EL SECUESTRO NO CEDE

EL SECUESTRO NO CEDE

La Fundación País Libre prendió otra vez las alarmas porque en el 2002 se mantuvieron los altos índices de secuestro y, lo que es más preocupante, se frenó la tendencia a la baja que se había presentado en el 2001. (VER GRAFICA: SECUESTRO EN COLOMBIA) (VER CUADRO: TIPO DE SECUESTRO)

01 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

La Fundación País Libre prendió otra vez las alarmas porque en el 2002 se mantuvieron los altos índices de secuestro y, lo que es más preocupante, se frenó la tendencia a la baja que se había presentado en el 2001.

(VER GRAFICA: SECUESTRO EN COLOMBIA).

(VER CUADRO: TIPO DE SECUESTRO).

Mientras en el año que recién terminó se produjeron 2.986 plagios, en el 2002 se registraron 3.041. Es decir, 55 menos, para una disminución del 1,8 por ciento. Pero, según Juan Francisco Mesa, director de País Libre, no es una caída significativa por dos motivos.

Primero, dice, porque muchos de los secuestros que ocurrieron en las últimas semanas de diciembre difícilmente se registran o comienza a saberse de ellos después. Y en segundo lugar, porque la disminución es 10 veces menor que la del 18 por ciento que se registró en el 2001 .

La Fundación llamó la atención también sobre el número de niños secuestrados. Según sus datos, de las ocho personas que son plagiadas al día, una es menor de edad. En el 2002 se recibieron denuncias de 384 niños secuestrados, más que las 303 del 2001.

Lo que queremos mostrar es que el verdadero problema que enfrenta Colombia es el del secuestro extorsivo económico y no el de unos papás que se llevan a sus hijos (secuestro simple), como lo han querido mostrar algunos de los directores de los Gaulas de la Policía y el Ejército .

Era Uribe.

Una de las conclusiones más dicientes de las estadísticas tiene que ver con que a pesar de que tras la llegada de Alvaro Uribe Vélez al poder en agosto el número de secuestros mensuales disminuyó, la baja no alcanzó a llegar a los niveles que se registraban en los primeros meses del año (ver gráfico).

El dato es significativo si se tiene en cuenta que en enero aún estaban abiertas las negociaciones del entonces presidente Andrés Pastrana con las Farc.

Aunque Uribe ha puesto a la Fuerza Pública a la ofensiva y estas han logrado sonados rescates, los indicadores sugieren que por ahora solo se ha logrado desinflar el efecto del rompimiento de los diálogos sobre el flagelo del secuestro.

Cabe anotar, además, que en el 2002 disminuyó el número de personas muertas en cautiverio: 62 frente a 98 que fallecieron en el 2001. De los 62, 38 fueron asesinados por sus secuestradores.

A las Farc se les atribuyen el mayor número de secuestros, 936; al Eln, 776; a la delincuencia común, 442; y a las Autodefensas, 180, entre otros autores.

Otro cambio evidente es que más personas fueron liberadas gracias a la presión de las autoridades: 190 del 2002 frente a 134 del 2001.

En cuanto al comportamiento por departamentos, las denuncias disminuyeron en Antioquia (601 en el 2001 frente a 531 en el 2002), Cesar (419 frente a 307) y Valle (168 frente a 166), y aumentó en Cundinamarca (183 en el 2001 frente a 226 en el 2002), en Magdalena (101 frente a 177) y Bogotá (49 frente a 84).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.