Secciones
Síguenos en:
ANSIEDAD Y ESTRÉS, OTRA VÍA AL CÁNCER

ANSIEDAD Y ESTRÉS, OTRA VÍA AL CÁNCER

Si usted es ansioso y se estresa con frecuencia, puede convertirse en un blanco fácil del cáncer.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
14 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Si usted es ansioso y se estresa con frecuencia, puede convertirse en un blanco fácil del cáncer.

Esta teoría, cuyo autor es el siquiatra Amstein Mykletun de la Universidad de Bergen (Noruega), es la principal conclusión de una investigación de más de tres años, durante los cuales se examinaron 62.591 personas, todos adultos, de ambos sexos.

El estudio, publicado en la más reciente edición de la revista científica británica New Scientist, estableció que aquellos hombres y mujeres que sufren ataques de ansiedad de manera recurrente son un 25 por ciento más propensas a desarrollar células malignas. La consecuencia más probable: cáncer.

Para llegar a esta conclusión, todas las personas que participaron como "conejillos de indias" fueron sometidas durante el primer año del estudio a pruebas siquiátricas de ansiedad.

En los siguientes años, cuando les hicieron exámenes médicos, los científicos descubrieron que la cuarta parte de los participantes -aquellos que habían registrado los niveles más elevados de ansiedad en las pruebas- presentaban casos de cáncer o situaciones precancerígenas.

Este estudio, que se convierte en el primero que evidencia claramente la relación entre una excesiva preocupación y las enfermedades -el cáncer, en este caso- fue motivo de análisis la semana pasada en la conferencia anual de la Asociación Psiquiátrica Americana, en San Francisco (Estados Unidos).

Hasta la fecha, las investigaciones que habían querido vincular estados mentales con el cáncer habían producido resultados de poca consistencia.

Otro estudio presentado en el encuentro siquiátrico apoyó la teoría de que el estrés, ansiedad y depresión perjudican al sistema inmunológico que, al deteriorarse, permite la supervivencia y el crecimiento de las células cancerígenas.

En este sentido, médicos de la Universidad de Londrina (Brasil), descubrieron una espectacular reducción de la actividad del sistema inmunológico en enfermos de depresión.

En todo caso, pese a los resultados contundentes de los estudios, en New Scientist son cautos al advertir que el problema de estos estudios es que resulta difícil excluir la influencia de otros factores como una mala dieta o la adicción al tabaco. El debate es largo. Por ahora, la gente ansiosa tendrá algo más porque preocuparse , concluyen.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.