EL EJERCITOQUE ACOMPAÑÓ A FAJARDO

EL EJERCITOQUE ACOMPAÑÓ A FAJARDO

Qué papel voy a desempeñar en la alcaldía de Fajardo? Ninguno, porque él dijo que iba a gobernar con los mejores. La voz de Sergio Valencia es grave pero conserva la misma gracia de su personaje Maruja , que junto conTolai conforma uno de los dúos humorísticos más populares del país.

02 de noviembre 2003 , 12:00 a. m.

Con eso da a entender que le falta poco para abandonar las toldas fajardistas, afeitarse la barba rebelde y entrecana que se acaricia con frecuencia al hablar, y retornar al oficio que dejó en mayo por la política.

Valencia trabajó en el equipo de comunicaciones y fue uno de los muchos voluntarios cerca de 200 en algunas etapas que regalaron días y noches para llevar a Sergio Fajardo a la Alcaldía de Medellín, bien trabajando en los grupos temáticos que elaboraron el programa de gobierno o en actividades operativas.

En la lista figuran personajes como el director del Centro Tecnológico de Antioquia, Rafael Aubad; del Observatorio Social, Jorge Giraldo; Rubén Fernández y Clara Restrepo, de la Corporación Región; el ex asesor de paz de Antioquia Rubén Darío Jaramillo y todo tipo de profesionales, profesores, estudiantes universitarios y líderes comunitarios.

Aparecieron de a pocos poniendo incluso sus útiles de oficina, celular y hasta carro, debido a que la corporación Pacto Ciudadano, que lanzó a Fajardo, solo contaba con dos escritorios y dos computadores. Hasta la grabadora, el VHS y las mesas eran ajenos.

El voluntariado tiene muchas cosas buenas, pero hay gente que dice que no más le puede dedicar el sábado por la tarde, y eso se vuelve un problema de coordinación , anota Valencia, que llevó sobre sus hombros esa responsabilidad en el periodo inicial.

Gratis trabajó también Germán Medina, consultor y estratega publicitario de más de 130 campañas entre las que se cuentan las de los ex presidentes César Gaviria y Ernesto Samper, el ex alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, y más recientemente la del próximo alcalde de Cali, Apolinar Salcedo.

Yo no sé por qué le cogió simpatía a Fajardo y a la campaña , anota Salazar, y paso seguido aclara que de ninguna manera, ni siquiera los más cercanos colaboradores, tienen puesto fijo en la nueva administración.

Hubo vinculaciones peculiares como las de las firmas Arquitectura y Concreto e Ingeomega, que trasladaron a dos profesional de nómina con todo y aparejos.

La única sede costeada por la campaña fue la principal ubicada en el centro , porque dos personas subvencionaron las de El Poblado y La América.

De acuerdo con la gerente administrativa de la campaña, María Victoria Gómez, si tal avalancha de mano de obra calificada y no calificada fuera paga, la nómina de Fajardo no hubiera costado 11 millones mensuales sino entre 150 y 180 millones, porque solo el 10 por ciento del personal de planta, que llegó a ser hasta de 60 personas, cobró honorarios.

Por ejemplo el coordinador del Plan Calle, Mauricio Barzola, recibía 200 mil pesos de estipendio mientras que los colaboradores que reclutó en los barrios, que llegaron a ser hasta 500, le duplicaban en ingresos.

Aun sin completar balances, Gómez calcula que la campaña no superará los 600 millones, 200 millones por debajo del tope fijado por el Gobierno.

Empresarios y más La aspiración de Fajardo empezó a coger callo financiero por los buenos oficios del ex presidente de Conconcreto y Proantioquia J. Mario Aristizábal; de Cementos Argos, Jorge Alberto Vélez, y la red de amigos empresarios que ellos fundaron a partir de unas 250 cartas.

Entre los allegados se cuentan el arquitecto Tulio Gómez; el ex presidente de la Andi Carlos Arturo Angel y Juan Diego Fajardo, gerente de Mercurius Venture, el fondo de capital de riesgo del cual es socio Augusto López Valencia, unos de los ex hombres fuertes del grupo Santodomingo.

El domingo pasado, en la celebración del triunfo arrollador sobre los otros siete aspirantes al primer cargo de la ciudad, se vieron otros hombres de empresa como el gerente de Integral, Federico Posada Moreno; de Susalud, Mauricio Toro, y Oswaldo León Gómez, de la cooperativa Financiera Confiar.

Si bien con bajo perfil, el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) se hizo presente con Fajardo, algo entendible por la cercanía del padre del candidato el constructor Raúl Fajardo Moreno- con los cacaos del sindicato.

De acuerdo con Gómez, la gerente administrativa de la campaña, los mayores aportantes en efectivo vinieron de Bancolombia (del GEA), con 25 millones de pesos, y la firma Bima, con 20 millones.

De ahí para abajo fueron ciudadanos comunes y corrientes que venían y decían:Yo vi en el correo que el candidato necesita apoyo económico. Traje 200 mil pesosi ;quiero dar 500 mil pesosi , relata la funcionaria.

Valencia recuerda que cuando se acababan las pancartas que colgaban en el Plan Balcones no faltó el que pidiera una muestra para mandarla a hacer por su cuenta.

Nosotros nos podemos colgar varios galardones, por ejemplo a ningún taxista le pagamos por llevar avisos ni nadie nos cobró por un balcón , dice Valencia.

En la recta final de la campaña un desconocido apareció con un aporte insólito que no pudo materializar. Se trataba, según explicó, de que a todos los huevos que se consumieran en la ciudad se les escribiera el 19 (número de Fajardo en el tarjetón). El ponía la máquina estampadora y solo tocaba conseguir dos operarias y que las avícolas prestaran los huevos.

Sin fajardo lo haremos Las peculiaridades de la campaña partieron de tener en vez de un político un intelectual por candidato, un filósofo en la coordinación de zonas, un humorista en la relación con medios de comunicación y una bacterióloga especialista en epidemiología como administradora.

Rafael Aubad, quien estuvo en el comité de Educación, cuenta que en un principio, cuando la sede era una casa pequeña en el sector de Boston y se cruzaban los 18 comités temáticos en los cuales había unas 200 personas, la congestión era tal que le tenían que madrugar hasta a la cocina porque a los últimos les tocaba trabajar en el corredor.

Resalta que en el fondo eso era bastante rico por el contacto, y convirtió el calor humano en otra de las fortalezas de la campaña .

El escritor e investigador social Alonso Salazar recuerda que antes de las jornadas extenuantes de trabajo se acostumbraron a entonar un himnomamagallistai compuesto porMarujai para acabar de extinguir el tono de solemnidad propio de que reina en los ambientes políticos: Todos juntos con el fajardismo, porque eso y nada es lo mismo; henchidos de un falso optimismo, caminamos hacia el abismo .

Las discusiones siempre partían de investigaciones exhaustivas sobre cada asunto y al final las condensaban en un documento con propuestas para el candidato.

Paradójicamente quien menos aparecía era el propio Fajardo, que destinaba tardes y mañanas enteras a visitar barrios o estacionarse en los semáforos a conversar con los transeúntes.

De ahí que los jóvenes de la campaña parodiaran el lema de Con Fajardo lo vamos a hacer por un estribillo que sacaban a relucir en sus encuentros: Sin Fajardo lo vamos a hacer.

Luego, la casona colonial que alquilaron en el centro La Playa con El Palo también se quedó corta para el hormiguero humano que contrataron para tomarse los semáforos y los barrios.

Mauricio Barzola, el coordinador del Plan Calle, citaba en la media torta del teatro Pablo Tobón Uribe o en el Parque del Periodista a los jóvenes reclutados en los barrios por un salario mínimo más extras, y megáfono en mano les daba las instrucciones antes de partir a los puestos de trabajo.

Durante la semana que terminó, todo eseejércitoi que ayudó a Sergio Fajardo a llegar a la alcaldía empezó a dispersarse y las dos oficinas satélite se desmontaron, mientras que la sede principal seguirá abierta hasta diciembre para el equipo de empalme del nuevo mandatario.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.