Secciones
Síguenos en:
CARGOS CONTRA GLORIA GAITÁN

CARGOS CONTRA GLORIA GAITÁN

Ocho meses después de haber dejado la dirección del Instituto Colombiano de la Participación Jorge Eliécer Gaitán , Colparticipar, Gloria Gaitán Jaramillo, hija del caudillo asesinado, está en el ojo del huracán . Sobre ella llueven múltiples denuncias, que van desde el desmantelamiento de la Casa-Museo, pasando por la suscripción irregular de millonarios contratos, hasta la desaparición de importantes documentos de la entidad estatal.

Ocho meses después de haber dejado la dirección del Instituto Colombiano de la Participación Jorge Eliécer Gaitán , Colparticipar, Gloria Gaitán Jaramillo, hija del caudillo asesinado, está en el ojo del huracán . Sobre ella llueven múltiples denuncias, que van desde el desmantelamiento de la Casa-Museo, pasando por la suscripción irregular de millonarios contratos, hasta la desaparición de importantes documentos de la entidad estatal.

Ayer, la Procuraduría Delegada para la Contratación Estatal le formuló pliego de cargos a Gaitán Jaramillo por presuntas irregularidades presentadas en dos contratos.

Según la Procuraduría, la señora Gaitán no envió para el debido control de ese organismo los contratos 20 y 21 de 1999, sobre la construcción del edificio llamado El Exploratorio, pues fueron suscritos alegando urgencia manifiesta. El organismo encontró que la señora Gaitán hizo, a la vez, la interventoría de los mismos.

Pero no solo eso. Las denuncias sobre anomalías administrativas durante su gestión son tantas que, incluso, la Contraloría decidió montar una oficina en el segundo piso del derruido instituto (en la calle 42 con carrera 15) para realizar las investigaciones del caso.

También el Archivo General de la Nación está detrás de la tempestad de denuncias contra Gaitán, que desde hace unas semanas vienen haciendo 14 de los 23 funcionarios de la entidad.

Las irregularidades encontradas fueron también puestas en conocimiento por el actual director de la entidad, Hernando Corral, a la ministra de Educación, Cecilia María Vélez, en una extensa carta que le envió el pasado 7 de abril, con copia al presidente Alvaro Uribe, al Fiscal, al Procurador, al Contralor y al Auditor General de la Nación.

Además, los trabajadores del instituto, en misivas enviadas a los organismos de control del Estado, hacen denuncias tan graves como que entre el 17, 18 y 19 de agosto del 2002 -cuando ya había sido declarada insubsistente- la señora Gaitán Jaramillo ordenó cargar en un camión todos los muebles, archivos y documentos históricos que había en la Casa-Museo Jorge Eliécer Gaitán y se los llevó a un lugar que todavía se desconoce.

No se llevó tres muebles del segundo piso porque son muy pesados , le dijo a EL TIEMPO uno de los funcionarios del instituto. Este diario comprobó que, en efecto, la Casa-Museo está vacía.

Gaitán Jaramillo aseguró que lo hizo porque el Gobierno le quitó al Instituto la seguridad. Afirmó que el patrimonio, de propiedad del Estado desde hace varios años, estaba desprotegido y que no tuvo otra opción que llevar las cosas a una bodega. No voy a ser tan pendeja de darle la dirección , le respondió a EL TIEMPO, que le preguntó sobre la ubicación.

Yo no me llevé las cosas el día que quitaron la vigilancia. Fue un año después de luchar , dijo.

Según Corral, Archivo Nacional le propuso que esta entidad guardaría todo los objetos y documentos históricos de Jorge Eliécer Gaitán, pero ella se negó. Por qué no ha entregado el archivo histórico, los contratos, todo? , se pregunta.

Corral pidió a comienzos de este mes una visita de funcionarios del Archivo Nacional para verificar, también, la pérdida de documentos , entre ellos historias laborales involucradas en demandas y la inexistencia de inventarios documentales.

El informe presentado por los delegados de Archivo Nacional, el pasado 15 de abril, da cuenta, efectivamente, de que los contratos suscritos por la anterior administración hasta el 2000 que se encontraban en el Archivo Central fueron retirados de las instalaciones del Instituto el 12 de agosto del 2002 y no se conoce su localización .

Gaitán Jaramillo afirmó que desconoce si en el trasteo que ordenó en agosto del año pasado se fueron archivos, contratos e historias laborales, porque -aseguró- no fue ella la que cargó la camioneta, sino los propios empleados que hoy la denuncian.

Funcionarios del instituto entrevistados el pasado viernes por EL TIEMPO aseguraron que la señora Gaitán los vinculaba con un rango salarial superior al que les correspondía y que, mensualmente, debían devolverle a ella el excedente. Así lo denunció Jairo Hernando Navarrete, representante de los trabajadores en la Junta Directiva de la entidad.

Gaitán respondió que cuando el gobierno de Andrés Pastrana decidió quitarle recursos a la entidad, los funcionarios que estaban vinculados en cargos superiores a sus capacidades crearon el Colectivo de Trabajadores, al que voluntariamente entregaban el excedente.

Dijo que no le parece ilegal y que patrocinó eso porque ellos lo hicieron para que la entidad no se paralizara. Yo nunca les pedí plata a ellos , dijo Gaitán. Los trabajadores afirmaron que, incluso, de ahí pagaba ella algunos de sus gastos personales.

La ex funcionaria aseguró que denunciará a los funcionarios por injuria y calumnia.

Y en un papel que escribió de su puño y letra afirma que sus enemigos políticos quieren hacer un escándalo periodístico, porque saben que el gaitanismo, encabezado por ella, arrasará en las elecciones internas del Partido Liberal, el próximo 4 de mayo.

Gloria Gaitán se desempeñó como directora de Colparticipar durante ocho años (1994-2002). Antes fue directora de la Casa Gaitán, cuando no era una entidad estatal.

EL CASO DE EL EXPLORATORIO.

El aspecto que hoy presenta el Instituto Colombiano de la Participación Jorge Eliécer Gaitán es el de una edificación abandonada a su suerte. En la Casa-Museo no hay nada para ver desde hace un año. Un enorme edificio que se empezó a construir frente a esta, con diseños del reconocido arquitecto Rogelio Salmona, está en obra negra, sumido también en el abandono. La inconclusa edificación se llama El Exploratorio.

Según el director del instituto, Hernando Corral, la señora Gaitán firmó un extraño contrato con el señor Gustavo Galindo, al parecer ingeniero de profesión, en el que este se compromete a salvaguardar la estructura del Exploratorio y los bienes muebles que se encuentran en dicha manzana así como el mantenimiento de la construcción .

Dentro de la mencionada construcción el señor Galindo adecuó una oficina para su uso particular, que más parece una sala de juegos , dice Corral.

El director denunció, también, que Gloria Gaitán no ha querido entregar una de las camionetas de propiedad de la entidad.

FOTO/Rafael Espinosa EL TIEMPO.

En la casa-museo no hay nada que ver, excepto esta pintura y este viejo cartel. Hace un año, Gloria Gaitán se llevó todo.

FOTO.

Gloria Gaitán, ex directora del Instituto Gaitán.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.