Secciones
Síguenos en:
LA CNR MONTADA EN CHOCONES

LA CNR MONTADA EN CHOCONES

El tema que voy a tratar me obliga a amarrar los perros adelante, como decimos en el Llano, para evitar suspicacias y malos entendidos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
13 de junio 2003 , 12:00 a. m.

El tema que voy a tratar me obliga a amarrar los perros adelante, como decimos en el Llano, para evitar suspicacias y malos entendidos.

Empiezo por decir que no me anima el interés de asumir defensas a ultranza de la gobernación del Meta y que comparto la política del Gobierno Nacional de luchar contra la corrupción y de velar por el uso correcto de las regalías, similar propósito de sus antecesores, pero sin mayores resultados.

No obstante, me parece que hay que dar otra mirada a la actitud de la Comisión Nacional de Regalías (CNR), que señaló ante la opinión pública nacional la compra de carros chocones como un ejemplo de despilfarro de las regalías.

Eso es hilar fino sin ir al grano. Si no fuese así, la CNR habría dicho que esa inversión es parte integral de un parque para la recreación y el turismo y ahí sí plantear juicios de fondo. Que hay otras prioridades, claro que sí.

El Concejo también hubiese podido cuestionar en su momento al alcalde Peñalosa por derrochar dineros, también públicos, en la compra de carros chocones para el remozado parque El Salitre. Que fue otro estilo y gestión de gobierno, sí. Tan bueno que Mockus sigue montado en él.

Pero ese no es el asunto. La CNR en su afán de protagonismo montó un show con ese y otros casos para arrogarse como descubridores del viejo y generalizado mal del despilfarro de las regalías, anticiparse a otras investigaciones y lucirse ante la opinión pública.

No tenemos interés en que se oculte la verdad ni de que no se sancione a los responsables por la malversación de las regalías aquí y en otras regiones, pero ya son usuales esos shows que no llegan a la verdad, de la misma que la CNR está en mora de rendir cuentas hace rato al país.

Bienvenidas las medidas para acabar de una vez por todas con el uso ilegal de las regalías. Pero hay que empezar por considerar que en ello tienen tanta responsabilidad y tanto rabo de paja las entidades centrales como las regionales. Eso no las justifica, pero no puede haber doble moral.

Las investigaciones de los organismos nacionales de control deben apuntar a la verdad completa y hacia todos los responsables con eficacia y sin shows en los medios, que pronto quedan como lo que hace el gato con sus deposiciones, para luego volver a escarbar sobre lo mismo.

* Magister en Desarrollo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.