TENÍA UNA CORAZONADA

TENÍA UNA CORAZONADA

El pasado 7 de febrero, minutos después de las 8 de la noche, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Jorge Daniel Castro, arribó al comando general de la Policía Nacional para una reunión con el director de la institución, general Teodoro Campo. Antes de ingresar al edificio de la calle 26, Castro se dirigió a su guardaespaldas y le dijo: Quédese con este radio... tengo una corazonada . Cuando solo le faltaban 10 pasos para ingresar al despacho de su superior, recibió una llamada del mismo escolta que acababa de dejar: General, acaba de ocurrir un 9-29 en El Nogal , le dijo.

23 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

El pasado 7 de febrero, minutos después de las 8 de la noche, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Jorge Daniel Castro, arribó al comando general de la Policía Nacional para una reunión con el director de la institución, general Teodoro Campo. Antes de ingresar al edificio de la calle 26, Castro se dirigió a su guardaespaldas y le dijo: Quédese con este radio... tengo una corazonada . Cuando solo le faltaban 10 pasos para ingresar al despacho de su superior, recibió una llamada del mismo escolta que acababa de dejar: General, acaba de ocurrir un 9-29 en El Nogal , le dijo.

El código traducía la alerta por una posible bomba. Castro salió de inmediato. Intentó abrirse paso por entre los trancones pero no lo consiguió. En la calle 63 con carrera 7a. tuvo que abandonar su vehículo y seguir en moto hasta el sitio de la tragedia. Cuando llegó a la calle 78 se encontró con el atentado terrorista al Club y recordó su intranquilidad antes del encuentro con Campo.

Qué le dice a los bogotanos frente a lo que está pasando?.

No vamos a perder los estribos. Vamos a ser sensatos, prudentes y realistas. Tenemos una amenaza permanente del terrorismo de las Farc y ante ella tenemos que unirnos para afrontar esa lucha decidida. El terrorismo es uno de los fenómenos delincuenciales más difíciles y complicados, pero no imposibles de enfrentar. En el caso de Bogotá se necesita que todos los ciudadanos se vuelvan personas interesadas en su propia seguridad, que se conviertan en policías. La actitud debe ser valerosa, solidaria y no indiferente.

Para algunos con lo de El Nogal comenzó la guerra urbana. Piensa lo mismo?.

No. Aunque en el 2002 se presentaron 133 casos de terrorismo en la ciudad, no necesariamente son atribuibles al conflicto. Algunos obedecen a extorsiones que se hacen a través del terrorismo. Lo que pasa es que las Farc trasladaron la modalidad terrorista que tenían en las zonas rurales a las ciudades más importantes.

Dónde está la inteligencia para contrarrestar esa estrategia?.

Lo de El Nogal y Residencias Tequendama ha sido supremamente grave, pero también se han podido neutralizar otros actos terroristas. Se han capturado expertos en terrorismo, en explosivos y cabecillas importantes. Estamos atendiendo el temor ciudadano las 24 horas.

En el caso de El Nogal hay resultados concretos?.

Prefiero no decir nada para no entorpecer las investigaciones. Lo que sí prometemos a la ciudadanía es que estamos haciendo todos los esfuerzos para mostrar pronto esos resultados.

Es cierto que la guerrilla está contratando a miembros de pandillas para cometer atentados?.

Aquí en Bogotá no se da eso. Esa penetración no la hemos detectado en la forma como hay en otras ciudades. Las Farc, ante la incapacidad de las milicias de hacer esos actos, ha enviado gente especializada, principalmente del frente primero, que opera en toda la zona del Guaviare, para colocar los vehículos y las bombas.

Los bogotanos pueden estar tranquilos después de semejantes acciones?.

Deben estar seguros de que la Policía esta permanentemente trabajando, muy preocupada por la seguridad. No solo los policías tenemos él deber de defender al país. Es una obligación de todos los colombianos.

Hubo saqueos en El Nogal por parte de la Policía?.

A mí me disgusta el tema porque yo estuve ahí adentro, inclusive cuando todavía estaban haciendo explosión los tanques de gasolina de los vehículos. A mí no me cabe en la cabeza que ante tanto dolor, desgracia y horror, haya personas que tengan tiempo para pensar en sacar provecho de esa situación de dolor y sangre.

Sabe cuántos de sus hombres están siendo investigados para establecer si estuvieron involucrados o no?.

La investigación nos cubre a todos, porque yo también me someto a ella. Si existen denuncias que las concreten y que vayan a la Fiscalía, la Procuraduría o que vengan a la oficina de Servicios y Disciplina donde se está haciendo la investigación.

Pero no tiene evidencias de que alguno de sus hombres se haya descarriado?.

No tengo evidencia, pero donde se presente seremos supremamente drásticos y a esas personas les caerá todo el peso del reglamento y la ley.

Usted mete las manos al fuego por sus hombres?.

Claro. Hasta que no se demuestre lo contrario tengo que confiar en mis policías. Tengo fe en ellos, en su valor y en su compromiso.

FOTO/John Wilson Vizcaíno EL TIEMPO.

Castro asegura que las Farc han enviado personal del frente primero a colocar las bombas en Bogotá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.