Secciones
Síguenos en:
PROTESTA LABORAL TRANSCURRIÓ EN PAZ

PROTESTA LABORAL TRANSCURRIÓ EN PAZ

Pacífica pero masivamente protestaron ayer los trabajadores estatales de todo el país ante los anuncios reformistas del Gobierno Nacional, que comenzaron hace una semana con la liquidación de Telecom.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Pacífica pero masivamente protestaron ayer los trabajadores estatales de todo el país ante los anuncios reformistas del Gobierno Nacional, que comenzaron hace una semana con la liquidación de Telecom.

En Medellín, Cali, Pasto, Pereira, Armenia, Manizales y las ciudades de la Costa Caribe, las jornadas de protesta programadas dentro del tercer paro nacional de los empleados oficiales transcurrieron sin contratiempos.

Los trabajadores marcharon por las principales calles de las ciudades lanzando arengas contra el gobierno de Alvaro Uribe Vélez y reclamaron un mejor tratamiento del Gobierno Nacional.

Los únicos sitios donde se registraron tensiones fueron Barrancabermeja y Barranquilla.

Incidentes.

En la primera ciudad, la marcha realizada por unos 800 afiliados de la Unión Sindical Obrera (USO) transcurrió en medio de la polémica que encendió Ecopetrol al solicitarle a la Fiscalía General que investigue dos presuntos sabotajes en la refinería del puerto petrolero, ocurridos el pasado miércoles, justo el día en que el complejo abrió sus puertas tras una parálisis de dos semanas que la mantuvo en emergencia y en manos del personal directivo.

Las consignas contra el Gobierno empezaron hacia las 4:00 de la tarde, en la puerta principal de la refinería, donde se concentraron empleados de la compañía y miembros de organizaciones de defensa de derechos humanos.

Los representantes del sindicato se reunieron en horas de la mañana, en una asamblea, y rechazaron nuevamente cualquier intento de reestructuración de la estatal petrolera.

Entre tanto, en Barranquilla, hubo un incidente con la Policía. Según Jesús Tovar, vicepresidente seccional de la junta directiva de la CUT, los agentes despojaron de su arma al escolta de un dirigente de la CUT pese a que se les mostraron los respectivos documentos.un atropellodijo el sindicalista.

También denunció que de la empresa Lloreda Grasas fueron despedidos 10 trabajadores por haberse afiliado al sindicato nacional del ramo y que en Coca Cola hay problemas para reconocer la convención laboral.

En esa ciudad, las sedes de entidades como Telecom, Sena, Dian, Asonal, Magisterio, Seguro Social, EDT, Bienestar Familiar permanecieron cerradas a la atención al público y los trabajadores realizaron mítines internos.

En Bogotá, las manifestaciones partieron de cuatro puntos de la ciudad. El lugar de concentración fue el centro de la capital. Allí, el presidente del sindicato de Telecom, Jorge Lerna, dijo: sindicalistas son los representantes de Cristo en la tierray agregó que este gobiernoun capital transnacionalsi nuestro presidente Uribe apoyó a Irak, qué podemos esperar?se preguntó.

El único incidente se registró en horas de la mañana frente a la sede principal de Telecom. Allí, trabajadores y policía antimotines se enfrentaron. Hubo insultos, arengas, se lanzaron sillas y gases lacrimógenos.

En total, se estima que unos 5.000 trabajadores marcharon a lo largo de la céntrica carrera Séptima hasta la Plaza de Bolívar.

De la caravana hacían parte empleados de las empresas de Acueducto y Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), quienes rechazaron la supuesta privatización de las entidades.podemos dejar que privaticen nuestras empresasdijo Manuel Rodríguez, presidente del sindicato de la EAAB.

Frente a la ETB, hubo canciones de protesta y arengas:están robando nuestra riqueza, no a la privatizaciónen pie de lucha contra el terrorismo de Uribe.

Unos cuatro mil uniformados vigilaron el desarrollo de las manifestaciones en la capital.

En un recorrido hecho por EL TIEMPO a los hospitales públicos, solo hubo normalidad y prestación de los servicios de urgencias y consulta externa.

Según el Ministerio de Protección Social, solo el 25 por ciento de la atención médica de todo el país se vio afectado por la jornada.

Paradójicamente, al tiempo que se llevaba a cabo la manifestación, el ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, anunciaba la liquidación de Ferrovías y Caminos Vecinales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.