Secciones
Síguenos en:
CARAVANA HUMANITARIA SE TOMA EL ATRATO

CARAVANA HUMANITARIA SE TOMA EL ATRATO

El río grande , como identifican los embera al Atrato, lleva siete años taponado. Pero no porque se le haya atravesado un árbol, sino porque lo bloquearon los hombres de la guerra .

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de noviembre 2003 , 12:00 a. m.

Cansados del hambre sufrida por el control de los grupos armados al ingreso de alimentos, y de las muertes por el paludismo, que ocurren porque guerrilleros y paramilitares impiden la llegada de misiones médicas al bajo y medio Atrato, afrocolombianos, indígenas y mestizos decidieron desafiar el miedo.

Se tomarán el río entre hoy y el jueves próximo para hacerse ver del Gobierno, al que le piden que haga lo necesario para restablecer el transporte entre Quibdó y Cartagena, a donde iban los productos de los caseríos ribereños.

Desde 1996, no van a esas ciudades y a Turbo las embarcaciones que salían repletas de arroz, plátano maíz y caña .

Fue en ese año que llegaron a Riosucio los paramilitares para pelearles a las Farc el reinado en la población chocoana. El enfrentamiento se extendió luego a todos los caseríos.

La caravana humanitaria con la que pretenden recuperar la cuenca hidrográfica, y a la que han llamado Atratiando, por un buen trato en el río Atrato , partirá al amanecer de hoy desde el puerto de Quibdó rumbo a Turbo, en 20 embarcaciones. Las diócesis de Quibdó y Apartadó, y organismos internacionales acompañarán el recorrido de 500 kilómetros.

La pelea de guerrilleros y paramilitares en la zona guarda entre sus más dolorosos registros la muerte de 119 personas en Bojayá, alcanzados por un cilindro cuando intentaban guardarse de las balas en la iglesia.

Este caserío, que sigue sin reponerse, será una de las estaciones de la caravana humanitaria.

No es un viaje para reivindicar el dolor. Es para exorcizarlo , dicen los líderes de las comunidades.

Durante el recorrido, recordarán a las 800 personas que según la Iglesia fueron asesinadas entre 1996 y el 2002, y a los 25 mil desplazados.

La primera parada será a dos horas de Quibdó, en Tanguí, donde recientemente fue asesinado uno de los líderes. Tagachí, Buchadó y Murindó (Antioquia) serán las siguientes estaciones.

En Riosucio, corazón del bajo Atrato, y donde comenzó la guerra, rendirán un homenaje a la memoria de los 15 jóvenes indígenas y negros que se suicidaron en los últimos meses a causa de la presión del conflicto armado.

En Turbo, donde la caravana se clausurará el viernes, esperan un compromiso del Gobierno para recuperar por fin la vía de transporte que le da vía al Chocó y que hoy les pertenece a los grupos armados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.