MIJAIL GORBACHOV ESTÁ CONTRA LA PARED

MIJAIL GORBACHOV ESTÁ CONTRA LA PARED

La situación interna y externa del presidente soviético, Mijail Gorbachov, está en vía de deterioro luego de las acciones del Ejército en la República de Lituania. Ayer, su mayor aliado occidental, el canciller alemán Helmut Kohl, cuestionó la ayuda occidental a la Unión Soviética y la condicionó al desarrollo de los hechos en Lituania.

16 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Afirmó que los aliados occidentales, con seguridad, no están dispuestos a apoyar una política que en lugar de estar orientada a ampliar los derechos humanos y la libertad va dirigida a reducir esas libertades.

Sin embargo, aseguró que Gorbachov está intentando seriamente buscar una solución pacífica al conflicto.

El Canciller consideró poco inteligente la actual política de las repúblicas bálticas de tratar de precipitar las reformas. Las repúblicas bálticas deberían llevar a cabo una política reformista a pequeños pasos, en lugar de dar zancadas para conseguir todo al momento , dijo.

Al interior de la Unión Soviético, un sector de dirigentes continúa insistiendo en la responsabilidad del Presidente en la represión militar.

Si, como ya lo dijo públicamente, no sabía lo que iban a hacer las Fuerzas Armadas, estaría desconectado de la realidad y serían realmente los militares los que controlan la situación, a pesar de ser su comandante en jefe.

Y si sabía lo que iba a suceder, estaría modificando su política de tolerancia y diálogo.

Ayer, el portavoz soviético del Ministerio de Asuntos Exteriores, Vitali Churkin, señaló que, en relación con el caso de Lituania, a veces en la vida política no se puede elegir entre lo bueno y lo malo, sino que hay que escoger entre lo malo y lo peor .

Calificó los hechos de acciones espontáneas y no coordinadas. Pero declaró que teme la posibilidad de que el Ejército Rojo ataque al parlamento de Vilna.

En una rueda de prensa Churkin explicó también que no hay ninguna razón para que la actitud internacional hacia la Unión Soviética tenga que experimentar variaciones. Añadió que el Gobierno seguirá fiel a la perestroika.

El canciller soviético, Alexander Bessmertnij, manifestó que lo de Lituania no refleja la política de la dirección soviética y que el Gobierno no prevé la suspensión de la cumbre Bush-Gorbachov, la cual se celebrará del 11 al 13 de febrero en Moscú.

De otro lado, el presidente lituano, Vitautas Landsbergis, instó ayer a miles de manifestantes a que se disolvieran, ante el temor de un asalto al parlamento de la república, que se realizaría lanzando paracaidistas desde helicópteros.

Landsbergis, hablando por el megáfono instalado en la plaza del parlamento, donde vuelven a estar concentradas unas siete mil personas, pidió a las mujeres y niños que abandonaran el lugar.

A los periodistas que se encontraban en el interior del legislativo también se les aconsejó que salieran del edificio, pues en caso de producirse un ataque por tropas del Ejército no sería posible defenderlos.

Según fuentes parlamentarias, a unas sesenta personas asciende la cifra oficial de desaparecidos tras el asalto por tropas del Ejército a la sede de la radiotelevisión lituana.

El canciller lituano encargado de formar un gobierno en el exilio si Moscú toma el control de su república separatista, Algirdas Saudargas, llegó ayer a Londres y advirtió que las tropas soviéticas podrían atacar otras repúblicas bálticas.

Saudargas dijo a los periodistas en el aeropuerto Heathrow de Londres que la situación en Lituania estaba lo suficientemente en calma y estable. Pero existe la amenaza permanente de un ataque al parlamento , agregó.

Si se inicia la guerra en el Golfo, el escenario se agravará aún más. Esto es solo el principio. Ahora está sucediendo en Letonia, después será Estonia, Rusia y de ahí en adelante .

El comienzo de la guerra en el Golfo debe ser retrasado, pues nadie sabe quién controla el poder de Moscú, nadie sabe de qué lado se encuentra la Unión Soviética , dijo.

Además, agregó que Mijail Gorbachov ya no controla la situación , añadió el jefe de la diplomacia lituana, poniendo en entredicho que el voto de la Unión Soviética a favor de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU tenga un valor cualquiera en este momento .

Saudargas busca el apoyo británico en sus conversaciones con el canciller Douglas Hogg. Sus asesores dijeron que continuará con los preparativos para establecer un posible gobierno en el exilio.

Finalmente, Helena Boner, viuda del premio Nobel de la Paz, Andrei Sajarov, envió una carta al Comité Nobel de Oslo para que el nombre de su esposo sea borrado de la lista de los laureados, porque no quiere que figure junto al de Gorbachov.

Boner asegura que el Presidente como jefe de Estado es responsable de la sangre vertida en Lituania .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.