicanos, Bush propone continuar en esta dirección con la eliminación de los impuestos sobre los dividendos, una medida que favorece a los más adinerados, indica el especialista.

Al mismo tiempo solicita un enorme aumento del presupuesto de Defensa y propuso reformar profundamente el sistema de seguro por enfermedad de los jubilados, Medicare, privatizándolo parcialmente.

Con relación a los otros programas sociales, Bush quiere congelarlos o reducirlos, estableciendo nuevos controles sobre la asistencia a los pobres y la distribución de almuerzos subsidiados en las escuelas.

W. Bush trata de poner en práctica medidas que Ronald Reagan ni siquiera había soñadoobserva Lichtman.

Como Bush, Reagan trató sin éxito al principio de su mandato, en 1981, imponer una reducción de impuestos que era mejor repartida entre los distintos niveles de ingresos, recuerda el catedrático.

Reagan fue capaz también de dar marcha atrás, aceptando alzas de impuestos ante un aumento del déficit presupuestario, subraya Thomas Mann, un politólogo de la Brookings Institution. Finalmente, Reagan, uno de los presidentes más populares de la historia estadounidense, jamás se pronunció por privatizar los grandes programas sociales, tales como Medicare, aunque trató de reducir el tamaño del Estado, nota el experto, estimando quees más conservador que Ronald Reagan, del cual es heredero.

El presidente George Bush padre era progresista comparado con su hijo, concuerdan varios observadores.ex presidente Bush era mucho más moderado que George W., más abierto, menos rígido ideológicamentesubraya el senador Robert Byrd, decano Senador demócrata.

Para Lichtman,acciones y objetivos de Bush representan los principios más conservadores desde los años 20antes de la puesta en práctica de los grandes programas económicos y sociales de Franklin D. Roosevelt.

La política de Bush está animada por toda una psicología conservadora en materia presupuestaria y fiscal, basada en lade recursos hacia los más ricos y un agotamiento de los medios presupuestarios para forzar a término a los demócratas a cortar los programas sociales para controlar el déficitseñala el experto de la American University.

Incluso los conservadores más fervientes se declaran agradablemente sorprendidos de las propuestas de reducción de impuestos y el congelamiento de gastos propuesto por Bush.

absolutamente encantado de ver que él va todavía más lejos de lo que esperábamosdeclaró al Washington Post, Dan Mitchell, fiscalista de la Heritage Foundation, un instituto privado de investigación ultra-conservador de Estados Unidos.

Atenuando esos análisis, el experto Stephen Hess, de la Brookings Institution, juzga que Bush,muy conservador como Reagan, muestra que es capaz de ser pragmáticoen algunas ocasiones.

Como ejemplo, Hess nota que luego de haberse opuesto, el Presidente aceptó que pasara a control federal la seguridad en los aeropuertos -hasta entonces a cargo de empresas privadas- cuando la opinión pública estadounidense, traumatizada por los atentados del 11 de septiembre de 2001, era ampliamente partidaria de ello.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.