Secciones
Síguenos en:
DESALOJARON A 2.600 MINEROS EN ANTIOQUIA

DESALOJARON A 2.600 MINEROS EN ANTIOQUIA

Cuando todo el país celebraba el día del padre, 2.600 mineros de Segovia trabajaban ayer como si fuera el último día de sus vidas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Cuando todo el país celebraba el día del padre, 2.600 mineros de Segovia trabajaban ayer como si fuera el último día de sus vidas.

Descanse en paz Las Delicias , cantaba ayer un viejo minero, al que el aguardiente le ayudó a pasar la jornada de desalojo pactada con anterioridad con la Frontino Gold Mines (FGM), dueña de la mina El Silencio, la más vieja y grande productora de oro del país.

Y no es que se haya acabado esta mina de 3.000 hectáreas, que celebró el año pasado sus 150 años. Sucede que además de sus 1.500 trabajadores legales que trabajan en la mina El Silencio, durante años la FGM vio multiplicarse el número de ilegales que le abrieron al terreno cinco bocaminas conocidas como La 30, las Delicias, el Piñal, Cafetal y Monteverde.

Los mineros ilegales se entran con comida para tres meses y equipo suficiente para procesar el oro y luego salen pálidos como muertos a tomar aguardiente, dizque eso los reanima para volver a trabajar , relató Jaime Vélez, un habitante de Segovia.

Para controlar la minería ilegal, que se ejecuta sin ninguna norma de seguridad, la FGM, la Gobernación de Antioquia, Minercol y el municipio de Segovia pactaron con los 2.600 ilegales que su retiro sería ayer.

Es como si me partieran un brazo , dijo don Efraín Antonio Hidalgo, quien recordó que con el trabajo en La 30 pudo pasar de una casa con techo y paredes de plástico a otra de concreto en la que vive con sus ocho hijos y su mujer.

El oro mueve a Segovia, con decirle que el solo anuncio del desalojo ha resentido el comercio en el pueblo , explicó.

Ayer, los 120 trabajadores de Las Delicias entraban y salían de la mina como en un día normal. El asunto del cierre lo tenían en la cabeza, pero hasta el anochecer extrajeron del socavón sacos que, con la mejor de las suertes, representan hasta 50 castellanos, una pequeña fortuna si se tiene en cuenta que un castellano son 90 mil pesos.

Frente al viejo que borraba sus penas con el licor estaban las Sandras, Urrego y Cano, Gilma Marín y María Isabel Ceballos, las cuatro barredoras de Las Delicias, todas madres cabezas de familia.

A ellas la fortuna las premió porque fueron las últimas a las que los mineros les permitieron barrer las sobras de lo que sacaron del corazón de la mina. Una barredora puede conseguir hasta 200.000 pesos en un día.

Las soluciones que dan las instituciones públicas y privadas a cambio del retiro de los mineros no los convencen del todo. En la mesa de negociación se propusieron nombres como El Milenio, La Mariela, El Castillo, Marmajito para continuar trabajando, pero esas minas ya tienen dueño o están llenas de agua , dijo uno de los trabajadores de La 30.

El minero José Alvarez anotó que la mejor solución es que la FGM cree una cooperativa, invierta en maquinaria y los deje trabajar.

Hoy habrá vigilancia especial de la FGM, la Policía y el Ejército para evitar que algunos mineros se queden dentro de las minas e incumplan el desalojo.

FOTO.

Los mineros ilegales tenían permiso de trabajar hasta ayer en Segovia (Antioquia). El desalojo, pactado con anterioridad, se cumplió en completa normalidad.

Julio César Herrera / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.