Secciones
Síguenos en:
LE LLEGÓ LA HORA AL INVIMA

LE LLEGÓ LA HORA AL INVIMA

El Instituto Nacional para la Vigilancia de Alimentos y Medicamentos (Invima) también está en la mira del gobierno para hacerle una profunda reestructuración.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de junio 2003 , 12:00 a. m.

El Instituto Nacional para la Vigilancia de Alimentos y Medicamentos (Invima) también está en la mira del gobierno para hacerle una profunda reestructuración.

Incluso, según algunas fuentes consultadas por EL TIEMPO, se ha pensado en su posible liquidación. En este caso varias de sus funciones serían trasladadas a organismos estatales y otras las asumiría el sector privado.

Un estudio realizado por el Departamento Nacional de Planeación recomienda, en este sentido, que la expedición de registros sanitarios quede en cabeza del Ministerio de Protección Social, y que la salvaguarda de la información confidencial, que entregan los laboratorios, para obtener dichos registros, sea responsabilidad de la Superintendencia de Industria y Comercio.

A la Superintendencia de Salud pasarían las funciones y facultades para sancionar a las empresas y personas que violen las normas que regulan la producción y comercialización de alimentos y medicamentos.

Creado con la Ley 100 de 1993, este organismo vigila y controla la calidad y seguridad de los alimentos, medicamentos, licores y cosméticos, entre otros productos que se fabrican o importan y se venden en el territorio nacional.

Actualmente el Invima cuenta con una nómina que supera los 200 empleados, entre fijos y contratistas.

La decisión sobre el Invima la tomaría el presidente Alvaro Uribe antes del 27 de junio, con base en las facultades extraordinarias para reestructurar el Estado. Las mismas que utilizó para decretar la liquidación de Telecom, el ajuste previsto para la Superintendencia de Notariado y Registro y otras entidades públicas.

Mientras se define el futuro del Invima, ayer se aprobó en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes el proyecto de ley que regula el empleo público, la carrera administrativa y la gerencia pública, presentado por el Gobierno.

La iniciativa, que ahora será debatida en la plenaria de la Cámara, tiene como novedad la flexibilización de la jornada laboral, la cual podrá ser completa o de medio tiempo.

Así mismo, facilita a los servidores públicos de carrera desempeñar cargos de libre nombramiento y remoción o de periodo, lo cual en la práctica es actualmente imposible dados los excesivos trámites requeridos.

Para garantizar los principios de transparencia e igualdad de oportunidades, la ley exige que haya la suficiente publicidad y promoción de las convocatorias en las páginas web del Departamento Administrativo de la Función Pública y de las universidades e instituciones oficiales y privadas.

Además, privilegia el principio del mérito para ingresar y permanecer en un cargo público.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.