EL PRESIDENTE PUEDE SER UN GRAN NEGOCIADOR

EL PRESIDENTE PUEDE SER UN GRAN NEGOCIADOR

Hace 6 años, Luis Carlos Restrepo, un médico siquiatra y magister en filosofía, escribió el libro El derecho a la paz que tiene este epígrafe: Cuando aprendamos a escuchar, oiremos crecer la paz . Ni en sueños imaginó que un día -hoy es el alto comisionado de paz- sería ejecutor de la búsqueda de la paz para Colombia, primordial tarea del Presidente de la República. Si ésta entrevista fuera un capítulo de su libro, seguramente lo abriría con la siguiente expresión, parodiando la original: Cuando aprendamos a leer este reportaje virtual, veremos las señales que conducen a la paz

23 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Hace 6 años, Luis Carlos Restrepo, un médico siquiatra y magister en filosofía, escribió el libro El derecho a la paz que tiene este epígrafe: Cuando aprendamos a escuchar, oiremos crecer la paz . Ni en sueños imaginó que un día -hoy es el alto comisionado de paz- sería ejecutor de la búsqueda de la paz para Colombia, primordial tarea del Presidente de la República. Si ésta entrevista fuera un capítulo de su libro, seguramente lo abriría con la siguiente expresión, parodiando la original: Cuando aprendamos a leer este reportaje virtual, veremos las señales que conducen a la paz.

Qué pasó con el Eln?.

Hicimos una propuesta de paz, basada en un cese de hostilidades y una convención nacional, retomando sobre éste último punto una propuesta que ellos han venido haciendo desde hace varios años.

Habría zona de despeje para conversar?.

No. Zonas de ubicación, seguridad.

Qué diferencia hay?.

En las zonas de ubicación, tal como están consideradas en la ley de orden público, no se excluyen las autoridades, ni civiles, ni militares.

En qué consiste la zona?.

Pueden permanecer en ella sin que los detengan ni los ataque la fuerza pública. Pueden conservar armas y mantener su organización.

Han obtenido respuesta?.

No. La estamos esperando. Creo que la detienen sus mandos medios.

Están muy comprometidos con las Farc en operaciones conjuntas. Económicamente dependen de las Farc en algunas zonas, y temen dar un paso que los pueda exponer a la ira y al castigo de ellos.

Qué decisión debería tomar el Eln?.

O son un frente más de las Farc, o se convierten en una alternativa política de izquierda. Lo segundo es el camino de la paz, y el Gobierno está dispuesto a favorecer esa vía.

Y las Farc?.

Prima en ellos una política dura, de confrontación en todo sentido. Quieren imponer condiciones tanto para un acuerdo humanitario como para reiniciar conversaciones de paz. Están pensando más en las ventajas de reiniciarlas, que en el resultado mismo de negociaciones.

Qué impide entonces el acuerdo humanitario?.

Esa es la gran pregunta. Cuando el Presidente decidió que el diálogo fuera a través de Naciones Unidas, yo estaba convencido de que las Farc responderían afirmativamente; pensé que no iban a perder la oportunidad de convertirse en interlocutores del Secretario General de la ONU: eso era una gran conquista política. Pero dijeron que no. Si ellos estuvieran realmente interesados en un acuerdo humanitario, lo habríamos hecho hace mucho rato.

La situación es este momento es de congelamiento de los contactos?.

Aunque a las Farc no les gusta que se diga esto, ha habido mensajes que van y vienen, y algunas decisiones las ha tomado el Gobierno evaluando esos mensajes, pero no hay un canal de comunicación estable que nos permita avanzar. Para eso se nombró la Comisión Facilitadora: Para tratar de construir un canal de acercamiento.

Pero las Farc criticaron esa Comisión.

Las Farc no entienden muy bien lo que implica la labor de la Comisión Facilitadora. Ante posturas tan alejadas como las que tienen en este momento el Gobierno y las Farc, se necesita alguien que labre un camino, que aceite un encuentro.

Para buscar qué?.

Por ejemplo, nosotros decimos: liberación de todos los secuestrados. Ellos dicen: liberación de todos los guerrilleros. Sobre eso no hemos avanzado un milímetro.

Ese sería un punto de negociación?.

No sabemos qué es negociable y qué no, porque no hay comunicación.

Qué es lo que quiere el Gobierno?.

Que haya un canal de negociación.

La comisión facilitadora sería el camino?.

Sí, pero no es comisión negociadora; sólo busca acercar a las partes.

Para hablar únicamente del canje?.

No hablamos de canje, ni de intercambio, hablamos de acuerdo humanitario. Lo que pasa es que las Farc, con sus acciones, cierran los caminos. Después del atentado a El Nogal, hemos empezado a recibir presiones de sectores que se oponen a un acuerdo humanitario.

Y cuál es su opinión?.

Mantener el planteamiento de acuerdo humanitario.

Al margen del acuerdo, el gobierno es partidario de una negociación de paz con las Farc?.

El Presidente esta dispuesto, si se dan las condiciones. El es un gran negociador y eso no lo conoce el país, ni de pronto lo sabe la guerrilla. Es el único Presidente que se ha capacitado explícitamente en la negociación pacífica de los conflictos; en eso hizo su maestría.

Hacia dónde iría la negociación?.

La urgencia es no matar más; reducir factores de violencia y que haya mejoras en derechos humanos, eso es lo que pide el país. Una vez pactado el cese de hostilidades, nos damos tiempo para generar confianza mutua; para eso son las zonas de ubicación.

Después de El Nogal y Neiva el Presidente endureció su posición?.

Es un hombre prudente. Un hombre que pide a las Fuerzas Armadas, que no le digan a la guerrilla ni ángeles, ni demonios; que no se desgasten en calificativos, que actúen sin caer en intemperancia verbal.

El gobierno ha calificado a las Farc como terroristas. Puede haber diálogo con terroristas?.

Cuando dejen el terrorismo. Así de sencillo. Es lo mismo que ha pasado con las autodefensas: les hemos dicho que para empezar a negociar tienen que dejar de matar, dejar los actos terroristas. Si no, no hay negociación; esa es la importancia del cese de hostilidades; no sólo para construir un proceso confiable, también para que el país recupere la confianza en la salida negociada y cambie la percepción que tiene de esos grupos.

Usted cree que Estados Unidos verá con buenos ojos una negociación con un grupo que el gobierno llama terrorista y que tiene en su poder a tres norteamericanos?.

Tenemos el apoyo total del Gobierno de E.U., para la salida negociada, no solamente con las Farc y el Eln. También con las Auc.

Sobre el Estatuto Antiterrorista, cuál es su esencia?.

Que el Estado tenga herramientas permanentes para enfrentar el terrorismo. Se necesitan como permanentes las medidas de conmoción interior, que no se puede mantener eternamente.

Es cierto que incluirá control a la prensa?.

La libertad de prensa no tendrá ningún tipo de restricciones.

En el Tribunal Internacional de Justicia se va a suspender la salvedad de 7 años para crímenes de guerra?.

Hay muchas presiones para que se levante esa reserva. En principio, crímenes como el de El Nogal, pueden ser ya crímenes de competencia de la Corte Penal Internacional, porque es un crimen de lesa humanidad, no de guerra. Pero hay que ser prudentes porque nos comprometimos a dejar una ventana para la paz, y no quisiéramos que cualquier decisión se entendiera como guerrerismo; de hecho, mi papel es mantener abiertas las puertas a la reconciliación.

El futuro del país en materia de paz es negro?.

No. Estamos navegando en medio de la niebla; se usan luces exploradoras para iluminar 20 o 30 metros; de ahí para adelante no se sabe que hay; sólo la esperanza de encontrar tierra firme.

Qué exploradoras tiene en la mano?.

Con las Auc tenemos una Comisión Exploratoria; con las Farc, la esperanza de acuerdo humanitario; con el Eln una propuesta de paz.

En qué va el proceso con las autodefensas?.

Estamos conversando con varios grupos a la vez: Autodefensas Unidas de Colombia, Autodefensas de Córdoba y Urabá, el Bloque Central Bolívar y la llamada Alianza Oriente, que es la gente de Casanare y Arauca. Todos aceptaron el cese de hostilidades, ahora nos toca consolidar ese avance. En este momento las Autodefensas quieren negociar. Hace unos meses no negociaban si primero no había sido derrotada la guerrilla; aprovechemos la coyuntura.

El recrudecimiento de la acción de las Farc no endurece la posición de las autodefensas?.

Ese es un peligro. Es como cuando un viejito tiene neumonía, diarrea, artritis, gastritis, cinco o seis enfermedades a la vez. Si se le ataca la gastritis, a lo mejor se le dispara la cagadera.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.