REY HUSSEIN ESTAMOS ANTE UNA CATÁSTROFE

REY HUSSEIN ESTAMOS ANTE UNA CATÁSTROFE

El rey Hussein de Jordania dijo ayer que la guerra es inminente, luego del fracaso de todos los esfuerzos por hallar una solución a la crisis del Golfo. Después de que se cerraron todas las puertas, nuestra región se encuentra frente a un profundo abismo, luego de que la crisis del Golfo enfiló hacia una inminente catástrofe , dijo en un discurso a la Nación.

16 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Una guerra destructiva está por empezar, y tras ella no quedará nadie victorioso , dijo.

El Rey, con semblante sombrío, dijo a sus tres millones de súbditos que se empeñó al máximo en ayudar a encontrar una solución árabe con respaldo mundial a la crisis.

Jordania es neutral en esta guerra dijo. Solo nos doblegaremos y nos inclinaremos ante Dios .

Para los habitantes del Golfo Pérsico la guerra ya empezó. Las medidas de seguridad en sus casas para defenderse de un posible ataque con armas químicas ya están tomadas.

En Jordania, todos los vuelos señalados para partir, ayer y hoy, de ese país estaban totalmente ocupados, mientras que en el aeropuerto los hombres despedíana sus esposas e hijos.

Siento verlos partir, pero lo hago por su seguridad. Mi familia ha visto demasiada guerra , dijo un comerciante libanés cuya familia viajó a El Cairo.

Algunas compañías hicieron preparativos de última hora para evacuar a sus empleados. La Coca Cola trasladó a miembros occidentales de su personal de Bahrain y del este de Arabia Saudita hacia Omán, el país del Golfo Pérsico más alejado del centro de la crisis.

En Riad, capital de Arabia Saudita, el aeropuerto estaba repleto de civiles que partían, mientras que aquellos que quedaban en el país sellaban con plástico las ventanas y los aparatos de aire acondicionado y almacenaban productos alimenticios en conservas.

En Egipto, el Gobierno aumentó las precauciones de seguridad y discutió la forma de evacuar a centenares de millares de egipcios de la posible zona de guerra, incluso 200 mil ciudadanos que están en Irak.

Los preparativos llegaron hasta el Líbano, donde las amas de casa vaciaron los estantes de los supermercados, los automovilistas acudieron en masa a las gasolineras y la fuerza de cinco mil hombres de las Naciones Unidas en el sur de ese país practicaba el uso de máscaras antigás.

Millares de turcos que viven cerca de la frontera con Irak vendieron sus pertenencias, abordaron autobuses y marcharon para reunirse con familiares en otros sitios.

Muchos habitantes pobres de las zonas fronterizas dormían en las calles de las ciudades turcas para escapar a un posible ataque.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.