Secciones
Síguenos en:
LOS SARDINOS DE LA VENGANZA

LOS SARDINOS DE LA VENGANZA

Sin el pan y sin el queso Tras cuatro años en los que el trabajo escaseó, Naren Daryanani regresó con su personaje de Alfredo en La venganza. Alfredo me permitió mostrar la transformación interna que había tenido. Busqué trabajo y no había nada. En 1999 mi vida estaba aparentemente organizada: una telenovela en México y mientras esta empezaba, jugué fútbol en el Deportes Quindío , cuenta.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Sin el pan y sin el queso.

Tras cuatro años en los que el trabajo escaseó, Naren Daryanani regresó con su personaje de Alfredo en La venganza. Alfredo me permitió mostrar la transformación interna que había tenido. Busqué trabajo y no había nada. En 1999 mi vida estaba aparentemente organizada: una telenovela en México y mientras esta empezaba, jugué fútbol en el Deportes Quindío , cuenta.

Luego, el equipo se fue a segunda división y la telenovela no se hizo. Me quedé sin el pan y sin el queso , afirma. Los proyectos que había pendientes ya tenían los actores escogidos. No hubo trabajo, salvo una obra teatral, Destape total.

Después, seis meses de problemas económicos, cero trabajo, sin plata. Y es ahí cuando uno piensa que el ego y las niñerías no tienen ningún sentido, que la vida es otra cosa , continúa.

Por eso, le metió el alma a Alfredo, un personaje que ahora perderá sus facultades, se arrepentirá de todo lo malo, volverá a las andadas y retomará el buen camino .

Naren aprendió la lección. Está haciendo un taller de teatro con Jorge Cao. Inventándome, tratando de crecer un poco más .

Fue un trabajo más.

Pedro Rendón dice que su personaje de Paquito en La venganza fue un trabajo más. No hay prepotencia. En mi carrera me pongo retos cada año. No me gustan las zancadas sino dar pasos firmes , sigue.

A la producción de Telemundo-RTI, que emite Caracol, fue difícil acostumbrarse. Había prioridades en cuanto a los protagonistas y a los actores de primera línea. La gente de reparto, a la que yo pertenecía, era otra cosa. Eso no es malo, sino una forma de trabajo distinta. El asunto era sencillo: había que hacer una telenovela que pareciera una radionovela, con el fin de que las señoras la pudieran seguir desde el lugar de la casa donde estuvieran. Eso fue muy difícil de asumir , agrega.

Y también, que el bueno tuviera que ser bueno en exceso y lo mismo sucediera con el malo. Las telenovelas netamente colombianas son más orgánicas, mueven más sentimientos. Y no creo que vaya a servirme para una proyección internacional. Yo seguiré esperando el día en que pueda decir que soy un actor de verdad. Mientras tanto, aprendo con nuevos proyectos que ya van llegando .

Abriendo puertas.

Ana María Abello, Adoración en La venganza, dice estar contenta con el rating en Colombia y con los resultados internacionales. Creo que la actuación mexicanizada es buena para abrir puertas y ventanas en otros lados, y también para arriesgar. Creo que atreverse a jugar en el cuento del melodrama le da a uno más herramientas , sigue. Ana María, que ha actuado en Padres e hijos, La baby sister, María madrugada y El precio del silencio, está dedicada ahora, que ya finalizaron las grabaciones de La venganza, a estudiar. La televisión es muy rápida, uno no pude reflexionar. Ahora puedo estar pendiente de mejorar mi trabajo a través de estudios . Y espera ofertas del exterior.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.