PROVIDENCIA, PARAÍSO AMENAZADO

PROVIDENCIA, PARAÍSO AMENAZADO

A pleno sol y bajo un cielo inmaculado, en diciembre pasado se jugó un singular partido de dominó en la isla de Providencia. Aunque es común ver a los isleños golpear las fichas con fuerza sobre las mesas de madera, apostando billetes, ese día las cosas fueron diferentes. Lo que se apostaba era una paca de 25 kilos de cocaína distribuida en bolsas.

23 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

A pleno sol y bajo un cielo inmaculado, en diciembre pasado se jugó un singular partido de dominó en la isla de Providencia. Aunque es común ver a los isleños golpear las fichas con fuerza sobre las mesas de madera, apostando billetes, ese día las cosas fueron diferentes. Lo que se apostaba era una paca de 25 kilos de cocaína distribuida en bolsas.

Quien llegaba a 100 puntos perdía un kilo y la partida siguió hasta que uno de los jugadores se adueñó de la paca.

Es posible que la droga que se jugó ese día haga parte de los 3.500 kilos que narcotraficantes lanzaron cerca a la isla tras ser localizados por la Policía, pues se rumora que varios nativos se quedaron con una buena parte.

El alcalde de Providencia, Raúl Fabio Huffington electo por tercera vez dice que la compra de motos y carros lujosos por parte de isleños de bajos recursos hace pensar que se trata de algo más que un simple rumor.

El propio Alcalde admite la desaparición de cerca de 80 personas: "Hay quienes dicen que están en cárceles de Colombia y de afuera y, aunque sus deudos los lloran, es posible que estén vivos, purgando penas en México, Estados Unidos, República Dominicana y Haití.

Y es que por su privilegiada ubicación y la habilidad sin par de los navegantes nativos, la isla de Providencia, de apenas 4.500 habitantes, se está convirtiendo en un punto clave para el tráfico de drogas hacia Centroamérica, México y el resto del Caribe.

El reclutamiento de nativos lancheros, por parte de la mafia, se disparó. Uno de ellos, quizás el más apetecido por su experiencia y que pidió la reserva de su nombre, dice que eso se debe a que nadie como ellos conoce el mar: "Podemos navegar sin brújulas, guiados solo por las estrellas .

La coca, que sale de las principales ciudades costeñas o desde la Guajira, recorre 360 millas hasta encontrar los arrecifes de San Andrés y Providencia. Si el clima, o los guardacostas no los detectan, los tripulantes de las lanchas rápidas reciben combustible y alimentos en los arrecifes y siguen su camino sin parar.

Si algo sale mal, entran a las islas buscando refugio o arrojan las pacas de coca al mar para luego recuperarlas. Según la Policía de Providencia, el año pasado se incautaron dos toneladas de droga en siete operativos.

Sin oportunidades.

Los verdaderos problemas para la isla se iniciaron cuando la coca abandonada empezó a ser localizada y revendida al mejor postor por algunos isleños.

"Hay pelados de 13 años con pistolas, que guardan coca a la espera que se la compren y a veces, la consumen. Es un desastre y el gobierno aún no hace nada", dice el concejal Luis Humberto Arenas.

La reventa de droga es un próspero y atractivo negocio para una región en donde el desempleo campea. El alcalde Huffington asegura que es del 50 por ciento.

Hace tan solo unos meses y tras la reestructuración del municipio, 250 personas se quedaron sin trabajo y se unieron al ejército de desempleados. Hoy la administración tiene solo algo más de 60 empleados.

"No hay oportunidades de empleo para los jóvenes -dice el Alcalde- y, al problema del tráfico de coca, se une la difícil situación económica de la isla. Nos tuvimos que acoger a la Ley 550 para, entre otras cosas, poder pagar la nómina, después de 17 meses de incumplimiento".

Josefina Huffington, aguerrida defensora de la isla, agrega: "Como no hay empleo y el turismo no llega por cuenta de los altos costos de los tiquetes y el monopolio de algunas empresas hoteleras, de empresarios continentales, pues la gente se rebusca".

Y hay quienes lo hacen con la droga. "Al capitán de una lancha rápida por ir a México le pagan 150 millones de pesos y a los marineros 80. Si el viaje es a Jamaica, la tarifa disminuye: 80 y 40 respectivamente", cuenta otro isleño.

La oferta resulta tentadora si se tiene en cuenta que un pescador artesanal hace 15 o 20 mil pesos al día, y un pescador avezado puede llegar a los 100.000.

" Cómo competir con esas cifras? En un viaje hacen lo que les tomaría una vida entera de un trabajo que es muy duro. Pero lo más grave es que no tienen otras opciones", afirma el vocero de un grupo de padres de familia isleños preocupados con lo que sucede.

Gasolina.

Otra arista del narcotráfico en la isla es la de la gasolina. Desde hace unos años, el combustible se convirtió en otra de estas tentaciones. Al principio, lanchas rápidas cargadas de droga llegaban de manera ocasional al arrecife de "Point-a-reef" (punta del arrecife norte) en búsqueda de combustible e insumos. Pero hoy, es una constante.

Autoridades de la isla le aseguraron a EL TIEMPO que nativos reabastecen las lanchas que vienen del continente: "Las tanquean para sus faenas de pesca de 8 días. De aquí salen cumpliendo todas las normas pero revenden el combustible".

Según la Policía de Providencia, un galón de gasolina vale 4 mil pesos, pero puesto en altamar se negocia hasta por 350 mil.

El año pasado se incautaron mil galones de combustible y en las operaciones de control de gasolina y de narcotráfico fueron detenidas 15 personas. Uno de ellos murió en circunstancias que hoy son materia de investigación (ver recuadro).

Pero la mejor evidencia del tráfico de gasolina es el alto e inexplicable consumo y la permanente escasez delcombustible. Un promedio de 5.000 galones llega semanalmente en barco desde San Andrés y se acaba el mismo día de su llegada.

"La gente la acapara para sacarla luego a esas lanchas. Continuamente se encuentran canecas camufladas", dice el Alcalde. En eso coincide la Capitanía de Puerto.

Hasta qué punto esta situación es negligencia de las autoridades? El tema se expuso durante el Consejo de Seguridad celebrado el 13 de enero pasado en la isla, en el que EL TIEMPO estuvo presente y al que acudieron todas las autoridades.

Algunos de sus asistentes manifestaron abiertamente que la penetración del narcotráfico se debía a la evidente deficiencia de las Fuerzas Militares: "Ustedes han fracasado".

La sentencia se produjo luego de que el contralmirante Luis Arturo Faccini, comandante de la armada en las islas, dijo que, para ponerle freno al delito, debería implantarse pronto el pago a informantes.

Y aunque la idea no tuvo mucha acogida, ya está en marcha. La Policía informó que, además de iniciar un cruce de información entre organismos de seguridad, ya se está pagando por información.

El alcalde, por su parte, dijo que, aunque no han sido aprobados aún, se destinarán recursos del Fondo de Seguridad Ciudadana cerca de 300 millones de pesospara ejecutar programas que acerquen a las autoridades con la ciudadanía:.

Así mismo, aumentaron los controles en altamar en acciones conjuntas con la Fiscalía, la Capitanía de Puerto, la Infantería de Marina, el Das, la Armada y los Guardacostas.

Hoy, solo se permite una tanqueada por moto o vehículo. Los pescadores y lanchas de turismo son los únicos que reciben gasolina adicional.

La Capitanía de Puerto, que en el Consejo de Seguridad fue señalada por uno de sus asistentes como una posible responsable de la desviación de combustible, hace seguimiento cuidadoso al tema. "Ya hay un comité sectorial de residencia que denuncia casos y se piensa vincular a pastores y religiosos en la tarea de recupera la identidad de la gente", puntualiza Huffington.

A pesarde las medidas, varios sectores de la comunidad están pidiendo que el presidente Alvaro Uribe realice un consejo comunal, en el que puedan discutir lo que está ocurriendo en la isla y los planes para mejorar su situación.

La mayoría de los isleños somos serios y honestos trabajadores, que buscan mejorar las condiciones de la isla con el turismo -anota Jennifer Archbold-. Necesitamos que nos ayuden desde Bogotá. Tenemos incluso nuestro propio plan de desarrollo sostenible, concebido y desarrollado por nuestra comunidad .

EL CASO ROBINSON.

El 9 de abril del 2002, Lemos Lee Robinson murió en las playas de Manchenille (Providencia) en circunstancias que se investigan.

Ese día, hacia las 3:30 de la madrugada, Lee y otras personas estaban en una lancha cerca a la playa cuando se escuchó una orden de detenerse y, luego unos disparos. Lee cayó herido.

Isleños que pidieron la reserva de sus nombres dicen que el joven pescador fue rematado sin explicación.

Para la Policía de Providencia, Lee murió en un intercambio de disparos con contrabandistas de gasolina.

" Qué hacía un pescador artesano sacando 500 galones a esa hora?", le dijo a EL TIEMPO un oficial.

El caso está siendo investigado por un juez penal militar y por una comisión humanitaria de Naciones Unidas que denunció lo ocurrido a la Presidencia, al Fiscal, al Procurador y al Defensor del Pueblo.

Ese episodio es relacionado por varios nativos como un caso más en la cadena de abusos a los que son sometidos. Los isleños dicen que la Policía los agrede, desconoce sus costumbres y hasta les prohíbe hablar su dialecto.

Las denuncias fueron desestimadas por miembros de esa institución quienes aseguran que en la isla no están acostumbrados a las requisas ni a portar documentos y por eso protestan, pero los isleños dieron testimonios a El TIEMPO de los maltratos sufridos en el último año.

Al respecto, la saliente comandante de la Policía de San Andrés y Providencia, teniente coronel Estella Quintero, dijo que la supuesta prohibición del dialecto, se ha convertido en un elemento quealgunos usan para incitar sentimientos separatistas: "Se les pide que hablen español sólo durante las requisas".

FOTO/Mauricio Lloreda.

1- Las lanchas coqueras, que salen de la costa atlántica, recorre 360 millas hasta encontrar los arrecifes de Provincia. Allí tanquean y siguen, pero si algo sale mal, buscan refugio en la zona o arrojan las pacas de coca al mar.

2- Esta isla, de 4.500 habitantes, vive fundamentalmente del turismo. Pero esa actividad no es suficiente para dar trabajo a toda la población. El desempleo, según su Alcalde, es de 50 por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.