HECHOS QUE SACUDIERON AL PAIS

HECHOS QUE SACUDIERON AL PAIS

La recesión más profunda del 98-99 El último trimestre de 1998 marcó el comienzo de la peor recesión en la historia de Colombia, que llevó a que 1999 por primera vez se registrara un crecimiento negativo del 4,5 por ciento en el Producto Interno Bruto, PIB.

15 de septiembre 2003 , 12:00 a.m.

La recesión más profunda del 98-99.

El último trimestre de 1998 marcó el comienzo de la peor recesión en la historia de Colombia, que llevó a que 1999 por primera vez se registrara un crecimiento negativo del 4,5 por ciento en el Producto Interno Bruto, PIB.

Entre las causas figuran el excesivo endeudamiento del sector público y el endeudamiento del sector privado que con unas tasas de interés excesivamente altas que tocaron niveles del 50 y 60 por ciento hicieron las veces de aspiradoras de los recursos de la economía.

La demanda se contrajo, la gente no tuvo con que comprar, se generó un efecto domino, no hay recursos para inversión, no hay demanda, sobran empleados y así el desenlace final: cierre de empresas, incremento en el desempleo y caída de la producción nacional.

Al gobierno de turno del presiente Pastrana le tocó hacerle frente a la crisis financiera, a la crisis de las cooperativas, a las más altas tasas de interés y a la crisis del Upac.

Desde cuando ese desastre hizo su aparición el gobierno trató de contrarrestarlo y salir adelante, sin embargo, aún hoy cuatro años después, todavía se habla de que el país empieza a salir del peor capítulo en la historia económica del país.

**.

Banca: de la expansión a la crisis.

A comienzos de la década de los 90 el sector financiero colombiano registraba una fuerte expansión. Las operaciones aumentaron, los índices de crecimiento de sus activos pasaron de 38 por ciento en 1992, a 42 por ciento en 1994. Las entidades se fortalecieron patrimonialmente y el número de intermediarios financieros creció de 98 en 1990 a 140 en 1995. Como consecuencia de esta prosperidad, las utilidades eran millonarias en la banca.

Pero la dicha no duró más allá. Cuando la economía comenzó a desacelerarse a finales de la década, empezó el deterioro progresivo del sistema financiero.

Durante el año 98 este deterioro se profundizó y se extendió a todos los intermediarios.

El crecimiento de la cartera vencida se aceleró, las provisiones se redujeron y los bienes recibidos en pago aumentaron significativamente pasando de 800.000 millones de pesos en diciembre de 1997 a 1,4 billones de pesos en octubre de 1998.

Como si fuera poco comenzaron a evidenciarse problemas de liquidez del sistema, agravando la situación.

Así, la estructura de captación se trasladó a recursos de cortísimo plazo. Para octubre de 1998, el 60 por ciento de los CDT y CDAT se encontraban entre 2 y 14 días, mientras que las captaciones superiores a 6 meses alcanzaban un nivel del 5 por ciento, frente a 15 por ciento que significaban nueve meses atrás.

El crítico panorama se completaba con problemas de encajes en muchas de las entidades que obligó a los establecimientos a pagar enormes tasas de interés (hasta el 150 por ciento) por los recursos de corto plazo.

Tal situación llevó al sistema a arrojar pérdidas por 500.000 millones de pesos a octubre del 98, después de la danza de los millones de la primera parte de la década. Para los años 99 y 2000 las pérdidas sobrepasaron el billón de pesos.

Nadie se escapó de la crisis, por el contrario, más se unieron a ella. El sector cooperativo sey obligó al Dansocial de ese entonces a intervenir 31 sociedades y 8 por parte de la Superbancaria.

Entre tanto, más de una docena de establecimientos de crédito fueron intervenidos por la Superintendencia, en el término de un año y medio.

En cuanto a la banca pública el reflejo de la crisis no podría ser más patético. A diciembre de 1998 existían doce entidades públicas que empleaban alrededor de 90.000. A esa fecha la banca oficial representaba el 22 por ciento de los activos del sistema e igual proporción de la cartera.

Hoy quedan tres bancos oficiales de los cuales sólo permanecerá el Banco Agrario (para la venta están Bancafé y Granahorrar).

La crisis en la banca pública dejó como resultado el cierre del BCH, del Banco del Estado y la Caja Agraria (se creó el Banco Agrario).

El costó de la crisis financiera se acercó a los nueve billones de pesos, incluidas las capitalizaciones de entidades oficiales y privadas y la liquidación de la Caja Agraria y el BCH.

El mayor costo lo representaron las capitalizaciones de entidades financieras públicas y privadas por 5,6 billones de pesos, a los que se suman 2,7 billones de la liquidación de la Caja Agraria y 1,4 billones a las primeras capitalizaciones que se aplicaron a entidades como Granahorrar y al desaparecido Banco Uconal.

**.

Colapsó el sistema hipotecario: muere el Upac.

Paralelamente a la crisis financiera el sistema hipotecario colapsó.

Los deudores de vivienda comenzaron a devolver sus inmuebles a los bancos. Los morosos aumentaron al tiempo que las tasas de interés hacían impagables las cuotas mensuales.

El Upac entró en crisis y el gobierno adoptó medidas para darle alivios a los deudores que se encontraban en mora. Paralelamente, diseñó un programa de reducción automática de tasas de interés para los deudores al día.

En septiembre de 1999, la Corte Constitucional le dio el puntillazo final al Upac. Este murió después de 25 años.

Sin embargo, el Tribunal dio un plazo de nueve meses (hasta junio de 2000) para crear un nuevo sistema de financiación de vivienda.

Inmediatamente el gobierno lo presentó al Congreso y en diciembre del 2000 éste lo aprobó para dar vida a la nueva Unidad de Valor Real, UVR, atada a la inflación.

La nueva Ley previó una fórmula de reliquidación de los créditos haciéndolo extensivo a todos los deudores hipotecarios con crédito vigentes.

Una lluvia de demandas, tutelas y quejas de los deudores hipotecarios atiborraron los tribunales en todo el país.

**.

Colombia fue al FMI.

A lo largo del primer semestre del 99 se acentuaron los problemas para el país: la crisis financiera nacional e internacional se agudizó; un ataque especulativo al peso propició una pérdida importante en las reservas internacionales y la recesión económica se aceleró.

Todo ello provocó una pérdida de confianza en la economía y obligó al gobierno del presidente Pastrana a tomar la decisión de solicitar el respaldo del Fondo Monetario Internacional en julio del 99.

El ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, acudió al FMI, siendo la primera vez que el país suscribía un acuerdo formal con este organismo.

Durante el gobierno del presidente Betancur se acordó un programa de monitoreo simple con el FMI y no se firmó acuerdo stand-by.

El programa económico del gobierno Pastrana con el FMI fue discutido durante el segundo semestre del 99 y fue finalmente aprobado en diciembre 20 por el organismo.

Fue un programa para el período 1999-2002, con el cual el país tuvo a disposición un crédito por 2.700 millones de dólares que nunca utilizó.

Posteriormente el gobierno del presidente Uribe firmó un nuevo acuerdo con el FMI, este para dos años y que aún está en vigencia.

Los acuerdos con el FMI incluyeron un severo programa de ajuste fiscal y la adopción de reformas estructurales.

**.

Tapando huecos con reformas tributarias y deuda.

Durante la década de los noventa la situación fiscal del país se deterioró.

Los ingresos corrientes de la Nación aunque crecen no alcanzan pues los gastos del gobierno que van en aumento.

Las transferencias territoriales suben y se desbordan los intereses de la deuda pública (interna y externa) presionando hacia un mayor déficit fiscal.

Los distintos gobiernos expidieron un conjunto de normas que incrementaron los gastos en materia de defensa y justicia ahondando eldesequilibrio entre gasto e ingresos públicos.

Pero además llegaron contingencias adversas como las crisis cafetera y financiera.

Para resolver el problema de financiamiento del déficit fiscal los últimos gobiernos han acudido a reformas tributarias y al mercado internacional de capitales.

La financiación del déficit fiscal mediante mayores niveles de deuda ha ocasionado que el gobierno tenga que contratar nueva deuda para pagar la vieja.

La deuda pública, interna y externa, se incrementa año en año a medida que crecen las necesidades de recursos para financiar por parte del Estado. Como proporción del PIB la deuda pública sobrepasa el 50 por ciento.

Entre 1990 y 2002 el gobierno nacional ha emitido bonos externos por 13.125 millones de dólares, de los cuales el 60 por ciento correspondió al período 99-2000.

El país cuenta con una historia de reformas tributarias nada envidiable: siete desde 1990.

Adicionalmente, ha habido cambios impositivos mediante facultades extraordinarias.

Los ingresos tributarios hansido la manera más recurrente para cubrir faltantes de financiación del gobierno central.

La Ley 6 del 92 estableció una inversión forzosa a través de los Bonos para el Desarrollo Social y desde allí todos los gobiernos han usado este mecanismo para financiar gasto.

Las diferentes reformas han llevado a un aumento de la tarifa del IVA, de las tasas para el impuesto de renta, y se han incluido nuevos contribuyentes.

Entre tarifas diferenciales, rentas exentas, bienes excluidos del IVA. Retenciones y contribuciones especiales los colombianos se han acostumbrado a que cada gobierno llegue con su reforma tributaria bajo el brazo.

Los ingresos tributarios pasaron de representar un 10,3 por ciento del PIB en 1990 a 12,6 por ciento en 1999 y 13 por ciento en el2000, mientras que los gastos como porcentaje del producto se incrementaron de 11 a 18 por ciento en el período.

**.

La agonía de los cafeteros.

El que fuera sector bandera de la economía colombiana cayó en una profunda crisis.

En diez años la industria cafetera perdió más de 1.000 millones de dólares de patrimonio. Entre 1990 y 2000 el patrimonio del Fondo Nacional del Café se redujo de 1.595 millones de dólares a 569 millones.

La realidad no podría ser más triste para los cafeteros. Del gran reconocimiento social y poder económico que tuvieron pasaron a un estado de escasez que les obligó a vender todos sus activos.

A junio del 99 el FNC tenía inversiones permanentes en 38 empresas de las cuales 34 eran en el país y 4 en el exterior. De este grupo, en 8 la participación accionaria del Fondo era mayoría.

Aunque desde 1988 la Federación había comenzado un proceso de desinversión que arrojó la venta de la inversión en 11 empresas y la liquidación de 7, entre los años 98 y 99 ocurrió el desenlace de la crisis queafectó a varias empresas del gremio.

Así, en 1999 los cafeteros perdieron a Bancafé el que fuera el valioso soporte de esta industria e instrumento de desarrollo de las regiones productoras.

El sector no tuvo para cumplir una orden de capitalización impartida por la Superintendencia Bancaria y Fogafín terminó quedándose con la institución.

Ya el gremio había salido de Concasa al fusionarla con Bancafé.

También en los 90 el gremio vendió la participación en la Flota Mercante Grancolombiana que había sido creada en el año 45 con aportes del FNC.

Producto de esta venta se constituyó la Compañía de Inversiones de la Flota Mercante pero en el año 98 la sociedad entró en liquidación.

La Corporación Financiera de Occidente también salió de las manos de los cafeteros y más recientemente el gremio perdió a Aces considerada una de las inversiones estrellas del sector.

También debió vender los negocios que tenía en el sector salud.

La agonía de los cafeteros comenzó con el rompimiento del Pacto Cafetero Internacionalen 1989, cuando el mercado libre redujo los precios a un nivel que no alcanzaba a costear la operación integral. Y los ingresos al productor se mantuvieron inflados .

La nueva etapa cafetera llegó con cambio en la gerencia de la Federacafé. Jorge Cárdenas Gutiérrez renunció en el año 2002 y en su reemplazo fue designado Gabriel Silva.

**.

Se amplió la oferta en la seguridad social.

En carne propia sintieron los colombianos la transformación en el campo de la seguridad social.

De una sólo institución prestadora del servicio obligatorio de salud e igualmente en la administración de las pensiones se pasó a una amplia oferta.

Nuevos agentes llegaron al mercado: EPS, IPS, ARPs, AFPs que desataron una fuerte competencia para ganarle clientes al Seguro Social que mantenía el monopolio.

La situación no pintaba del todo mal para el ISS, que aspiraba a mantenerse, pese a la competencia, como el grande y poderoso prestador de servicios de la seguridad social.

De hecho en 1997 el Seguro alcanzó una cifra pico de 8,1 millones de afiliados.

Pero sostener ese nivel fue imposible y el ISS comenzó a perder terreno frente a sus competidores privados.

Vino así la crisis financiera que terminó con la última decisión del gobierno de escindir al Instituto.

La entidad dejó de prestar directamente el servicio de salud. El ISS fue transformado en una EPS y todas sus clínicas y hospitales fueron convertidos en Empresas Sociales del Estado, ESE, así nacieron siete ESE.

En el sector privado los nuevos agentes tuvieron que bajar laa la competencia.

De 18 administradoras de fondos de pensiones y cesantías con que arrancó el sistema, hoy hay seis.

El mercado también se ajustó en salud. De cerca de 40 EPS que comenzaron, solo 20 continúan, el resto se fusionó o cerró.

**.

Cirugía para las empresas que parecían intocables.

Cuando llegó la competencia privada al sector de las telecomunicaciones, Telecom entendió que las cosas no volverían a ser como antes, cuando sola dominaba el mercado.

Pero tampoco se imaginaba que éste podría ser el principio del fin de la compañía. Sin embargo, lo era.

En los últimos diez años Telecom soportó una fuerte competencia que terminó minando sus fortalezas y obligando al gobierno del presidente Uribe a tomar la decisión de liquidar la compañía.

Tras 54 años de existencia de Telecom el gobierno decide cerrarla y crear una nueva compañía denominada Telecomunicaciones de Colombia S.A..

Todo el personal de Telecom fue despedido con la promesa de que la nueva empresa engancharía a 5.000 de ellos pero sin ningún tipo de beneficio sindical.

Casi simultáneamente con la decisión de liquidar a Telecom, el gobierno practicó una profunda cirugía a la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol.

La empresa líder del país fue dividida: Una parte encargada del negocio petrolero que conserva el nombre de Ecopetrol S.A.

Otra, la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, encargada de administrar el recurso petrolero y de gas y de manejar en adelante los contratos de exploración y producción, así como de administrar el banco de información del suelo colombiano y las regalías que generen estas explotaciones.

Y adicionalmente se creó una pequeña división denominada Promotora de Energía que maneja los negocios no estratégicos que tenía Ecopetrol como la participación en electrificadoras y las acciones de Artesanías de Colombia, entre otras.

**.

Plan Colombia: una marca que abrió puertas.

Dentro de la estrategia de internacionalizar el conflicto, el presidente Andrés Pastrana lanzó el llamado Plan Colombia.

Con este programa en mano el gobierno fue ante la comunidad internacional en busca de solidaridad y apoyo económico para enfrentar el narcotráfico pero también para ayudar con obras sociales a las zonas víctimas de la violencia.

El costo del Plan Colombia se estimó en 7.000 millones de dólares de los cuales el gobierno norteamericano se comprometió con aportar 1.300, el gobierno colombiano 4.000 millones de dólares y los recursos restantes saldrían de la cooperación de la comunidad internacional a través de las denominadas mesas de donantes.

El Plan Colombia que impulsó el presidente Pastrana tenía entre sus componentes: la búsqueda de la paz vía negociación, la lucha contra el narcotráfico que implicó el fortalecimiento en equipos y capacidad operativa del Ejército y las fumigaciones.

Otro propósito era recuperar 700.000 hectáreas de agricultura pérdidas en el conflicto y mantener una tasa de crecimiento económico.

El presidente Uribe decidió continuar con el Plan Colombia y con las estrategias de mesas de donantes que buscan además conseguir recursos para la lucha contra el narcotráfico, mantener viva la solidaridad mundial por el conflicto colombiano.

**.

Clinton un presidente amigo.

Con la llegada del presidente Andrés Pastrana al poder las relaciones de Colombia con el resto del mundo cambiaron radicalmente, pero de manera especial con el gobierno norteamericano.

El presidente Clinton se convirtió en un aliado de Colombia poniéndose, así, fin a los roces que mantuvieron los dos países durante la administración del presidente Samper.

Aunque varios mandatarios estadounidenses habían venido a Colombia en el pasado (Kennedy, Reagan y Bush padre) la visita del presidente Clinton a Cartagena tuvo una connotación muy especial no sólo por su carisma, sino porque se había convertido en el gran aliado de nuestro país apoyándolo no sólo en el Congreso de E.U. con el Plan Colombia sino en el mundo entero.

Así, el 30 de agosto de 2000 llegó en visita oficial a Cartagena el presidente Bill Clinton.

La visita fue aprovechada por el gobierno colombiano para plantear el interés por una zona de libre comercio entre las dos naciones y pedir prórroga para las preferencias del Atpa.

En su momento los empresarios que acompañaron al mandatario norteamericano reconocieron que la visita fue un paso importante para mostrar otra cara de Colombia.}.

Posteriormente, ya como ex presidente, Bill Clinton volvió a Cartagena en junio de 2002. La visita sirvió no solo para un suave empalme entre el presidente saliente Andrés Pastrana y el entrante Alvaro Uribe, sino para que los empresarios empezaran a familiarizarse con el estilo del nuevo Jefe del Estado colombiano.

**.

A estrenar referendo.

El hoy presidente de los colombianos, Alvaro Uribe, propuso en su campaña la realización de un referendo para acabar con las viejas costumbres de la política y cerrarle el paso a la corrupción.

Pues bien, este fue prácticamente su primer acto de gobierno, el 7 de agosto de 2002 cuando tomó posesión del cargo.

Pero la suerte de este primer referendo en la historia del país ha tenido en vilo a los colombianos.

Primero fue la gran expectativa en su paso por la Corte Constitucional.

El Tribunal le dio vía libre al referendo, pero le quitó los grandes encabezados que inducían las respuestas y quitó la propuesta de prorrogar los períodos de los actuales alcaldes, gobernadores, diputados y concejales.

Así las cosas el Presidente, Alvaro Uribe hizo la convocatoria al referendo de 17 puntos de los 19 que tenía inicialmente.

La fecha para acudir a las urnas: el 25 de octubre de 2003.

**.

La crisis de El Espectador.

Con 116 años de historia periodística a cuestas El Espectador pasó de ser diario a semanario.

La situación financiera se agudizó en los años 95 y 96 y aunque se hicieron grandes intentos para aliviar la empresa, esto no fue posible.

A mediados de 1997 entra como accionista mayoritario el grupo Santodomingo, en otro intento por rescatar el periódico de gran tradición nacional.

En octubre 1999 llega a la dirección del periódico Carlos Lleras de la Fuente y en agosto del año siguiente la empresa se enfrenta al cierre definitivo.

Como opción, se decide volverlo semanario y así se mantiene hasta la fecha.

**.

El nuevo marco de los negocios.

En la década de los 90 los procesos de integración regional tuvieron un decidido empuje en todo el mundo. Colombia no fue ajena a esos procesos aunque éstos no avanzaron al ritmo que el país quería.

El país concretó el Tratado de Preferencias Andinas, Atpa, en 1991, que le permitió a una amplia lista de productos colombianos ingresar durante 10 años al mercado norteamericano sin pagar aranceles, lo que los hizo competitivos. Esas preferencias fueron renovadas y ampliadas en el Atpdea firmado en el 2002, y terminan en el año 2006.

La ley Atpa, fue aprobada por el gobierno de los Estados Unidos como un mecanismo de apoyo a las naciones andinas comprometidas con la lucha antidrogas, para dinamizar las empresas legales y quitarles espacio a los negocios ilícitos.

El Grupo de los Tres, G-3, firmado con México y Venezuela, nació para aprovechar oportunidades de negocios hacia Estados Unidos y Centroamérica, y para obtener nuevas inversiones. La estrategia utilizada en esta negociación fue duramente criticada por los empresarios, quienes señalaron que algunos temas fueron acordadosde espaldasi al sector productivo colombiano. A esto se atribuyen los pocos resultados del G-3 en casi 10 años de vigencia.

En cuanto al Mercado Común del Sur, Mercosur, si bien empezó a concebirse desde 1986 es en la década de los 90 cuando recibe su mayor impulso cuando los mercados de Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, empiezan a trabajar en la reducción arancelaria invitando a las demás naciones latinoamericanas a que hagan parte de ese bloque económico. Mercosur ha logrado avanzar en negociaciones con algunos países de la Comunidad Andina -Bolivia y Perú-, y se espera que antes de terminar este año los demás andinos, Colombia, Venezuela y Ecuador, hayan concluido una negociación. Esto permitirá el anhelado sueño del bloque suramericano CAN-Mercosur.

Hasta comienzos de 2003 Colombia esperaba el desarrollo del Area de Libre Comercio de las Américas, Alca, como un mercado integrado que debiera terminar de negociarse en el año 2005.

Y aunque Colombia siempre quiso un Tratado de Libre Comercio, TLC, con los Estados Unidos la posibilidad se veía lejana luego de la suscripción del Nafta, entre México, Canadá y los E.U., en su orden seguía la negociación con Chile que hacía lobby para tener acuerdos comerciales y preferencias con E.U.

Pero en estos momentos se avanza en este camino, y existe confianza en que la negociación pueda empezar en enero próximo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.