Secciones
Síguenos en:
MELUK LE CUENTA...

MELUK LE CUENTA...

Boca Juniors le ganó al América anoche 2-0 no porque fuera mucho mejor: le ganó porque fue el menos malo. Partido malito, malito el de La Bombonera . Si es por lo de anoche, América puede jugar toda la semana con Boca y no le hará un gol. Perdón, voy a bostezar...

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Boca Juniors le ganó al América anoche 2-0 no porque fuera mucho mejor: le ganó porque fue el menos malo. Partido malito, malito el de La Bombonera . Si es por lo de anoche, América puede jugar toda la semana con Boca y no le hará un gol. Perdón, voy a bostezar...

La resistencia americana cayó después de 41 minutos de control absoluto de Boca Juniors, que compró la pelota y el terreno y no los arrendó. Sin embargo, el del primer tiempo fue un ataque soportable. Eso sí: el sistema de seguridad tenía una fuga en la zona izquierda, por donde Boca fabricó las mejores opciones hasta antes del 1-0.

Los primeros 45 minutos de Fabián Vargas fueron de espanto: no quitó la bola, cuando le cayó la perdió, la entregó mal, y, para completar, le rompieron la nariz. Su socio en esa zona, John Cano, era el más blandito de todos y dejó levantar la pelota varias veces. Los errores de los dos eran disimulados por el seguro trabajo del portero, por González (uno de los centrales) y, especialmente, por un Carlos Angulo gigante.

Pero Pablo Navarro se despistó y dejó solo a Schiavi, a los 41, el 1-0 era suficiente para que al América se lo llevara el diablo, porque su ataque era nulo: no existió. Si quería darle la vuelta al juego, debía tratar que robar la bola y parar la defensa adelante de su área, no metida en ella.

Y así quiso hacerlo, pero más por la ayuda de Boca que se echó para atrás unos metros para buscarle más espacio a los rápidos Delgado y Caneo (que entró por Donnet). Pero Perdón: Ferreira viajó? Excusen: Vásquez jugó? Qué fue a quien remplazó Moreno? Disculpen de nuevo: cuál Moreno?.

América no reaccionó porque anoche no tenía con qué, ni actitud real para hacerlo. Boca, con su nadadito de perro, iba a hacer otro gol cuando se le diera la gana. Y lo hizo al final del juego. Y eso que Boca no es nada del otro mundo. Es normalito, normalito. Por más que Pecoso Castro le diera alaridos a su walkie talkie (dirigió desde la tribuna por el castigo que tiene) no tenía cómo empatar.

Este sí parecía un equipo envenenado intencionalmente. Hay que exigir una investigación exhaustiva! Anoche, al Boca le metían más miedo los siete enanitos de Blanca Nieves que los 11 del América.

Castillo y Bustos, los expulsados, podrían agarrar vuelo Buenos Aires-París, a ver si le echan una mano a la Selección Colombia. Pero si van a jugar como ayer...

Ahora América deberá ganar 3-0 en Cali para ser finalista de la Copa Libertadores, ó 2-0 para jugarse el Baloto de los penaltis. Y lo que, en serio, da mal genio es que Boca no tiene nada y sin nada ganó justamente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.