Secciones
Síguenos en:
CANDIDATO EN EL TRAMPOLÍN

CANDIDATO EN EL TRAMPOLÍN

Qué hacer, Dios mío, qué hacer! , escribí recientemente al dudar sobre mi posible lanzamiento como Candidato del Sur a la Alcaldía de Bogotá. Pues, queridos lectores ( o electores?), sigo en el trampolín. En pantaloneta, como deberían estar todos los candidatos. O inclusive sin ella, para que la gente los vea de cuerpo entero. Un candidato debe ser conocido al desnudo. Que, como su propia ciudad, deje ver su chorro de Quevedo, sus huecos, El Cartucho y la Zona Rosa. Desde luego, la parte cultural, su historia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Qué hacer, Dios mío, qué hacer! , escribí recientemente al dudar sobre mi posible lanzamiento como Candidato del Sur a la Alcaldía de Bogotá. Pues, queridos lectores ( o electores?), sigo en el trampolín. En pantaloneta, como deberían estar todos los candidatos. O inclusive sin ella, para que la gente los vea de cuerpo entero. Un candidato debe ser conocido al desnudo. Que, como su propia ciudad, deje ver su chorro de Quevedo, sus huecos, El Cartucho y la Zona Rosa. Desde luego, la parte cultural, su historia.

Este humilde conoce la ciudad, palmo a palmo. Desde Altamira hasta Canaima; o desde La Gloria hasta el infierno. La he recorrido a pie, en humilde busetica y en el carro de don Hernando: un ratico a pata y otro caminando. He echado quimba, pero como dice una canción, cada día que culmina es un fracaso, amor . Hay casas bellas, zonas peatonales, centros comerciales de lujo, enormes edificaciones. Pero también hay miseria. Bogotá tiene mucho que hacerle. Algunos alcaldes le han limpiado la cara, han pavimentado las avenidas por donde llegan los turistas, por donde entran y salen los dirigentes, por donde van y vienen los de burbuja, pero en estratos bajos, en cada cuadra, hay una chambonada del día. Hay calles en las que se desajusta un tractor. A cinco cuadras del Palacio Liévano, desde donde despacha el Alcalde, la carrera décima hacia el sur es un triste ejemplo. Los buses parecen pequeñas embarcaciones en mar picado.

En Bogotá hay desempleo, hay hambre, hay gente que vive de limosna y de milagro. Cada tres cuadras sube a los buses un vendedor de cualquier cosa, que se quedó sin empleo, que los niños están sin comer y que la mamita, aparte de perder el puesto, perdió una pierna. Más adelante se trepa un artista que parece cantarle a Londoño Hoyos: Porque estás que te vas y te vas y te vas y no te has idoooooo . Luego sube otro que canta lo que Londoño le responde al Congreso: No me amenaces, no me amenaaaaces .

El Candidato del Sur fue sorprendido en plena carrera 13 con ofertas de mujeres, mujeres tan divinas que no queda otro camino que adorarlas . Alguien, como un espía, le entrega a uno tarjeticas que parecen de entrada a cine. Cine rojo, claro está (u oscuro está), donde el transeúnte será el actor principal. Colegialas en recreo, chicas lindísimas de 18 a 23 años, uniformadas, alegres, descomplicadas, realizan fantasías. Todo por 20 mil . Y es que todo es un numerito. Otras ofrecen 2 por 30 mil, dicen que en un dos por tres lo vuelven a uno un ocho. Otra, que habrá lindas chicas universitarias, cultas . Inclusive, bilingues. Por qué será? O la plata no vale nada o la necesidad es tan terrible que la dignidad está en promoción: Escoge la niña más bonita, servicio económico, seguro, complaciente: dos por 20 mil! . Qué tristeza.

Pero esta es mi Bogotá, la del mecánico, el albañil, el ejecutivo, el profesional. La ciudad desigual. La del rebusque, del que sufre para pagar servicios, mientras ve cómo proponen más impuestos y valorización general. La que necesita sentido social. La que clama por el rescate de los barrios pobres y del centro de la ciudad, por oportunidades de trabajo, por seguridad. Por eso, cada vez crece más el movimiento Polvo Democrático y me hacen dudar. Me lanzo? Cuántos más hay en el partidor?.

luioch@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.