QUÉ LIQUIDÓ EL ESTADO

QUÉ LIQUIDÓ EL ESTADO

La Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Telecom), liquidada ayer por la Presidencia de la República, era el operador de comunicaciones más grande del país.

14 de junio 2003 , 12:00 a.m.

La Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Telecom), liquidada ayer por la Presidencia de la República, era el operador de comunicaciones más grande del país.

En conjunto con sus compañías teleasociadas (proveedores de telefonía locales comprados durante los últimos 50 años), Telecom contaba con más de 2 700.000 líneas telefónicas propias en Colombia, lo que representa casi 38 por ciento del mercado nacional.

Esa infraestructura le permitía ofrecer servicios de telefonía básica en más de 4.000 localidades (en 800 de las cuales era operador único) a través de 400 oficinas y, por lo menos, 5.000 puntos de acceso, buena parte de ellos instalados en cruces veredales y carreteras.

En las grandes ciudades colombianas, los servicios de Telecom incluían larga distancia local y nacional, tráfico de datos en Internet y transmisión de microondas, aunque trabajaba en el desarrollo de centros de llamadas (call centers), centros de gestiones y voz sobre IP (llamadas por Internet).

Si bien la empresa no ofrecía planes de telefonía local en ciudades como Medellín -dominada por EPM-, tenía una participación de 58 por ciento en el mercado de larga distancia nacional y 40 por ciento en el de larga distancia internacional.

Con 4.941 empleados y más de 15.800 jubilados, la nómina de Telecom ascendía, hasta ayer, a 30.000 millones de pesos mensuales y cargaba un pasivo pensional de 5,6 billones de pesos, lo que, según especialistas, la hacen una firma poco menos que llamativa para cualquier posible comprador.

En el 2002, la empresa reportó pérdidas por 470.000 millones de pesos y un costo anual promedio por empleado de 73 millones de pesos. A ese ritmo, según voceros gubernamentales, en el 2004 la empresa no habría podido cubrir sus operaciones, por lo que el jueves la Presidencia de la República ordenó su liquidación, al igual que la de 12 de sus teleasociadas.

A pesar de las amenazas del sindicato de Telecom y el cierre de todas las oficinas de la compañía, hoy no se registraron alteraciones de orden público en ninguna parte del país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.