LUCIO ALEJA DESCONFIANZA

LUCIO ALEJA DESCONFIANZA

La apretada agenda de 47 reuniones que a lo largo de esta semana cumple en los Estados Unidos el Jefe de Estado ecuatoriano, Lucio Gutiérrez, tiene hoy martes uno de sus platos fuertes: el encuentro con el presidente estadounidense, George W. Bush.

11 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

La apretada agenda de 47 reuniones que a lo largo de esta semana cumple en los Estados Unidos el Jefe de Estado ecuatoriano, Lucio Gutiérrez, tiene hoy martes uno de sus platos fuertes: el encuentro con el presidente estadounidense, George W. Bush.

En la cita el mandatario andino busca inaugurar una nueva etapa en las relaciones con Washington, por cierto en medio de buenos augurios, luego de los elogiosos comentarios por parte de los analistas y expertos financieros internacionales a su plan económico.

El encuentro con Bush tiene además otros importantes antecedentes políticos y económicos: las reuniones de las últimas horas con los máximos jerarcas de la administración norteamericana, entre ellos, el Secretario de Estado, Collin Powell, el secretario del Tesoro, John Snowe, y la Asesora de Seguridad, Condolezza Rice, además de los diálogos y acuerdos con los titulares del Fondo Monetario Internacional, FMI, Horst Kohler, y del Banco Mundial, BM, James Wolfensohn.

"Gutiérrez representa una nueva etapa para Ecuador, y en algunas cosas se asemeja a Lula en Brasil. Llegó al poder con una coalición de centro-izquierda y lo primero que hizo fue armar un equipo económico que adoptó medidas propias de un gobierno de centro-derecha. Eso quizás es criticable en su país, pero el mercado enseguida ha tomado nota y siente confianza en el Presidente", opinó el analista de mercados de Merrill Lynch, Pablo Goldberg, que es uno de los mayores bancos de inversión que opera en Nueva York.

El tono positivo de los comentarios hacia Gutiérrez también se percibe en el tradicional banco de Wall Street, JP Morgan, uno de cuyos estrategas, Luis Oganes, asegura que "sorprende la rapidez con la que se ha movido Gutiérrez, pues tomó medidas económicas sacrificando parte de su capital político, y gracias a su alianza con los indígenas, ha frenado la crítica social. La visita a Estados Unidos le permitirá sellar una mejora sustancial en las relaciones entre Quito y Washington".

Con todo, en medio del optimismo, no faltan las reservas sobre la variable política en el plan económico de Gutiérrez. El First Boston Bank cree que el desafío del Ecuador es, lastimosamente, el de siempre: si los políticos, y no solo los indígenas sino los partidos tradicionales, no hacen una pausa para sacar al país adelante, el plan económico puede verse frustrado en pocos meses y, de eso, el mercado tomará nota de inmediato.

Pero los hechos parecen darle la razón a Gutiérrez. Ha aprovechado su presencia en Washington para rubricar de manera definitiva un acuerdo stand by con el FMI, por 200 millones de dólares, que de paso le abre las puertas para acceder a otros 300 millones provenientes de organismo multilaterales como el Banco Mundial, BM, el Banco Interamericano de Desarrollo. BID, y la Corporación Andina de Fomento, CAF.

En este contexto, el Jefe de Estado ecuatoriano llega con buenos argumentos ante el mandatario de la nación más poderosa del planeta y para introducir temas claves en la agenda bilateral ecuatoriano-estadounidense.

Aunque no de conocen con precisión los puntos a ser abordados en la cita Bush-Gutiérrez, ha trascendido que el mandatario andino pedirá mayores facilidades para el ingreso de productos ecuatorianos al mercado estadounidense, entre ellos el atún enlatado, a la vez que pedirá que se consideren indemnizaciones al Ecuador para mitigar los efectos de la aplicación del Plan Colombia.

Otros temas que se da por descontado serán también tratados son: el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas, Alca, el convenio sobre uso de la base de Manta, la lucha contra el narcotráfico y la corrupción, y un eventual apoyo político estadounidense al proceso de renegociación de la deuda externa ecuatoriana.

Luego de su encuentro con Bush, el presidente Gutiérrez completará su plan de actividades en Washington y Nueva York, hasta el próximo viernes 14 de febrero, cuando retornará a Quito. Este contempla entrevistas con los más importantes medios de comunicación estadounidenses, entre ellos, la cadena televisiva CNN y los diarios el Washington Post y New York Times. Además, reuniones de trabajo con miembros del Senado y la Cámara estadounidenses y con ejecutivos de varias multinacionales petroleras, entre ellas, Occidental, Exxon-Mobil, y Chevron-Texaco.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.