GORBACHOV: NO DI LA ORDEN DE DISPARAR

GORBACHOV: NO DI LA ORDEN DE DISPARAR

El presidente soviético, Mijail Gorbachov, dijo ayer que no tuvo nada que ver con los trágicos hechos ocurridos en la madrugada del domingo en Vilna, capital de Lituania, en los que murieron 13 personas y más de 150 quedaron heridas. Gorbachov aseguró que la orden de disparar fue dada por el comandante militar de la región báltica.

15 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Ayer se conocieron más reacciones internacionales contra la agresión militar soviética en las repúblicas de Estonia, Letonia y Lituania.

Mientras Alemania dice que seguirá apoyando la perestroika, los países nórdicos y Japón hablaron de retirarle el apoyo a Gorbachov.

El presidente soviético, Mijail Gorbachov, aseguró ayer que se enteró del sangriento asalto al transmisor televisivo central de Lituania sólo después de haber ocurrido, y que la decisión de usar la fuerza fue tomada por el comandante militar local.

Gorbachov dijo que un grupo de obreros e intelectuales había pedido al comandante militar de Vilna que los protegiera. Pareció referirse a los opositores de la independencia lituana que han formado un Comité de Salvación Nacional. La forma de defenderlos fue decidida por el comandante , dijo el Presidente soviético.

El ministro de Defensa, Dmitri Yazov, y el ministro del Interior, Boris Pugo, ratificaron al Sóviet Supremo que la orden no surgió del Kremlin.

Ayer la Casa Blanca dijo que la cumbre prevista para febrero en Moscú está en el aire y que estudia imponer sanciones económicas a los soviéticos por la represión militar en los países bálticos.

Es obvio que el viaje a Moscú está en el aire. Creo que hay un escepticismo general en cuanto a si iríamos , dijo el vocero de la Casa Blanca, Marlim Fitzwater.

Ayer, el presidente lituano, Vytautas Landsbergis; el dirigente ruso, Boris Yeltsin; el presidente de Letonia, Anatolijs Gorbunovs, y de Estonia, Arnold Ruutel, hicieron una exhortación conjunta para una condena mundial del uso de la fuerza en Lituania.

En una solicitud ante las Naciones Unidas, Yeltsin y los dirigentes bálticos pidieron de inmediato la convocatoria de una conferencia internacional sobre el Báltico.

Los dirigentes expresaron previamente su temor de que el Kremlin podría fijar la fecha de su ataque para el 15 de enero, cuando la atención mundial estaría concentrada en el vencimiento del plazo para que Irak retire sus tropas de Kuwait.

Los vicepresidentes de Letonia, Dainis Ivans, y de Lituania, Bronius Kuzmickas, así como el ministro estonio de Relaciones Exteriores, Lennart Meri, anunciaron en Estocolmo que si la situación no se normaliza en dos semanas, formarán un gobierno en el exilio.

De otro lado, el Comité de Salvación Nacional, respaldado por Moscú, declaró ayer el estado de sitio en la capital lituana. El Comité hizo uso de las instalaciones de radio y televisión capturadas en el amanecer del domingo por el Ejército Rojo en un cruento ataque, y anunció que un comando militar estaba en control de la ciudad.

Se prohibió el uso de fotocopiadoras, máquinas de facsímil y ampliadoras, así como la agrupación de personas con fines políticos y de protesta. Indicó que el Ejército estableció garitas de control en todas las vías de entrada y salida de la ciudad y que realizará registros y control de documentos.

Miles de lituanos desafiaron, inicialmente, el toque de queda. Permanecieron hasta pasada la medianoche en la Plaza Libertad. Alrededor de la 1 de la madrugada, después de que los dirigentes lituanos llegaron a una tregua con el comando del Ejército soviético, Landsbergis apareció por la ventana del parlamento y le pidió a la multitud que se retirara a sus casas.

Al principio, algunos silbaron y gritaron que querían quedarse. Gradualmente, casi todos se retiraron.

Landsbergis dijo que los oficiales soviéticos se comprometieron durante la negociaciones a no tratar de atacar el edificio si la multitud se dispersaba y cumplía con el toque de queda. Sería bueno si esto pusiera fin a todo el sufrimiento, dijo Landsbergis.

El vicepresidente del parlamento, Aleksandras Abisala, leyó un comunicado por la radio lituana, en el cual se señalaba que el Ejército se había comprometido a no disparar ni efectuar desplazamiento de sus tropas.

Repito una vez más que no se trata de una victoria ni de una derrota , dijo Abisala. Se trata de una tregua y deberemos cumplir con sus condiciones , agregó.

Las otras repúblicas del Báltico, Letonia y Estonia, se preparaban para ataques similares. Los ciudadanos levantaron barricadas en las calles de Riga, la capital Letonia, y se congregaron para proteger los edificios de los servicios de teléfono y de radio. ECOS DEL KREMLIN SUSPENSION JAPONESA. Japón, que denunció la intervención militar en Lituania, podría suspender su ayuda humanitaria a la URSS si la orden de intervenir hubiera sido dada por Gorbachov, declaró el vocero del Gobierno nipón. COMITE CHECO. Las autoridades checoslovacas condenaron el uso de la fuerza y anunciaron la creación de un comité de crisis en el Ministerio de Relaciones Exteriores, encargado de seguir la situación en los países bálticos y en el Golfo Pérsico. SIGUE EL APOYO ALEMAN. El Gobierno alemán está decidido a continuar su apoyo a la política de reformas en la URSS, porque cree que Gorbachov desea encontrar soluciones pacíficas a la crisis en los estados bálticos, dijo el vocero adjunto del Gobierno, Dieter Vogel. LA PERESTROIKA SE ACABO . El embajador de Lituania ante la Santa Sede, Stasys Lozoraitis, dijo que la represión del Ejército Rojo supone el fin de la perestroika. PELIGRO STALINISTA. La represión en Lituania hace temer que la Unión Soviética vuelva a la época stalinista , estimó el secretario de la cancillería británica, Douglas Hurd.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.