Secciones
Síguenos en:
FALTA ORGULLO Y SOBRA SOBERBIA

FALTA ORGULLO Y SOBRA SOBERBIA

Colombia arrastra tantos males y cadenas que no sabemos ya cuáles son y menos aún cuál es la causa fundamental de nuestras desdichas. Todos pontificamos al respecto. Hoy lo voy a hacer yo. Y hablando de vanidad, que de eso voy a pontificar, me atribuyo el honor de ser el primero que citó el corrido mexicano aplicándolo a nuestra situación. Después vinieron otros. El día que la mataron, Rosita estaba de suerte, de tres tiros que le dieron tan solo uno era de muerte .

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Colombia arrastra tantos males y cadenas que no sabemos ya cuáles son y menos aún cuál es la causa fundamental de nuestras desdichas. Todos pontificamos al respecto. Hoy lo voy a hacer yo. Y hablando de vanidad, que de eso voy a pontificar, me atribuyo el honor de ser el primero que citó el corrido mexicano aplicándolo a nuestra situación. Después vinieron otros. El día que la mataron, Rosita estaba de suerte, de tres tiros que le dieron tan solo uno era de muerte .

Sí, para nosotros todos los tiros son mortales: desempleo, violencia, corrupción y mil veces la corrupción, ineficiencia de nuestro sistema parlamentario, falta de educación, galopante destrucción de los recursos naturales... y faltan datos de otros encuestadores. Hoy quiero definir ex cathedra que la causa de nuestras desdichas es que a los colombianos nos sobra vanidad, nos mata la soberbia y nos faltan dosis descomunales de orgullo.

Vanidad es lo que hay y todo vanidad. Vivimos y alardeamos de cosas vanas, fútiles, pendejas, sin valor. Ahora que se puso de moda (la moda es la primera vanidad de vanidades) el body building, y si no lo digo en inglés no estoy a la moda, la vanidad es el cuerpo, su cultivo, su cuidado, los gimnasios, las cremas, los anabólicos. Cuándo se pondrá de moda el espíritu, su cultivo? Cosas vanas de las que nos envanecemos los colombianos son el carro fino, la ropa fina, el lujoso apartamento, tantas vanidades que en una sociedad de pocos valores y millón de banalidades valen mucho.

Nos sobra soberbia. El puesto que ocupamos, el dinero que poseemos, el club al que pertenecemos, el colegio o universidad en que estudiamos, la ropa que vestimos y mil y una banalidades vanas más nos hacen mirar al vecino por encima del hombro y creernos superiores. Y esto se llama soberbia. (Y de paso, imbecilidad.).

Releo hasta aquí mi artículo y veo que me está quedando muy bueno. Vanidad se llama esta figura literaria, Andrés! Y nos falta en cantidades estratosféricas y alarmantes orgullo, que es la conciencia exacta de nuestro propio valer. Es el orgullo el que nos coloca en nuestro sitio exacto, es el orgullo lo que nos permite alzarnos sobre lo que somos (el hombre, un centímetro por encima del mono cuando no un milímetro por debajo del cerdo), reconocer nuestras cualidades y nuestras falencias para, sobre ellas y con ellas, construirnos como hombres grandes, valiosos, necesarios para la comunidad, no simples fichas de censo, de Dian o de Dane.

Es el orgullo propio, la conciencia de nuestro valer, el que, unido al esfuerzo y al sudor, nos permite levantarnos, no sobre los demás, sino sobre nosotros mismos para realizarnos plenamente como seres humanos con todas sus dimensiones: frente a Dios, frente al cosmos, frente a la sociedad y frente a nosotros mismos.

Tan poco orgullo personal, social, comunitario y nacional poseemos que nuestro máximo insulto es decirnos indios, cuando en la sangre y el ancestro lo llevamos, lo que prueba que nos da verguenza ser lo que somos. Orgullo que nos haga sobresalir en el planeta, no por ser los más violentos, no por ser tan ladrones y maleantes en otros países, no por ser tan charlatanes, sino por ser efectivos, trabajadores, positivos en la sociedad y orgullosos de ser colombianos. Nos falta mucho orgullo.

ahurtadogarcia@yahoo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.